MONTEVIDEO

Niña de ocho años presenció un femicidio; INAU hace seguimiento

Junto con su madre herida pidió ayuda en una pizzería, pero fue en vano. No se descarta que la Justicia determine un apoyo psicológico a la pequeña y su familia.

Un hombre en la puerta de entrada de la sede del INAU. Foto: Estefanía Leal (Archivo)
Un hombre en la puerta de entrada de la sede del INAU. Foto: Estefanía Leal (Archivo)

El decimonoveno femicidio de este año, según las cifras del Ministerio del Interior, ocurrió en presencia de una niña de ocho años. La tragedia esta vez sucedió en el barrio Sayago, en la madrugada del domingo.

Fue próximo a la una de la mañana que la Policía fue alertada sobre lo que había sucedido en una casa ubicada en Pastor y Bulevar José Batlle y Ordóñez. Al personal de investigaciones de la Zona Operacional III de la Jefatura de Policía de Montevideo se le informó que una mujer de 29 años había sido trasladada herida a Casa de Galicia; había sido apuñalada. Los agentes policiales fueron hasta el hospital y allí comenzaron a recabar los primeros datos sobre lo que había ocurrido. Hablaron con un hombre. Se presentó ante los efectivos como el cuñado de la víctima.

Esa persona narró ante los policías que la mujer era pareja de su hermano y que este la había agredido con un arma blanca. Según su relato, la mujer apareció en su local gastronómico -una pizzería- herida y con su sobrina de ocho años. El hombre enseguida avisó lo que había ocurrido y la mujer fue trasladada al hospital. A las 3:05 horas se dio a conocer la noticia: la mujer había fallecido producto de varias heridas de arma blanca a la altura del tórax. Cuando los investigadores policiales escucharon el relato mandaron otro móvil policial a la casa de la víctima.

Al llegar se encontraron con el femicida. Un hombre de 49 años que aún tenía el cuchillo en su mano. El asesino fue detenido y luego conducido a declarar ante el fiscal especializado en Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y de Género Raúl Iglesias. El representante del Ministerio Público solicitó a la Justicia el domingo que se formalizara la investigación respecto al agresor. El hombre fue imputado por un delito de homicidio especialmente y muy especialmente agravado. El primer agravante fue por haber cometido el crimen en presencia de un menor de edad y el segundo fue por femicidio.

La Justicia dispuso prisión preventiva por 180 días como medida cautelar a la espera del juicio oral. Lo ocurrido en Sayago generó doble conmoción. Primero por el femicidio y segundo porque fue cometido frente a la pequeña hija de ambos.

El presidente del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), Pablo Abdala, dijo a El País que la Justicia determinó que la menor quedara a cargo de un familiar. “Nos pusimos en contacto con la Unidad de Víctimas y testigos, que es el nexo entre Fiscalía e INAU cuando ocurren estos casos”, indicó el jerarca.

Abdala explicó que “es muy común y no sería descartable que sucediera que aunque los chicos queden a cargo de un referente afectivo, la Justicia igual determine el seguimiento del INAU”. “Es prácticamente inevitable”, puntualizó. Cuando eso ocurre se dispone que los equipos territoriales del INAU queden a cargo del seguimiento de apoyo hacia la niña y la familia.

Abdala dijo también que el INAU está trabajando junto a la Facultad de Psicología para protocolizar la forma de actuar en estas situaciones. Quieren idear un plan inmediatamente posterior a los hechos enfocado en definir el tratamiento terapéutico para apoyar a la víctima. Y luego diseñarán otro para cuando la vuelta de los niños a su rutina, “porque les puede generar una afectación emocional importante y allí se trabaja con la facultad para definir guías o rutas de actuación para acompañarlos en esa etapa”, contó.

“Lo frecuente es que haya niños”, dijo Abdala
Pablo Abdala, presidente del INAU. Foto: Leonardo Mainé

El presidente del Instituto del Niño y Adolescente de Uruguay (INAU), Pablo Abdala, dijo que en la mayoría de los femicidios “lo frecuente es que haya niños o adolescentes, con todo lo que eso implica del impacto emocional y la afectación psicológica”. Es por esta razón que enfatizó en la importancia de tener una hoja de ruta para realizar protocolos específicos de apoyo psicológico a las víctimas. “Trabajamos con Fiscalía y Facultad de Psicología en forma más permanente. Firmamos un convenio el año pasado para estudiar o protocolizar la forma de actuar en este tipo de situaciones en los distintos planos”, explicó.

En lo que va de 2020, según cifras del Ministerio del Interior, hubo 19 femicidios y hay dos casos donde aún la Justicia no se expidió sobre la tipificación del delito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados