COPAMIENTO Y TOMA DE REHÉN EN JOYERÍA

Pareja del secuestrador: “Él no tenía el carácter como para hacer algo así; es alguien tranquilo”

La pareja de Nicolás D. dijo ayer a El País: “Fue muy doloroso lo que viví esta madrugada pasada. Fue un infierno. Y ahora no sé qué voy a hacer”.

Guardia Republicana. Foto: Fernando Ponzetto.
Fueron varias horas de alta tensión en el Centro de Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto.

Nicolás D. (42), quien será formalizado hoy por rapiña y privación de libertad por el copamiento con rehén realizado en la joyería del Cordón, tiene tres antecedentes penales.

En 2007 y 2013 fue procesado con prisión por delitos de receptación y el 15 de octubre de 2020 fue formalizado por un delito de violencia privada.

Nicolás D. vivía con su pareja en el barrio Reducto en una pequeña casa alquilada. En la vivienda residen, además, tres hijos que el delincuente tuvo con una pareja anterior -entre ellos un niño discapacitado de cuatro años-; dos adolescentes hijas de su pareja y un bebé de nueve meses producto de la relación actual.

El hoy investigado por rapiña y privación de libertad de una mujer en la joyería del Centro, logró tiempo atrás que la Justicia le diera la tenencia de sus hijos con una relación anterior, según dijo a El País su pareja actual, de origen caribeño.

“Yo los atiendo junto con los míos. Los niños no tienen culpa de lo que hacen los adultos”, explicó la pareja de Nicolás D.

Al fondo de la habitación de entrada de su casa, hay una cocina y una parrillero. A un costado de éste, se encuentran los dormitorios. Ello hace presumir al visitante que la vivienda es una barbacoa reciclada.

La rapiña.

La pareja del delincuente dijo ayer a El País: “Fue muy doloroso lo que viví esta madrugada pasada luego que me enteré que Nicolás había ido a esa joyería”.

Consultada sobre si tenían un hijo discapacitado que precisaba medicinas como trascendió el miércoles 18, la mujer confirmó esa información. “Eso es así. Nosotros no tenemos más dinero. Desde que empezó la pandemia mermó mucho el trabajo de mi pareja. Ahora debemos cuatro meses del alquiler de esta casa”.

Señaló que en los últimos meses los ingresos de la familia eran por su trabajo como limpiadora y por algunos celulares que Nicolás D. reparaba en su casa. “Pero eso no es lo mismo desde el punto de vista económico que trabajar para un local”, explicó la mujer.

-¿Usted pensó que su pareja podría llegar a realizar una rapiña a un comercio?

-Él no tiene el carácter para hacer algo así. Es una persona tranquila.

-¿En algún momento Nicolás le mencionó que iba a cometer un acto tan extremo? ¿Lo había visto nervioso?

-Él es una persona callada. No demuestra si está desesperado o no.

-¿Usted sabía que él tenía antecedentes penales?

-De hace años... Sí, sabía.

-Tiene un antecedente de este año por violencia privada. Es decir, obligó a hacer algo a una persona bajo amenazas.

-Eso no sabía.

-¿Vio el miércoles lo que sucedía por la televisión o lo leyó en algún medio?

-No, yo no miro informativos. No tengo cable.

-¿Cómo se enteró que era su pareja el asaltante?

-Me lo comunicó una de mis hermanas. Cuando llegó el abogado (a la joyería), ellas vieron que era él. Yo no sabía nada.

Con lágrimas en los ojos, la pareja del delincuente capturado relató que su situación ahora “es desesperante”. “¿Cómo voy a pagar ahora la casa? Yo hago limpiezas, pero, ¿cómo voy a trabajar con una hija de nueve meses?”, se preguntó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados