ASSE en el banquillo

Muñiz admite irregularidad en Hospital de Bella Unión

Declaró ante la Justicia por los contratos de ambulancias.

La expresidenta de ASSE Susana Muñiz declaró durante una hora y media ante la Justicia. Foto: Marcelo Bonjour
La expresidenta de ASSE Susana Muñiz declaró durante una hora y media ante la Justicia. Foto: Marcelo Bonjour

La expresidenta de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz, admitió ayer ante el fiscal Luis Pacheco y la jueza Dolores Sánchez que si bien hubo irregularidades en los contratos entre el Hospital de Bella Unión en Artigas y la empresa de ambulancias Siemm SRL —propiedad de tres exdirectores del organismo— siempre primó "el bien supremo de la vida de los pacientes".

Muñiz declaró durante una hora y media en el Juzgado Penal Especializado en Crimen Organizado de la calle Bartolomé Mitre y según informaron a El País el abogado que representa al Partido Nacional, Diego Durand, y quien representa a Unidad Popular, María del Carmen Dávila, la extitular de ASSE reconoció que hubo irregularidades en las contrataciones. La oposición política realizó la ampliación de la denuncia en Bella Unión tras la actuación de la comisión investigadora parlamentaria.

Según señaló Durand a El País, "Muñiz reconoció que existe una irregularidad en la conjunción del interés personal y público". Por su parte, Dávila dijo que Muñiz justificó "en todo momento que por ejemplo, si había viajes de 8 horas a Montevideo no se podía dejar a un herido tirado en la ruta".

Muñiz y la expresidenta de ASSE, Beatriz Silva, participaron del evento de lanzamiento de la empresa Siemm SRL que fue montada en 2011 por los exjerarcas al constatar que el hospital tenía serios problemas en el área de traslados. Se trata de Federico Eguren, exdirector del Hospital Pereira Rossell; Rodrigo Barcelona, exdirector del Hospital Pediátrico y Marcos García, exdirector del Hospi- tal de Salto. Cuando se creó la empresa, Eguren era director del Hospital de Bella Unión y Barcelona se desempeñaba como pediatra. De 2013 a 2014, el director en Bella Unión fue García.

Tras la contratación, aumentaron rápidamente los pagos a la firma. La primera licitación fue por $ 2.450.250, pero para octubre de 2013 ya se habían adjudicado traslados por $ 5.706.370.

Muñiz dijo ayer que "hay una judicialización de la política, lo que no podemos en definitiva demostrar en la cancha lo traemos a la Justicia y hacemos este especie de circo mediático".

La extitular de ASSE apuntó que "no hay ningún hecho de apariencia delictiva en lo que es mi accionar ni como ministra ni como presidenta de ASSE" y que las contrataciones a la firma de exjerarcas del propio organismo se hacían "por necesidades de servicio que quedaron expresamente fundadas".

Silencio ante los cambios en ASSE

Muñiz rechazó pronunciarse sobre los nuevos cambios impulsados por el directorio de ASSE como el concurso de directores o la nueva licitación para el servicio de ambulancias. Al ser consultada por El País sobre el tema, Muñiz dijo: "No me corresponde. Para nada. Soy una ciudadana (...) soy funcionaria pública".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º