INSEGURIDAD

Casi la mitad sufrió algún delito en su comercio 

El 46,7% fue robado el año pasado, según una encuesta a socios de la Cámara de Comercio y Servicios.

Policía científica en supermercado. Foto: Archivo El País
Mayoría de comerciantes coinciden que los delitos perjudican la rentabilidad del negocio. Foto: Archivo El País

Durante 2018, casi la mitad de los comerciantes (46,7%) consultados fueron víctimas de algún tipo de delito en su negocio, según la última encuesta de victimización realizada por la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay (CNSC), a la que accedió El País.

El 53,3% de los consultados respondió que “no” ante la misma pregunta.

Sin embargo, al ser consultados sobre si sufrieron algún delito desde que iniciaron su actividad comercial, un 63,5% aseguró haber sido víctima y un 36,5% que no.

Dentro de los comerciantes que afirmaron haber sido víctima de algún delito, el 50% indicó que solo ocurrió una vez, mientras que el 32,8% indicó que sucedió entre dos y cuatro veces. El 12,5% entre cinco y 20 veces y el 4,7% en más de 20 ocasiones.

La encuesta fue realizada a empresarios socios de la CNSC y sus gremiales de todo el país. El tamaño de la muestra fue de 137 casos y su distribución geográfica fue de 89 respuestas en Montevideo y 48 en el interior del país.

Tipos de delito. 

El delito más frecuente fue el de hurto, ya que un 59,4% afirmó haber sido víctima del mismo. Por otro lado, un 42,2% dijo haber sufrido algún daño a su local comercial y un 31,3% indicó haber sido víctima de algún intento de hurto.

Una de las particularidades que arroja la encuesta es que un 14,9% casi nunca o nunca realizó la denuncia correspondiente, mientras que el 47,1% de los comerciantes afectados afirmó haber denunciado en absolutamente todas las ocasiones.

Estos porcentajes toman en cuenta los registros desde el comienzo de la actividad comercial y no solo los datos de 2018, aclaró la CNSC en su encuesta.

Por otra parte, la gran mayoría de los que sí denunciaron los delitos (69,1%) respondió que no obtuvo los resultados que esperaba por parte de las autoridades. El 30,9%, por su parte, dijo que sí los obtuvo.

Consultados por el motivo por el cual los afectados no acudieron a la Policía para realizar la denuncia, el 37% de los encuestados indicó que no la efectuó ya que se trató de “robos de bajo monto”.

Por otra parte, el 28,3% manifestó que su motivo fue que denunciar “no sirve para nada”. En esta misma línea, el 4,3% dijo que “no confía en la Policía” y el 2,2% dijo que “no confía en la Justicia”.

Además el 20,8% respondió que se debió a “falta de tiempo” ya que, opinaron, se trata de “un trámite complicado” o no contaban con “pruebas ni testigos del hecho”. El 6,5% indicó que fue por “otros motivos”.

Según el análisis de la CNSC en los últimos 10 años (2008 - 2018) un 60,6% de los delitos fueron denunciados por los comerciantes afectados. “En este último año no sólo se registró un descenso de delitos denunciados, sino que también dicho valor se encuentra por debajo del promedio de los últimos 10”, según se indica en el análisis de la encuesta.

Otra pregunta de la encuesta es: “¿Cuáles considera que son los efectos negativos más importantes que la inseguridad genera en su negocio?”. En las ocho opciones que dio la encuesta, un 47% dijo que “afecta la rentabilidad del negocio”.

La opción “aumenta los costos del seguro” fue elegida por un 34,3% de los comerciantes de todo el país, “baja la moral de los trabajadores” un 28,5%, “interrumpe o disminuye la actividad comercial” un 20,4%, “cambia la infraestructura del local” el 19%, “daña la imagen del negocio” 10,2%, “posterga inversiones” el 8,8% y por último el 3,6% se inclinó por otras opciones.

Gráfica de delitos CNSC. Foto: El País
Foto: El País

Según el análisis, se constata que “el principal efecto negativo está relacionado con los niveles de rentabilidad del negocio. Ya sea por las pérdidas monetarias causadas por los delitos sufridos así como los gastos adicionales que genera la implementación de medidas de seguridad”.

Pese a que casi la mitad de los comerciantes indicaron que fueron víctimas de un delito en 2018, al ser consultados si se sienten seguros en el lugar del trabajo el 67,1% respondió que sí. Ante la misma pregunta 33,3% indicó que no.

Hurtos y rapiñas. 

El 25 de marzo de este año, el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior difundió los datos relevados al respecto de los hurtos y las rapiñas denunciadas en el país en 2018.

En total se denunciaron 29.904 rapiñas y esa cifra representó una suba de un 54% respecto a 2017.

Las rapiñas a comerciantes fueron las segundas más denunciadas, antecedidas únicamente por las rapiñas a transeúntes. La lista se completa con los motociclistas, repartidores y taximetristas en orden descendente.

Si se mira qué pasó con los hurtos, por otra parte, también crecieron: 28,8% en el caso de los consumados y 20,1% en las tentativas.

El hurto a las casas en Uruguay representó el 23,4% de los casos, seguido del hurto de vehículos, con un 12,5% del total, el hurto a transeúntes con un 10,8%, a comerciantes con un 9,2%, y el de interior de vehículo, con un 9%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)