FÚTBOL Y JUSTICIA

Jueces que actúan en AUF enfrentan "problema ético"

Comisión Internacional se expidió ante consulta de la Corte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tres exjueces y tres jueces integran tribunales de la AUF. Foto: G. Pérez

La participación de jueces o magistrados activos en órganos jurisdiccionales de asociaciones deportivas privadas del fútbol, como los tribunales arbitrales de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) "constituye una incompatibilidad ética", según un informe elaborado por la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial (CIEJ) reunida la semana pasada en Montevideo, ante una consulta de la Suprema Corte de Justicia.

Esta comisión asesora constituida por nueve miembros designados por la Asamblea Plenaria de la Cumbre Judicial Iberoamericana, respondió a una consulta que fue elevada por la Suprema Corte de Justicia de Uruguay el 10 de mayo.

En 2004, ante un planteo del Instituto de Estudios Legales y Sociales de Uruguay (Ielsur) y de la Asociación de la Prensa del Uruguay, la Suprema Corte de Justicia de Uruguay por resolución número 573 resolvió que era "inconveniente" la participación de magistrados activos en los tribunales de la AUF.

Tres magistrados y tres exmagistrados ocupan cargos en los tribunales arbitrales de la AUF. Ellos son: Milka Nuñez y Rolando Vomero, —ya retirados— quienes integran una de las tres salas del Tribunal de Alzada del Tribunal Arbitral de Fútbol Profesional, junto a Luis Charles —ministro de un tribunal de apelaciones penal. En tanto, el juez penal Ricardo Míguez es suplente de ese tribunal. A su vez, el juez Edgardo Ettlin, ministro de un tribunal de apelaciones civil, preside la Comisión Disciplinaria de la Liga Profesional de Segunda División. También el exjuez Ruben Eguiluz integra el Tribunal de Apelaciones de otro Tribunal Arbitral.

Ser y parecerlo.

La CIEJ sostuvo que "admitir que los jueces funjan como tales en organismos deportivos adscritos a la FIFA, genera un problema de legitimidad en el administrador de justicia, habida cuenta que se expone a que grupos importantes o aun el conjunto de la sociedad no lo vean como un funcionario íntegro (…) sino como un juez que avala que tales máximas sean suplantadas en bien de propósitos deportivos definidos por asociaciones privadas".

La Comisión señaló que "resulta inconveniente que los jueces y magistrados tomen parte en la decisión de conflictos de naturaleza jurídica en los que, mediante la aplicación de disposiciones estatutarias privadas, se evaden los poderes estatales".

El informe agregó que "aun cuando queden, por jerarquía e imperatividad la norma legal y la norma estatutaria de la asociación privada, bien diferenciados los ámbitos de jurisdicción que les corresponde a las esfera pública y privada, sucede con frecuencia que por la consagración de cláusulas, exigidas desde la FIFA, la jurisdicción estatal termina siendo suplantada en su integridad por la jurisdicción arbitral".

La Comisión de Ética recordó que "el juez debe evitar tomar parte en cualquier actividad que genere suspicacias o sospecha en su rol como administrador de justicia. No sólo debe ser un juez intachable desde todo punto de vista, también debe hacer lo posible por "parecer serlo".

"La participación en órganos jurisdiccionales de asociaciones deportivas privadas adscritas a la FIFA, por el trasfondo económico de la actividad futbolística y, especialmente, por las controversias que ha suscitado a nivel mundial, regional y local, implica un efecto negativo frente a este deber", aseguró y agregó que la función judicial impone la exclusión del ejercicio de ciertas actividades para preservar el decoro, prestigio e imagen.

El uso de las redes sociales.

El uso de las redes sociales por parte de los jueces fue otro tema que surgió durante el encuentro de la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial, reunida en Montevideo. La Comisión recomendó a los jueces ser cuidadosos sobre sus expresiones, evitar comentarios políticos o que puedan afectar su imagen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados