CONMOCIÓN

Rivera: agredió a su expareja, prendió fuego dos casas y fue enviado a prisión

El hombre de 44 años no se puede acercar a menos de 500 metros de su expareja ni de los hijos por un lapso de 180 días.

El hombre fue conducido al juzgado de Rivera, y luego imputado por haber agredido a su expareja y generado daños a dos viviendas. Foto: Fernando Ponzetto
El hombre fue conducido al juzgado de Rivera, y luego imputado por haber agredido a su expareja y generado daños a dos viviendas. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La Policía recibió el llamado cerca de las 8:00 horas del pasado martes y enseguida se dirigieron al lugar. Tenían que ir a una casa ubicada en el barrio Bisio, departamento de Rivera. Habían sido convocados al lugar “por un incidente familiar”. Más tarde sabrían que el incidente había sido ocasionado por un hombre de 44 años que había increpado a su expareja violentamente, generando un desenlace impensado.

Los efectivos policiales llegaron al barrio ubicado bien al sur del departamento de Rivera y a pocos metros del arroyo Cuñapirú. La escena que encontraron era distinta a la que esperaban: una casa ardiendo en llamas y, en su exterior, la familia que allí vivía. Enseguida pidieron apoyo a la Dirección de Bomberos y comenzaron a indagar.

La mujer, de 36 años y madre de seis hijos (dos de ellos en común con su expareja), contó su versión de lo que había ocurrido minutos antes de que llegaran los efectivos. Afirmó que estaba en la cocina preparando el desayuno para sus hijos cuando comenzó una discusión con su expareja, que aún vivía en la casa con ella a pesar que la relación había terminado 15 días atrás.

La mujer narró que el hombre comenzó a increparla y que en determinado momento, mientras la cocina estaba encendida y ella preparaba la comida para los hijos, él pateó el electrodoméstico. Esto, agregó, hizo que el aceite hirviendo cayera sobre una cortina que enseguida tomó fuego. Poco a poco el incendio fue abarcando diferentes objetos de la casa y terminó provocando un fuego generalizado y pérdidas totales.

Las llamas también llegaron a dañar a la casa lindera a donde vivía la mujer, sus hijos y su expareja. Antes de que llegaran los Bomberos y lograran apagar ambos incendios, el hombre logró sacar a los niños del lugar y ninguna de las personas resultó con quemaduras.

La mujer, víctima de violencia de genero, fue conducida a un hospital para ser atendida y luego a la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género (Uevdg) de la ciudad. Allí explicó que tenía una relación con el agresor desde hacía nueve años, pero que dos semanas atrás había puesto fin a la misma. Entre otras cosas, contó que el hombre era consumidor de pasta base, que nunca estaba en la casa y no le “ayudaba en nada”.

Según explicó, la discusión puntual que derivó en el incendio de su casa (y parte de la de un vecino) se generó porque el hombre le pidió plata a la hermana de ella. Luego comenzaron a discutir, él la insultó y ella le pidió que se fuera de la casa, porque ya no quería que estuviera ahí. Entonces él contestó que no tenía a dónde ir, y acto seguido pateó la cocina y provocó el inusitado desenlace.

Mientras que la mujer fue conducida primero al hospital y luego a la Uevdg, sus hijos quedaron a cargo su madre. El hombre, en tanto, fue detenido ni bien llegó la Policía a la escena de violencia e incendio.

El agresor también dio su versión sobre lo que había ocurrido. El hombre relató a los policías que cuando se despertó, la mujer comenzó a discutir con él. Dijo que eran una “pareja que nunca discutía”, pero que ese día ella decidió “echarlo” y que él “no tenía a dónde ir”. Luego reconoció que, molesto, decidió darle “un puntapié” a la cocina, lo cual terminó generando los incendios.

La Policía avisó a la Fiscalía y al juez de Familia del departamento. Este último dispuso que el agresor no se pueda acercar a menos de 500 metros de su expareja ni de los hijos por un lapso de 180 días.

El hombre fue conducido a declarar ante la fiscal Alejandra Domínguez por todo lo ocurrido en la mañana del martes.

En la tarde del miércoles se llevó a cabo una audiencia de formalización en la cual la Fiscalía solicitó el inicio de una investigación penal contra el hombre por un delito de violencia doméstica en reiteración real con un delito de incendio y un delito de daño, este último debido al fuego que generó en la casa del vecino.

El hombre fue remitido a prisión preventiva por 60 días a la espera de una acusación fiscal final.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados