INVESTIGACIÓN

Pasan a ser tres los indagados por accidente aéreo de 2015 en Laguna del Sauce

Ocurrió en Punta del Este hace 5 años. Hubo diez víctimas: ocho pasajeros y dos tripulantes, nueve de ellos de nacionalidad argentina y una portuguesa.

Investigación: accidente aéreo de Laguna del Sauce. Foto: Ricardo Figueredo
Investigación: accidente aéreo de Laguna del Sauce. Foto: Ricardo Figueredo (Archivo).

Todo indica que el avión se cayó solo en Punta del Este. A cuatro años del accidente ocurrido en Laguna del Sauce, la Justicia aún no encontró pruebas suficientes para inculpar a alguno de los dueños de la empresa argentina propietaria del jet Beech-craft modelo “King Air”.

El miércoles 4, familiares de las diez víctimas del accidente, acompañados por los abogados Jorge Barrera y Jorge Pereira Schurman, se reunieron con la fiscal Mariela Núñez para conocer los avances de la investigación. Una hora más tarde, se realizó una audiencia donde el gerente general de la empresa argentina propietaria del avión siniestrado comenzó a declarar como testigo. Sin embargo, el tenor de sus respuestas cambió su situación y se transformó en un indagado junto con dos propietarios de la compañía.

El 3 de marzo de 2019 declararon los peritos de la Comisión Investigadora de Accidentes e Incidentes de Aviación de la Fuerza Aérea sobre el contenido de su informe sobre las causas del siniestro. El documento, de 60 páginas y anexos, deja traslucir dudas sobre el origen del accidente.

El 24 de marzo de este año declararon como indagados el presidente de la compañía argentina y el piloto instructor encargado del mantenimiento del avión.

En el capítulo titulado “Factor Material”, el informe de los peritos señala que, si bien no se encontró evidencia de que haya sido contribuyente al accidente, esta Comisión “no puede asegurar lo contrario”, dado que se encontraron trabajos verificados (firmados) y en la realidad no estaban hechos”.

Rescate de avión estrellado en Laguna del Sauce. Foto: Ricardo Figueredo.
Trabajos en la zona donde cayó el avión. Foto: Ricardo Figueredo (Archivo).

El documento agrega que también hay que tener en cuenta los “posibles problemas de mantenimiento” que surgieron luego de la primera inspección del avión realizada el 5 de marzo de 2015.

Con respecto al “Factor Humano”, el informe pericial expresa: “En función de una serie de inexactitudes en el libro de vuelo, esta Comisión Investigadora no puede asegurar que el piloto haya tenido una buena experiencia en vuelo nocturno tanto en travesía como sobre aeródromo.

Dado que no se tuvo el libro completo, tampoco se puede asegurar que sean reales las 2.619,9 horas que aparecieron anotadas en el turbo hélice”. Y advierten que el siniestro se debió a una “multiplicidad de factores no determinantes por sí solos”, pero sí contribuyentes en la cadena de sucesos que concluyeron en el accidente. Por ejemplo: “la aeronave no cumplió con el perfil recomendado por el fabricante para el despegue en cuanto a su velocidad y régimen de ascenso”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)