OCURRIÓ EN 2018

Prisión por abuso sexual infantil a tallerista español que trabajó en Aldeas Infantiles

La denuncia en su contra fue presentada por Aldeas Infantiles.

Policía prepara las esposas para trasladar a un detenido. Foto: Fernando Ponzetto
Policía prepara las esposas para trasladar a un detenido. Foto: Fernando Ponzetto - archivo El País 

La justicia condenó a seis años y seis meses de prisión por abuso sexual infantil a un tallerista que trabajó en Aldeas Infantiles en 2018, informó Búsqueda este jueves.

Eduardo Briones, de nacionalidad española, trabajó desde febrero hasta el 25 de mayo de 2018 en las instalaciones de Aldeas Infantiles ubicadas en Parque Lecocq, cuando llevó adelante “talleres de participación y formación en el desarrollo de un invernadero para cultivo de vegetales, clases de matemáticas y otras materias relacionadas con el cultivo”.

Esta tarea la realizó junto a su esposa, también de nacionalidad española. Ambos trabajaron en esta institución como “asesores de desarrollo de programas en representación de la fundación Iter Semilla Solidaria”.

De acuerdo al mismo medio, “ambos habían trabajado con Aldeas Infantiles en otros lugares de América Latina y su tarea consistía en llevar a cabo talleres de participación y formación en el desarrollo de un invernadero para cultivo de vegetales, clases de matemáticas y otras materias relacionadas con el cultivo”.

La denuncia en su contra fue presentada por Aldeas Infantiles, “luego de realizar una investigación interna y recoger testimonios de niños que relataron haber sido tocados y besados por el condenado”.

El trabajo de Briones se extendió hasta el 25 de mayo de 2018 porque en esa fecha una guardia de seguridad escuchó cómo dos adolescentes le gritaban a Briones: “Atrevido, a los niños no se los toca”. De acuerdo a la sentencia judicial, ambos dijeron que Briones “les tocaba las partes íntimas a los más chicos”.

En junio de 2018, cuando Briones supo que se había presentado una denuncia ante la Justicia en su contra, huyó a Argentina. La Justicia libró una orden de captura y a fines de agosto el español fue extraditado a Uruguay. 

“Todos los testimonios coinciden en cuanto a que Briones había presentado conductas desajustadas en relación a las políticas de protección de Aldeas, de las que había sido instruido debidamente”, dice la sentencia.

De acuerdo a la investigación judicial “surgen claramente evidenciados las distintas fases del abuso sexual infantil”, señala el fallo judicial. El mismo medio recoge que las fases iban desde la preparación, donde “surge muy claramente del propio relato de Briones cuando refiere a la relación afectiva con los más necesitados de afecto y a cómo les decía a uno y a otros que eran sus preferidos”; hasta la fase de interacción sexual.

En tanto, la sentencia agrega "el ilícito se configuraba en grupos, que a la vez se encontraban entusiasmados con las tareas que estaban realizando”.

El mismo medio informó que además de la prisión, la jueza Laura Sunhary “impuso a Briones como penas accesorias la suspensión en el ejercicio de la patria potestad, guardia o tenencia de menores de edad, y la reparación a las víctimas con un monto equivalente a 12 de sus ingresos mensuales”.

La defensa del condenado apeló la sentencia argumentando que el relato de los niños “está lleno de contradicciones, no tiene credibilidad y fue inducido dentro de la institución denunciante”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)