DENUNCIA

Robaron US$ 500.000 y alegaron que era para pagar tratamiento de un niño

Empresarios uruguayos fueron denunciados por dos compañías extranjeras de transporte por apropiación indebida. Aseguran que les daban dilatorias para los pagos

Un hombre camina entre dos camiones en una de las entradas al puerto de Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto
Un hombre camina entre dos camiones en una de las entradas al puerto de Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto

Una empresa transportista argentina y otra brasileña denunciaron a una conocida firma de plaza uruguaya de apropiarse en forma indebida de unos US$ 350.000. Hoy el monto reclamado alcanza US$ 500.000, intereses incluidos.

La supuesta maniobra era desarrollada por dos hermanos, directores de una sociedad dedicada a la representación de empresas extranjeras de transporte terrestre internacional, según consta en la denuncia elaborada por el abogado Eduardo Sassón. Dicho escrito fue presentado en el Departamento de Delitos Económicos de Interpol y su investigación es liderada por la Fiscalía de Flagrancia de 7º Turno.

Desde las oficinas de la empresa uruguaya, ubicada en la Ciudad Vieja, los hermanos supuestamente se apropiaron en forma indebida de cuantiosas sumas cobradas por cuenta y orden de las empresas extranjeras que representaban, quienes confiaban en ellos para la tramitación y administración de todas sus cargas desde y hacia Uruguay.

Cada vez que una empresa extranjera representada por la sociedad realizaba un viaje con mercadería que tuviera como destino u origen a Uruguay, los hermanos denunciados cobraban la totalidad del mismo al destinatario o remitente de la mercadería, y lo custodiaban, deduciendo sus honorarios. Debían transferir o entregar a la empresa extranjera el saldo del dinero.

El denunciante argentino.

Según el escrito, la empresa uruguaya comenzó a realizar trabajos de intermediación para la compañía argentina en 2013.

Durante muchos años, la relación entre ambas firmas se mantuvo mediante el desarrollo de una “cuenta corriente”, que sufrió diversas oscilaciones, pero se mantuvo relativamente controlada.

“Durante los primeros cuatro años de relación comercial no hubo grandes sumas adeudadas por una empresa a la otra, y cuando existían eran canceladas con relativa celeridad”, dice el escrito.

Sin embargo, a partir de 2017, de la mano de un crecimiento exponencial de la operativa entre ambas compañías, la situación cambió.

“Desde ese momento, mi representada (la empresa argentina) comenzó a generar suntuosas sumas a su favor, que se cobraban en Uruguay a cuenta y orden de la firma uruguaya denunciada, pero que esta jamás pagaba, o lo hacía parcialmente, acrecentando sistemáticamente la deuda”, explica la denuncia. Y agrega: “Lamentablemente, la empresa uruguaya defraudó la confianza de la firma argentina al no restituirles los montos cobrados en su representación, apropiándose indebidamente de los mismos”.

La empresa argentina reclama una deuda de US$ 317.000 más intereses y actualizaciones.

El denunciante brasileño.

La denuncia de Sassón también representa a una firma brasileña cliente de la sociedad uruguaya desde 2016, aunque con una envergadura menor de operaciones que la de la empresa argentina. La compañía brasileña exige el pago de US$ 28.000 más intereses a los dos empresarios uruguayos.

Surge de la denuncia que los hermanos comenzaron a responder con evasivas y dilatorias a las dos empresas ante el reclamo de estos por la no devolución de grandes montos. Poco después, el advenimiento de la pandemia y el cierre de fronteras sirvió como excusa perfecta para culminar de apropiarse de casi medio millón de dólares.

¿Qué hicieron los empresarios uruguayos con el dinero de dos clientes extranjeros?

La denuncia penal responde a esa pregunta citando declaraciones vertidas ante el Juzgado Letrado de Trabajo de 11° Turno por la tía de los denunciados.

“De la cuenta de XXX (la empresa denunciada) salía el tratamiento de un niño enfermo que hay en la familia. Me pedían dinero y cada vez que viajaban a Estados Unidos se hacían vales en la empresa XXX”, consta en la denuncia penal.

A su vez, todo parece indicar que esto es solo la punta de un iceberg de maniobras desarrolladas por los denunciados, ya que existen otras empresas extranjeras que también dicen haber sido víctimas de los uruguayos.

Consultado al respecto de este tema, Sassón respondió: “Tenemos confianza en el avance de la investigación. Es de vital importancia que la Justicia uruguaya tome cartas en el asunto y aplique las responsabilidades correspondientes, ya que es un tema de la credibilidad del país frente a los extranjeros que optan por operar en Uruguay”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados