"ISLA DEL PADRE"

Rocha recuperó isla ocupada por un inversor de Maldonado

“Ya se está preparando la declaración de área protegida departamental. También se va a nombrar el lugar como reserva de fauna y flora a toda velocidad”, dijo jerarca municipal.

Vista del río Cebollatí y la Isla del Padre en Rocha. Foto: Archivo El País
Vista del río Cebollatí y la Isla del Padre en Rocha. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La Intendencia de Rocha recuperó el 30 de agosto pasado la “Isla del Padre”, un campo de 800 hectáreas rodeado del río Cebollatí y sus afluentes. Así lo señaló a El País el director de los Servicios Jurídicos de la comuna rochense, Humberto Alfaro.

El jerarca dijo que la isla había sido ocupada años atrás por un empresario de Maldonado, quien accedió a desalojarla y entregar la posesión del predio a la comuna rochense. “Ya se está preparando la declaración de área protegida departamental. También se va a nombrar el lugar como reserva de fauna y flora a toda velocidad”, explicó Alfaro.

La isla es una zona casi virgen. Alberga especies únicas en el país como guacamayos, loros azules y tucanes, hasta pecaríes. En ese lugar fue registrado el último yaguareté de Uruguay en 2011.

El inmueble, que está ubicado a seis kilómetros de la desembocadura del río Cebollatí en la Laguna Merín, fue donado a la Intendencia de Rocha en 1964 por el productor privado Antonio Valiño y Sueiro. Se trata de un lugar estratégico. En la zona de La Charqueada hay un proyecto de construcción de un puente sobre el río Cebollatí que unirá Rocha con Treinta y Tres. “Esa obra se hará. Se trata de un compromiso electoral. El comercio se desarrollará ahí. Va a ser un lugar de mucho movimiento”, dijo el jerarca.

Según Alfaro, la obra estará lista en este período de gobierno, ya que fue impulsada por el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y el intendente Alejo Umpiérrez.

La ocupación.

El río Cebollatí rodea la isla por su parte norte, mientras que un afluente lo hace por el lado sur. “En el lugar había un particular que construyó una cabaña y otras instalaciones. Él pasaba unos días ahí y otros en su casa en la zona de Maldonado”, recordó el jerarca de la Intendencia de Rocha.

El inversor visitaba a menudo la isla como recreación. Posteriormente, se afincó utilizando el lugar como morada por unos días.

En el pasado, otras administraciones de la Intendencia de Rocha iniciaron juicios civiles al poseedor de la isla, sin resultado alguno. También lo denunciaron penalmente. El inversor privado continuó en el predio.

En la administración anterior del Frente Amplio, el empresario presentó un proyecto para explotar la isla pero este no fue aceptado, según recordó Alfaro.

Las negociaciones.

La pandemia retrasó las tratativas entre el intendente de Rocha, Umpiérrez, el director Alfaro y el empresario que utilizaba la isla para su esparcimiento. A mediados de agosto pasado, la intendencia le envió al ocupante una intimación para que desalojara el predio. Posteriormente, el poseedor se reunió con Alfaro y luego con el intendente y trasmitió que no se iba a oponer a la orden de desalojo.

Sí pidió un plazo para poder retirar sus pertenencias del lugar, entre ellas una cabaña de madera donde pernoctaba cuando pasaba unos días en la “Isla del Padre”.

En un principio, el empresario dijo que había demolido las construcciones y mostró pruebas. No obstante, Alfaro decidió desplazarse por tierra y por agua para comprobar si ello era verdad. “No era así. Aún quedaban construcciones en la isla. Por eso reanudamos el proceso judicial porque era voluntad firme del intendente recuperar el predio”, dijo Alfaro. Poco después, el inversor trasmitió a la comuna que se retiraba de la isla.

Según publicó Búsqueda, el director de Ambiente de la intendencia rochense, Rodrigo García, quien lidera la creación de una reserva, definió a la isla como el “Amazonas uruguayo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados