Decisión

Padres del cumpleañero no son responsables de lo ocurrido, dijo juez del caso del inflable

El magistrado indicó que el matrimonio depositó su confianza en el local alquilado para el festejo y por lo tanto los padres son omisos de los hechos ocurridos.

Ximena Loaces y José Silveira, los padres de Luciano. Foto: Darwin Borrelli
Ximena Loaces y José Silveira, los padres de Luciano. Foto: Darwin Borrelli

El juez Tabaré Erramuspe procesó sin prisión por homicidio culpable al dueño del local de fiestas infantiles de Buceo y a la animadora mayor de edad que estaba trabajando el día que murió el niño Luciano, en diciembre de 2016. Se les impuso como medida sustitutiva la obligación de ir una vez por semana a la seccional policial que les corresponda de acuerdo a dónde vivan durante tres meses.

En tanto, el hermano del dueño del local fue procesado por encubrimiento. En este caso, también deberá presentarse una vez por semana en la seccional policial por tres meses.

Otro animador, menor de edad, está en el Juzgado de Adolescentes.

Por otra parte, Andrés Ojeda y Fernando Posada, defensores de los padres del niño que cumplía años ese día, indicaron a El País que estos quedaron absueltos.

En su auto de procesamiento, el juez realizó un análisis para explicar por qué los padres del cumpleañero son omisos a esta situación, basándose en los principios de la confianza. 

"¿La conducta desplegada por ellos en el luctuoso cumpleaños es punible penalmente por omisión de cuidado? A juicio del Oficio no lo es", indicó el magistrado. "No es posible exigírseles la adopción de un cuidado distinto al desplegado pues ello no sería posible", agregó.

Erramuspe afirma que los padres, al contratar un salón para que se encargara del festejo, "no hacen otra cosa que en base al principio de confianza asumir el riesgo de confiar en la estructura organizacional" de la empresa contratada. El juez consideró que los padres confiaron y depositaron sus expectativas "en el correcto y cuidadoso desempeño de dicho rol y su no quebrantamiento". 

Esta confianza fue quebrada tanto por el dueño del local como por la animadora, ambos encargados de velar por el cuidado de los niños que habían sido invitados así como del mismo cumpleañero. 

"Se mantiene que el hecho de que el niño Luciano haya sido hallado fallecido dentro del inflable no hace sino objetivar la omisión de cuidado imprudente, negligente e imperito de los mismos", explicó el juez.

Procesamiento by ElPaisUy on Scribd

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)