ELECCIONES

"Oficialistas” y “combativos” pujan en las elecciones en el gremio de fiscales

La elección se sucede en momentos en que la actual directiva de la Asociación es tildada de “oficialista” por mantener una línea de negociación con el fiscal de la Nación, Jorge Díaz.

Fiscalía General de la Nación. Foto: Marcelo Bonjour
Fiscalía General de la Nación. Foto: Marcelo Bonjour

Dos hechos inéditos ocurrirán hoy en las elecciones de la Asociación de Magistrados Fiscales del Uruguay (AMFU): por un lado, por primera vez el presidente del gremio no será un fiscal titular de dilatada carrera en Montevideo; por otro, se votará a través de correos electrónicos.

William Rosa, candidato a la presidencia del sindicato por la Lista 3 y actual secretario general de la Asociación, es un fiscal adscripto en Montevideo. Ocupó, además, cargos de fiscal adscripto en Tacuarembó, Libertad, Las Piedras y Montevideo.

Su rival, Raúl Iglesias, de la Lista 7, fue nombrado hace una semana como fiscal de Montevideo proveniente de Artigas.

Iglesias inició su carrera en el Chuy. Luego ocupó puestos en las fiscalías de Adolescentes, Penal y Flagrancia de Montevideo. Fue fiscal en Libertad y en Artigas hasta su arribo a la capital.

Trescientos fiscales votaran hoy para elegir cargos a la presidencia y a la directiva de la Asociación de Fiscales. Y deberán elegir entre dos listas con perfiles muy diferentes.

La elección se sucede en momentos en que la actual directiva de la Asociación, representada por la Lista 3, es tildada de “oficialista” por mantener una línea de negociación con el fiscal de la Nación, Jorge Díaz. Esto es así aunque desarrolló un paro y un conflicto laboral en 2019.

La Lista 7 es considerada “combativa”. Plantea que ya pasó el tiempo de la negociación y que es hora de implementar “un giro radical” en el gremio.

William Rosa, candidato por la Lista 3
“Exigimos mejores condiciones laborales desde el minuto cero”
William Rosa. Foto: El País

-¿Qué postura llevará adelante la Lista 3 ante la Fiscalía General de la Nación en caso de ganar las elecciones en la Asociación de Fiscales?

-Nuestra postura está en andamiaje. La llevamos adelante desde que estamos al frente de la Asociación de Fiscales en diciembre de 2018. En febrero de 2019 ya tuvimos el primer problema con el fiscal de Corte (Jorge Díaz) a raíz de que publicó los números de imputaciones de cada una de las fiscalías.

-¿Qué fue lo que ocurrió?

-El fiscal de Corte dio una conferencia de prensa muy dura diciendo que la sociedad nos pagaba el sueldo y que no podía ser que criticáramos hacer públicas las estadísticas de los fiscales. Creemos que esos números fueron publicados sin un contexto. No se explicaba si una fiscalía atendía casos de la Zona III (integrada por barrios conflictivos de Montevideo) o de la Zona I (barrios céntricos). Es obvio que ello iba a generar diferencias en los números. A partir de mayo de 2019 tuvimos un conflicto laboral que llevó todo ese año, donde hubo un paro y otras medidas de lucha. En esa ocasión, nos entrevistamos con el entonces presidente de la República (Tabaré Vázquez) reclamando nuestros derechos. También fuimos al Ministerio de Trabajo exigiendo mejores condiciones laborales. Nuestra postura ante la Fiscalía General de la Nación fue combativa. Pero también seria y responsable. Primero el camino del diálogo, y cuando éste termina pasamos a las medidas de lucha.

-Hace tres años que se aplica el nuevo Código del Proceso Penal. Hay fiscales que se quejan de jornadas extenuantes. ¿La realidad es esa?

-La realidad es esa. Y no ha tenido cambios significativos. Esta situación la venimos exponiendo desde el minuto cero. Hay cuestiones que hay que reclamar al fiscal de Corte y otras al Parlamento. Al fiscal de Corte le iniciamos un conflicto laboral. Y en el Parlamento fuimos a pedir, durante a la discusión del Presupuesto quinquenal, que se crearan más fiscalías y nuevos cargos de fiscales titulares y suplentes. En su momento fuimos a reclamar a la comisión que designa fiscales que aceleraran los trámites de las venias para Salto y Rivera. Éstos son lugares que necesitan que los cargos sean cubiertos. Si hay cargos vacantes ello repercute en los fiscales que están haciendo la tarea. Dependiendo de a quienes tenemos que ir a reclamar, hemos sido firmes en ese reclamo. Hay cosas que son achacables a la dirección de la Fiscalía General de la Nación y otras al sistema político como, por ejemplo, lo que refiere a lo recursos para el nuevo Código de Proceso Penal.

