Justicia

Las pericias confirman mala praxis en Paysandú

Una joven alérgica falleció al recibir Primperán; ello no constaba en su historia clínica, según los peritos.

Emergencia: la Justicia de Paysandú investiga la muerte de la joven Virginia Gómez Portillo.
Emergencia: la Justicia de Paysandú investiga la muerte de la joven Virginia Gómez Portillo.

Se trató de una muerte evitable. Cuatro pericias forenses coincidieron en que la joven Victoria Gómez Portillo (24) falleció el 19 de setiembre de 2017 en la mutualista Cooperativa Médica de Paysandú (Comepa) tras recibir Primperán pese a que era alérgica. La muerte es investigada por la Justicia de aquel departamento.

Las pericias, a las que accedió El País, expresan que, durante una cesárea realizada el 11 de junio de 2016, Gómez Portillo había sufrido un episodio de alergia al Primperán. Sin embargo, ello no fue consignado en su historia clínica y en un segundo acto médico sucedido en 2017 se le suministró el mismo fármaco provocándole la muerte, según peritos.

El 11 de junio de 2018, el excatedrático de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República Guido Berro expresó que el primer contacto de Gómez Portillo con el Primperán en 2016 "sensibilizó" su organismo y el nuevo contacto con ese fármaco en 2017 desencadenó un shock alérgico y muerte. "Tan fue así de típico el cuadro que la propia médico tratante consignó como causa de muerte en el Certificado de Defunción (de Gómez Portillo): fibrilación ventricular refractaria, paro en asístole, reacción alérgica a fármacos", señaló Guido Berro. Y agregó que un informe de Comepa da la pauta que "se infravaloró" el episodio alérgico sufrido por Gómez Portillo en la cesárea a pesar que se debía, tanto advertir a la paciente de lo ocurrido, generar la alerta en lugar visible de la historia clínica y comunicar al área de Farmacovigilancia del MSP. "Todo lo cual resulta ser una omisión de lo que se entiende era correcto hacer", dijo Berro.

El 10 de mayo de este año, el informe final del Instituto Téc-nico Forense concluyó que la muerte de la joven obedeció a "alergia medicamentosa" .

La docente de la Cátedra de Medicina Legal, Fernanda Lozano, dijo que se podría haber evitado la muerte de Gómez Portillo si se hubieran adoptado medidas de gestión del riesgo con vistas a mejorar la seguridad del paciente, neutralizando así la nueva exposición al medicamento.

Otro documento, fechado el 20 de febrero de 2018 y firmado por el ex profesor agregado de Medicina Legal y perito del Poder Judicial, Augusto Soiza, señaló que la causa de la muerte inesperada de la paciente fue ocasionada por una reacción alérgica a fármacos, desencadenante de arritmia cardíaca y paro.

Para la familia de la fallecida y su abogado. Gustavo Sabariz, existen evidencias y pruebas que demostrarían que existió un daño por aparente impericia y negligencia, que pudo ser prevenido consignando la alerta del antecedente alérgico y comunicando a la paciente, lo que jamás se hizo.

Me siento mal.

Gómez Portillo, estudiante de tercer año de Derecho en la Regional Norte, vivía con su familia en la pequeña población de Pueblo Esperanza, próxima a la ciudad de Paysandú.

Tras sentir un dolor estomacal, dejó a su hijo de 15 meses al cuidado de un familiar y se dirigió acompañada por su esposo a consultar en la emergencia de la mutualista Comepa.

A las 23:35 horas del 18 de setiembre de 2017, Gómez Portillo ingresó al Servicio de Urgencias de la Corporación Médica de Paysandú, para ser asistida de un malestar abdominal.

Según la denuncia, el verdadero drama se habría comenzado a producir instantes después que a la joven le fuera colocada la vía con la medicación con posterioridad a que un enfermero acelerara el curso del goteo impartido. Poco después, Gómez Portillo dijo a su pareja: "Me siento mal. Siento que mi corazón se acelera y tengo muchas ganas de vomitar". Personal de enfermería le retiró la medicación. Gómez Portillo fue derivada al CTI donde falleció dos horas después de haber ingresado a la mutualista.

Mutualista reconoce error, según escrito

El informe de Comepa admite que no se generó advertencia en la historia clínica por parte del médico ni del equipo que actuó en el parto fechado el 11 de junio de 2016, señala un escrito de la parte demandante. Agrega que "la intensidad del evento y la inmediata resolución del mismo no fue significativo para los médicos tratantes. Es decir, ni la paciente ni la familia, fueron advertidos de la reacción alérgica al Primperán", expresa la familia de la paciente fallecida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º