FISCALÍA DESCARTA MOTIVACIONES POLÍTICAS

200 vándalos, de siete barrios, protagonizaron los incidentes en Kibón

Unos 200 vándalos, provenientes de siete barrios de la periferia de Montevideo, protagonizaron los incidentes ocurridos durante la madrugada del pasado domingo en zonas aledañas a Kibón.

Los detenidos señalaron que la movilización, que provocó destrozos en autos y casas de Pocitos, no tuvo un tinte político. Foto: Fernando Ponzetto
Los detenidos señalaron que la movilización, que provocó destrozos en autos y casas de Pocitos, no tuvo un tinte político. Foto: Fernando Ponzetto

Es un fenómeno que lleva meses. Primero se juntan en Montevideo Shopping. Luego caminan por la rambla en dirección a Kibón. Nunca son menos de 100. Provienen de zonas periféricas de la capital.

Alrededor de las letras de Montevideo, se sacan selfies, charlan, fuman porros y tratan de robar algo “en la vuelta”.

En la noche del sábado 30, jóvenes provenientes de los barrios Villa Española, Nuevo París, Cerro, Verdisol, La Teja, Casabó, Punta de Rieles, comenzaron a desplazarse hacia la rambla. Supuestamente para concurrir a una fiesta electrónica que se promocionaba en Instagram. Los jóvenes declararon en la Fiscalía que no había un móvil político detrás de la movilización que generó los destrozos. Algunos de ellos se juntaron en el camino con personas conocidas y otros con desconocidos.

Para la Fiscalía y la Policía, los jóvenes no estaban organizados ni tenían una motivación política para realizar los desmanes. De todas formas, la investigación de la Zona II (Malvín, Buceo y barrios aledaños) recién empieza. Una fuente del caso dijo a El País que en la asonada confluyeron varios factores: Resentimiento social y desprecio por otra clase social.

“Eso explica los destrozos de autos y daños a viviendas. En el medio hay delincuentes que aprovechan para robar lo que pueden”, agregó la fuente.

En la madrugada del domingo 1°, la “chispa” de los incidentes fue un cruce de palabras entre jóvenes con dos funcionarios de la Armada. Los adolescentes se molestaron por el control realizado por los marinos. Y enseguida continuó con un auto incendiado a pocos metros de Kibón.

Una semana antes, los vándalos habían apedreado en el lugar un ómnibus con efectivos de la Armada que trasladaba urnas que serían usadas poco después en el balotaje.

Tras el incidente con la Prefectura, una patota de unos 200 jóvenes, cuyas edades oscilan entre los 13 y los 25 años, cruzaron la rambla. Un grupo -alguno de sus integrantes munidos de piedras y palos- subió por la calle Marco Bruto destrozando autos y tirando piedras a viviendas. Llegaron hasta la avenida Rivera.

Una camioneta que estaba en el lugar fue incendiada. Foto: Francisco Flores.
Varias personas destrozaron autos. Además incendiaron una camioneta ubicada en la rambla. Foto: Francisco Flores

Otro grupo, que estaba frente al cartel de “Montevideo”, se dirigió por la avenida Luis Alberto de Herrera hasta Montevideo Shopping. En el camino agredieron, intimidaron y robaron a varias personas.

Por las filmaciones relevadas por la Policía, la fiscal Adriana Edelman comprobó que los seis imputados participaron en la asonada y agredieron a varias personas. Por ello, pidió a la jueza María Rosa Aguirre que les imputara un delito de violencia privada agravada y dispusiera un arresto domiciliario de 120 días, fijar domicilio y la prohibición de salir del país.

La defensa de los detenidos se opuso al pedido fiscal alegando que son personas trabajadoras y primarios. Y agregó que, con la prisión domiciliaria, corrían riesgo de perder sus empleos.

La defensa planteó, como alternativa a la petición de la fiscal Edelman, que los imputados concurrieran en forma periódica a una comisaría a firmar un registro y arresto nocturno para todos ellos.

La jueza Aguirre hizo lugar al pedido de la Fiscalía y decretó la prisión domiciliaria para los seis detenidos y determinó el cese de detención para otras siete personas.

El fiscal Carlos Reyes indaga a dos menores detenidos.

Una lección.

Les voy a explicar lo que significa que queden emplazados. Quiere decir que si a ustedes no los ubican en el domicilio, que tienen que estar las 24 horas, voy a pedir una requisitoria”, explicó la jueza a los seis imputados. “No podemos ir a laburar tampoco”, contestó uno. “No, no puede ir a trabajar. En eso tenía que haber pensado en el momento que agarró los proyectiles y rompió la propiedad”, replicó la magistrada.

“Nosotros no rompimos nada”, empezaron a gritar a coro los seis. Aguirre pidió que se calmasen porque si no solicitaría el delito de desacato.

“Deberían aprender que acá existe la autoridad, existen las leyes y el que las restringe tiene sus consecuencias. Tuvieron suerte. Otra fiscalía hubiera pedido prisión preventiva”, dijo Aguirre y finalizó la audiencia.

Un lugar problemático para concesión de IMM

El entorno de Kibón es un problema social que se arrastra desde tiempo atrás.

Según un documento de conciliación presentado por la concesión del salón de eventos de Kibón (Afacor S.A.) a la IMM en la Justicia, el entorno de Kibón se transformó en “un lugar en el que se concentran cientos de personas los días en que más eventos y comensales se preveía tener, con música a todo volumen y circulando a altísimas velocidades”.

La empresa pretendía iniciar una demanda a la Intendencia de Montevideo. Fue exonerada de deudas generadas por el no pago del canon y ocupará el inmueble en forma precaria sin pagar durante diez meses.

En el gobierno también manejan otras hipótesis
Hubo 31 denuncias a raíz de los destrozos provocados. Foto: @Andresabt

A nivel oficial no se descartan otras causas para los desmanes que se produjeron tanto el pasado domingo de madrugada como en la madrugada del 24 de noviembre y entre ellas está que ambos hechos puedan estar organizados por extranjeros.

Esa posibilidad se apoya en la agitación social que se vive en varios países de América Latina y que gobiernos de alguna de esas naciones sostienen que están fogoneados desde el exterior.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, acusó ayer a Cuba y Venezuela de intentar sacar provecho de las protestas democráticas en América Latina, y dijo que Washington apoyará a los países que intenten impedir que la agitación que vive la región se convierta en revueltas.

Durante un discurso en Kentucky, Pompeo elevó el tono de sus acusaciones de que Cuba y Venezuela han ayudado a promover la agitación en medio de las recientes manifestaciones que viven varios países en la región, aunque no ofreció datos específicos para respaldar sus comentarios

Las autoridades migratorias argentinas deportaron ayer a dos venezolanos que llegaron a Buenos Aires, para participar en un encuentro sindical por pertenecer a una lista de funcionarios y personas afines al gobierno de Nicolás Maduro, informaron a Efe fuentes de Cancillería.

Por su parte, el gobierno boliviano calificó ayer lunes de “injerencia” la presencia de un grupo de activistas argentinos, encabezado por el abogado referente de los movimientos sociales de su país Juan Grabois, y lo acusó de estar ligado al futuro gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner para “convulsionar” Bolivia. El grupo llegó el jueves pasado a La Paz encabezando la llamada “Delegación argentina en solidaridad con el pueblo boliviano”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)