JUSTICIA

Prostitución VIP: roban $ 3.500.000 a empresario

Es el segundo caso que este empresario denuncia a prostitutas VIP por robarle sumas de dinero tras suministrarle grandes cantidades de cocaína.

Prostitución VIP. Foto: AFP
Tres meretrices aún no declararon en la Justicia; fueron citadas para el 2 de septiembre de 2019, según fuentes del caso. Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"¿Por qué la Justicia no entiende mi situación?”, se preguntó un empresario e importador de fuegos artificiales en el Juzgado Penal, según indicaron a El País fuentes judiciales.

Es el segundo caso que este empresario denuncia a prostitutas VIP por robarle sumas de dinero tras suministrarle grandes cantidades de cocaína. En esta ocasión, el empresario dijo que el robo alcanzó los $ 3.500.000.

En un video presentado como prueba, se ve a una meretriz que le acaricia el cabello al empresario y lo insta a consumir. Mientras tanto le pregunta: “¿Cuál es el número de la caja fuerte? ¿Cuál es el número de la caja fuerte, querido? ¿Cuál?”.

El expediente judicial, al que tuvo acceso El País, revela que, en esta ocasión, el empresario denunció cuatro prostitutas. Entre ellas se encuentra Carolina (el nombre es falso) que le reclama un vale de US$ 700.000 y la propiedad de un auto Corvette y una camioneta Mercedes Benz.

El grupo es liderado por una meretriz, Ana Laura (también nombre falso) y lo integran otras tres trabajadores sexuales. Las principales acusaciones apuntan a Ana Laura como la autora intelectual del plan para sacarle $ 3.500.000 al empresario. Ana Laura y otras escort -como se le llama a las acompañantes remuneradas- llevaron al empresario a un hotel de alta rotatividad ubicado en La Aguada y le dieron varías “líneas” de cocaína. El comerciante cuando consume pierde la capacidad de decir que no y regala grandes cantidades de dinero. Tras drogarlo, las trabajadoras sexuales lo llevaron a dos cajeros céntricos y lo obligaron a extraer $ 500.000, según dice la denuncia.

Las escort percibieron que había una manera de retirar sumas más grandes de dinero que de los cajeros: las casas centrales de dos bancos de la Ciudad Vieja donde el empresario tenía cuentas. Quedaba poco tiempo para las 17:00 horas. Las meretrices llevaron al empresario a una de las sedes de un banco de plaza y lo obligaron a retirar $ 2.000.000.

Y faltando un minuto para el cierre, ingresaron a otra casa bancaria, donde el empresario extrajo $ 1.000.000 a pedido de las meretrices, señala la denuncia.

Según el expediente judicial, la Policía realizó allanamientos en las casas de las prostitutas VIP por órdenes judiciales.

En una de las viviendas incautaron $ 629.000 y en otras cifras que oscilaban los $ 100.000.

El 2 de setiembre de 2019 declararán tres trabajadoras sexuales que aún no concurrieron a testificar en el Juzgado Penal de 22° Turno.

Denuncias.

Las trabajadoras sexuales fueron acusadas en el Juzgado por el empresario de incurrir en supuestos delitos de suministro de estupefacientes, abuso de inferioridad psicológica y extorsión.

Gustavo Salle, abogado de Carolina, afirmó a El País que el comerciante utiliza los “servicios heterodoxos” y “sacrificados” de las escorts, los cuales “les genera daños psicológicos”.

El abogado de la meretriz acusada de ser “jefa del grupo”, que prefirió el anonimato, dijo a El País que ella fue la única en declarar ante la Justicia y señaló que no cometió ningún hecho ilícito. Y agregó que su cliente fue contratada para realizar determinados servicios y los cumplió. “El empresario denuncia sistemáticamente a las prostitutas después de contratarlas. Luego se arrepiente y dice ser víctima de la situación”, explicó.

Enrique Moller, abogado del empresario, prefirió no hacer declaraciones porque se está instruyendo el caso.

No al vale millonario.

El juez civil Guzmán López Montemurro, -hoy ministro e un Tribunal de Apelaciones en lo Civil-, rechazó el 28 de febrero de 2019 la ejecución del vale por US$ 700.000 presentado por Micaela. En su fallo, López Montemurro dijo que el empresario no estaba consciente cuando firmó el vale millonario.

“Me provocó un daño psicológico”

Carolina declaró a El País: “El empresario paga por sus fantasías. Él sabe que todas sus fantasías no se las cumplo por nada. Porque todo lo que hay que hacer en sus ‘fiestas’ genera un daño psicológico que la plata que me pagó y ni siquiera los US$ 700.000 que me va a pagar, lo cubre. Las cosas las hice por plata porque yo era madre soltera y tuve que salir adelante sola. Y quise dejarle algo a mi hijo y no que pasara las mismas necesidades que tuve que pasar yo. Por eso digo que él juega con las necesidades de la gente. En ese momento yo soñaba con comprarme una casa, con un negocio que realmente me diera una remuneración para que yo no tuviera que salir de nuevo con él a aguantar asquerosidades”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados