JUSTICIA

Muerte en los accesos a Montevideo: prisión para un menor y un mayor

Camilo González, un adolescente de 14 años, fue arrollado por un camión durante un intento de rapiña.

Patrullero de policía en los accesos a Montevideo. Foto: Archivo El País
El puente sobre el arroyo Pantanoso es escenario de frecuentes ataques a vehículos y gente. Foto: Archivo El País.

El fiscal de Homicidios de segundo turno (subrogante) Carlos Negro, imputó ayer a Miguel Ángel Moreira, un hombre de 25 años de edad, poseedor de varios antecedentes penales por rapiña, por la muerte de Camilo González, un adolescente de 14 años que fue arrollado por un camión durante un intento de rapiña.

La trágica muerte se produjo a la hora 17:00 del martes 27. Camilo iba en bicicleta junto a un amigo sobre el puente del arroyo Pantanoso cuando fue atacado por los delincuentes.

El ahora imputado ingresó a la audiencia llorando y temblando. En la sala estaba la madre y varios familiares del jovencito fallecido.

En determinado momento el juez se vio obligado a advertir que podía desalojar al público presente porque se escuchaban reproches y comentarios reprobatorios en voz alta.

Negro inició la investigación por “homicidio muy especialmente agravado”, un delito que podría llevar al imputado a pasar 45 años en la cárcel, la pena máxima en Uruguay. En principio, se le aplicó 180 días de prisión preventiva a la espera del juicio definitivo.

Mientras tanto, la fiscal de Adolescentes, Ana Vallverdú, imputó a un menor de 15 años de edad por “homicidio a título de dolo eventual” como coautor. De inmediato fue internado en el Instituto Nacional de Inclusión Adolescente (Inisa).

La fiscal explicó a El País que el concepto de “muy especialmente agravado” se aplicó debido a que la muerte ocurrió cuando se cometía o preparaba otro delito.

Si durante el juicio definitivo se alcanza a confirmar la infracción penal imputada se podría aplicar la pena máxima prevista para los menores que es de cinco años de internación.

De acuerdo a la versión de la fiscalía, los dos delincuentes pretendieron robar las bicicletas que llevaban dos adolescentes que transitaban sobre el puente del arroyo Pantanoso por la Ruta 1.

El hombre mayor de edad extrajo un arma de fuego y el adolescente empujó a Camilo quien cayó sobre el pavimento en momentos en que venía un camión cuyo conductor no pudo evitar embestirlo.

Al producirse el impacto del camión los dos delincuentes huyeron corriendo del lugar. El adolescente se presentó al otro día ante una seccional policial. Luego, indagado en la Fiscalía, ofreció una versión de los hechos exculpatoria que la fiscal Vallverdú no creyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados