Piedras Blancas

Prisión para dos de los asesinos del taxista

Dos primos que participaron en el crimen del taxista Juan Carlos Nacarato el pasado 23 de diciembre fueron enviados a la cárcel en la mañana de ayer. Se probó que la víctima tenía un disparo entre sus mejillas pero que lo mataron a golpes con un palo y escondieron el cuerpo en un terreno baldío.

El cuerpo del taxista fue encontrado cerca del taxi calcinado. Foto: Darwin Borrelli
El cuerpo del taxista fue encontrado cerca del taxi calcinado. Foto: Darwin Borrelli

La Fiscalía cuenta con tres testigos protegidos cuyos testimonios permitieron reconstruir el preciso momento en que los criminales dieron muerte al trabajador. El crimen ocurrió en Teniente Galeano y Roberto Ibáñez, Piedras Blancas, a dos cuadras del lugar donde viven los dos imputados.

El fiscal de homicidios de primer turno, Juan Gómez, solicitó a los jueces Fernando Islas y Gonzalo Arzuaga la formalización de ambos por un delito de homicidio muy especialmente agravado. Como medida cautelar se les aplicó 150 días de prisión preventiva.

Uno de los imputados había sido formalizado por el propio Gómez el pasado 9 de abril. En ese momento, se lo estaba investigando por la desaparición de un compañero de trabajo.

Las cámaras de seguridad de la Policía revelaron que el desaparecido llegó hasta las cercanías de la casa del imputado y nunca más se supo de él. Se sabe que llegó al lugar luego de recibir mensajes de una mujer que lo invitaba a tener un encuentro.

Gómez solicitó que se lo imputara por un delito de privación de la libertad y que se le impusiera prisión preventiva mientras se continuaba la investigación. Sin embargo, la juez del caso resolvió imponerle un arresto domiciliario con la colocación de una tobillera.

El fiscal recurrió la decisión pero el Tribunal de Apelaciones le confirió la razón a la juez actuante.

Cuando los funcionarios fueron a colocarle el dispositivo electrónico se dieron cuenta que el hombre estaba "colgado" al tendido eléctrico. La reglamentación para la instalación de la tobilleras requiere de una instalación legal para su funcionamiento. Por tanto, la tobillera no se colocó y el hombre desapareció, según dijeron a El País fuentes judiciales.

El ahora imputado pudo ser ubicado en la mañana del martes. Dos efectivos policiales lo fueron a detener y el hombre se resistió al arresto. Los policías tuvieron que luchar para reducirlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)