ESPAÑA

Nin Novoa sobre "caso María": "Nosotros no la vamos a echar" del consulado de Barcelona

A su vez dijo que se está esperando "que la jueza allane el camino para una entrega de acuerdo a los derechos del niño".

Protesta frente a la embajada de España por el caso María. Foto: Darwin Borrelli
Protesta frente a la embajada de España por el caso María. Foto: Darwin Borrelli

El canciller Rodolfo Nin Novoa volvió a realizar declaraciones sobre el denominado "caso María" y dijo que están esperando a "que la jueza (española) allane el camino para una entrega de acuerdo a los derechos del niño, que eso es lo que hay que tener en cuenta". A su vez, afirmó: "Nosotros no la vamos a echar", en relación a la madre de la niña. 

Tanto María como su hija están desde el viernes pasado en las oficinas del Consulado de Uruguay en Barcelona, a la espera de cumplir con un fallo de la justicia española que estableció que la menor de 7 años debe ser devuelta a su padre, al que la madre acusa de abuso sexual hacia la pequeña. 

Nin Novoa ya se había referido al caso: el lunes planteó que tiene “la plena certeza de que María va a cumplir con la sentencia que se le ha impuesto”, que es entregar a la niña a su padre en Barcelona (España). En rueda de prensa en Cancillería, Nin Novoa dijo que la sentencia de la justicia española -de la jueza Cristina Marrero Pérez- en primera instancia fue “equivocada, porque en verdad ningún consulado del mundo es el brazo ejecutor de una sentencia judicial del país donde está alojado el consulado. La prueba de ello es que la jueza cambió la resolución, hizo una nueva providencia, haciendo entregar a la niña en otro lugar”.

La entrega de la niña todavía no tiene fecha. En un primer momento, tras la frustrada instancia del viernes en el consultado uruguayo en Barcelona, la jueza había dispuesto que fuera entregada hoy miércoles al padre para que este quedara a cargo de su “guarda y custodia”. El encuentro estaba fijado  en el municipio de Gavá, ubicado a unos 53 kilómetros del centro de Barcelona.

Pero la jueza española modificó su decisión y suspendió la entrega prevista para este miércoles. En la sentencia, a la que tuvo acceso El País, la jueza Marrero decidió “dejar sin efecto la providencia de 4 de octubre en la que se acordaba nueva fecha para la entrega de la menor”.

En la sentencia, a la que tuvo acceso El País, la jueza Marrero decidió “dejar sin efecto la providencia de 4 de octubre en la que se acordaba nueva fecha para la entrega de la menor”.

Hoy se cumplen seis noches desde que María y su hija duermen en dos catres acomodados dentro de las oficinas del Consulado uruguayo en Barcelona. La niña, según indicaron fuentes cercana al caso a El País, “está muy bien y entretenida”. “Le llevan regalitos todo el tiempo, la visitan amigas de la escuela con sus mamás y ayer (por el miércoles) le llevaron un mago que le hizo un show a ella y a sus amiguitas”, agregaron. Los padres de María llegaron ayer a Barcelona para ver a su hija y a su nieta.

Del otro lado de la puerta, que separa Uruguay de España, los Mossos d’Esquadra (policías) también llevan seis noches de guardia a la espera de que María y su hija abandonen el Consulado uruguayo y así llevar a la niña con el padre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)