Maniobras

Ofrecía casas que no eran de él en Rocha, les pedía un giro y de esta manera los estafaba

En tanto, otra maniobra de estafa divulgada este jueves implicaba el robo cédulas que se exhibían como perdidas en diferentes policlínicas, que luego se usaban para pedir préstamos en financieras. 

Las playas de La Pedrera, La Paloma y Cabo Polonia están repletas. Foto: Fernando Ponzetto
La costa de Rocha. Foto: Fernando Ponzetto

En diciembre de 2017 un hombre empezó a ofrecer viviendas para alquilar en varios balnearios de Rocha a través de publicaciones en redes sociales. Cuando surgía algún interesado en ellas, él les pasaba su teléfono para coordinar el monto de la reserva y concretar el alquiler.

El hombre también les brindaba su número de cédula para que los interesados le giraran el dinero, que en algunos casos ascendía al 50% del total del alquiler.Luego los inquilinos le enviaban una foto con el comprobante del giro.

Pero esta maniobra se truncó cuando una mujer que conocía estas propiedades, también a través de las redes sociales, alertó que no figuraba ninguna seña para estas casas, pese a los varios giros que se habían realizado. A su vez, dijo que nada tuvo que ver con los giros y reservas que se habían hecho. Los inquilinos estafados denunciaron lo sucedido y la Policía empezó a investigar, lo cual culminó con la detención del hombre que ofrecía estos alquileres. 

Ayer miércoles el hombre, de 42 años fue condenado por reiterados delitos de estafa con seis meses de prisión, lo que será sustituido por un régimen de libertad vigilada, según informó el Ministerio del Interior.

Estafa a financieras

Por otro lado, la Fiscalía General de la Nación dio cuenta de otra maniobra de estafa este jueves. El procedimiento era sencillo: robaban cédulas que se exhibían como perdidas en diferentes policlínicas, iban a casas de crédito e instituciones financieras para pedir préstamos y tras falsificar una firma obtenían el dinero solicitado.

Ese fue el modus operandi seguido por dos mujeres uruguayas que este jueves fueron condenadas por estafa tras una solicitud efectuada por el fiscal Enrique Rodríguez, a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos Económicos y Complejos.

El monto robado por las mujeres fue más de $ 220.000 y se realizaron al menos 14 estafas y tres tentativas.

La maniobra fue investigada a raíz de la denuncia de una de las casas financieras. Las titulares originales de las cédulas aseguraban que no habían solicitado ningún préstamo y explicaban que su cédula había sido robada.

Las cédulas fueron usadas por las estafadoras en varias ocasiones para solicitar préstamos de diversos montos que iban desde los $ 3.000 hasta los $ 60.000. En algunos casos incluso actuaron juntas.

Una de las mujeres fue condenada a 24 meses de prisión, la mitad en la cárcel y la otra bajo libertad vigilada, por 12 delitos de estafa -tres en grado de tentativa- y seis delitos de falsificación de documento privado.

Para la otra mujer el fiscal solicitó 17 meses de prisión efectiva por cinco delitos de estafa y por cinco delitos de falsificación de documento privado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)