Deuda laboral

Obreros quieren cobrarse con una Ferrari incautada

Fue decomisada por lavado; el gobierno rechaza pedido.

Malvín Norte. Las redes sociales mostraron a la Ferrari por las calles de ese barrio; pertenecía al empresario Mehmet Aydin.
Malvín Norte: la Ferrari era conducida por el líder de la banda de estafadores. 

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La Ferrari blanca se encontraba estacionada en una calle de Malvín Norte. La conducía uno de los líderes de una organización de estafadores turcos, Mehmet Aydin, que realizó una maniobra estimada en US$ 500 millones por la Policía de Turquía

La foto de la Ferrari, rodeada de marginales, algunos de ellos sin camisa, se viralizó enseguida en las redes sociales.

Muchas personas se preguntaron qué hacía una Ferrari estacionada en Malvín Norte.

A los pocos días, la Policía obtuvo dos informaciones: la primera, que Aydin tenía una "amiga" en Malvín Norte y la segunda, que la Ferrari blanca, modelo 458 Spider, había pertenecido al exgerente financiero de Saman prófugo tras estafar a productores en US$ 30 millones. En el mercado, el precio de ese modelo de Ferrari ronda los US$ 640.000.

Poco después de huir del país, Aydin vendió la Ferrari y un yate valorado en US$ 1.500.000 a un empresario de la construcción de Maldonado.

El 13 de setiembre pasado, los abogados del empresario fernandino, Víctor della Valle y Karen Pintos, alcanzaron un acuerdo con el fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez. Al empresario se le imputó el delito de lavado de activos en la modalidad de ocultamiento con una pena de nueve meses de cárcel que fue sustituida por prisión domiciliaria por problemas de salud. Además, se le incautó la Ferrari y el yate.

Juicio laboral.

En 2013, un obrero de la construcción, hijo de un exdirigente del Sunca, inició, en el Juzgado Laboral de 7° Turno de Maldonado, un juicio contra la empresa Wafnay S.A., propiedad del empresario que compró la Ferrari y el yate.

A esa demanda se le sumaron otros 21 obreros, por alrededor de US$ 300.000. Algunos de ellos están afiliados al Sunca y otros no.

El jueves 15, la Junta Nacional de Drogas recibió un oficio del Juzgado Laboral de Maldonado donde le notifica la existencia de un embargo genérico a la empresa del empresario fernandino. Es decir, había un crédito laboral a favor de los trabajadores demandantes, el que fue inscripto en el Registro de Actos Personales en 2016.

El oficio del Juzgado Laboral señala que la Junta debía tomar en cuenta el crédito a favor de los trabajadores al momento de liquidar lo obtenido en el remate de los bienes decomisados.

"A mi cliente le decomisaron la Ferrari y el yate", dijo la abogada Karen Pintos a El País.

A un ciudadano turco, O.N., defendido por el penalista Gonzalo Fernández, el fiscal Rodríguez solicitó a la Justicia Especializada en Crimen Organizado el decomiso de seis camiones Mercedes Benz, dos camionetas Fiorino, una Toyota Hilux, dos Hyundai Sonata Híbrido, y el 70% de una sociedad anónima que posee un terreno frente a Laguna del Sauce.

El 13 de septiembre de 2018, la jueza especializada en Crimen Organizado, María Helena Mainard, hizo lugar al pedido de la Fiscalía y todos esos bienes —la Ferrari, el yate, camiones y camionetas, entre otros — pasaron a ser propiedad de la Junta Nacional de Drogas.

El lunes 19, ese organismo envió un escrito al Juzgado Laboral rechazando que los trabajadores tengan derecho a cobrar parte del remate de los bienes por entender que éstos fueron productos de actividades ilícitas y, por ende, no pueden ser utilizados para pagar deudas laborales de personas acusadas por la Justicia.

El documento recuerda que el artículo 49 de la Ley Integral contra el Lavado de Activos señala que el decomiso es la privación con carácter definitivo de algún bien, producto, instrumento, fondo, activo, recurso o medio económico por decisión de un tribunal penal competente a solicitud de la Fiscalía.

Advierte que el empresario de Maldonado "nunca tuvo en su patrimonio" el yate, de bandera de los Estados Unidos de Norteamérica (estado de Delaware), amarrado en Punta del Este. "Dicha embarcación fue adquirida por el señor Mehmet Aydin, ciudadano turco que se encuentra prófugo de la Justicia", dice el oficio de la Junta de Drogas enviada al Juzgado.

Y agrega que Aydin le otorgó un poder especial al empresario de Maldonado pero éste "nunca fue propietario".

Pintos dijo que tiene en su poder dos documentos del estado de Delaware (Estados Unidos), que señalan que su cliente es titular del yate hasta el 31 de diciembre de este año.

El País trató de comunicarse con el director de la Junta de Drogas, Diego Olivera, pero no fue posible hacerlo.

Acuerdos millonarios

El Estado uruguayo ya recuperó bienes incautados a miembros de la organización turca por alrededor de US$ 5 millones, entre otros, la ya famosa Ferrari blanca (por la que se pagó US$ 640.000), un yate (US$ 1.500.000) e inmuebles por casi US$ 3 millones. En el próximo mes, la Fiscalía Especializada en Delitos Económicos incautará otros bienes —de uno de los líderes prófugo de la misma banda— en este caso valuados en otros US$ 3 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)