-¿Hay fiscales que tienen más 500 casos para resolver en su bandeja?

-Sí. Sobre todo fiscales del interior del país o en fiscalías especializadas de Montevideo, que tienen casos complejos.

-La otra lista dice que su agrupación no ha avanzado en los reclamos para los fiscales y que su línea no confrontó con la Fiscalía de la Nación. ¿Es así?

-Nuestra respuesta es la realidad. Hicimos un paro, iniciamos un conflicto y si se revisa los recortes de prensa, se verá que tuvimos un enfrentamiento durísimo con el fiscal de Corte en el Ministerio de Trabajo. Si alguien osa deslizar que tenemos una actitud a favor del organismo, es porque desconoce la realidad de lo que pasó en estos dos años.

Raúl Iglesias, candidato por la Lista 7
“La lista oficialista no logró un cambio para los fiscales estos años”
Raúl Iglesias. Foto: El País

-¿La Lista 7, en caso de ganar las elecciones de hoy, está dispuesta a realizar paro de fiscales?

-Sí. Estamos dispuestos a realizar todas las medidas que logren algo o que cambien nuestra situación. Por eso hablamos de ir al Ministerio (de Trabajo), hacer paro o ir al Parlamento y a organismos internacionales. Queremos soluciones para las condiciones de trabajo que hoy enfrentan los fiscales. No se trata de un tema de plata. Hay cosas que se arreglan con sentido común, con solo escuchar a los que están en la cancha. Escuchar a los operadores que trabajamos. Esa es la gran diferencia que tenemos con la otra lista. Estamos en una postura más confrontativa. Queremos que haya un logro. Pasaron tres años y estamos cada vez peor.

-¿Las jornadas extenuantes de los fiscales se han mantenido desde la puesta en marcha del nuevo Código de Proceso Penal?

-Obvio. Pasaron tres años y siguen los problemas de implementación del Código de Proceso Penal. Por eso la discusión con la otra lista es: “Ustedes que estuvieron al frente de la Asociación de Fiscales en los últimos tiempos, ¿qué cambios han logrado para que nosotros estemos en mejores condiciones? Y la respuesta es: ninguno. Si todo funcionara bárbaro (en la Fiscalía), nosotros no presentábamos una lista. Pero entendemos que los compañeros (de la Lista 3) están demasiado cerca de la jerarquía (el fiscal de la Nación, Jorge Díaz) y no cumplen con su rol como deberían. No están realizando la tarea gremial. No han tenido ningún logro ni salarial ni de mejores condiciones laborales. Nosotros peleamos (cuando estuvieron al frente del gremio antes que la Lista 3) y hemos tenido algún logro. Nos costó sangre, sudor y lágrimas. Pero lo logramos.

-¿Hay reclamos en tribunales de lo Contencioso Administrativo de fiscales a resoluciones de la Fiscalía General de la Nación?

-Sí. Varios fiscales, Cristina Falcomer, Sandra Fleitas y otros compañeros han reclamado ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo y han tenido fallos favorables.

-¿Cuál es la opinión de la Lista 7 sobre esas decisiones que adoptó la Fiscalía de la Nación?

-Nosotros creemos que no se deben dar esas situaciones. En uno de los puntos de la plataforma de la Lista 7 decimos que se tiene que terminar con los sumarios sin motivos. Se hacen (por parte de la Fiscalía de la Nación) sumarios por cosas que no ameritan. Y eso es una cuestión que queda en el legajo del fiscal en forma negativa.

-¿Los fiscales cumplen turnos de ocho horas?

-Hacemos ocho horas o más. Nosotros no tenemos un horario. Lo que tenemos que hacer es marcar presencia. Por lo general trabajamos más de ocho horas. Si estamos pocas horas en la Fiscalía, no logramos hacer nada. Obtenemos una recarga de trabajo. En la Fiscalía de Delitos Sexuales de 2° Turno de Montevideo estamos en un lugar inadecuado que no cumple con ninguna medida de las tomadas contra el COVID-19. En un recinto pequeño y tapado de carpetas donde trabajamos cuatro personas. Las condiciones laborales son malas. Los jueces y los defensores públicos tienen dos turnos: uno de mañana y otro de tarde. Nosotros somos los mismos toda la jornada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error