MERCEDES

Mató a su pareja y luego la denunció como desaparecida; fue imputado por femicidio

Los testigos indicaron que el hombre de 50 años "destrataba continuamente a la víctima, la degradaba como persona y como mujer".

Patrullero de policía de Montevideo. Foto: Gerardo Pérez
Patrullero de policía. Foto: Gerardo Pérez - Archivo El País

La Fiscalía de Mercedes (Soriano) imputó a un hombre de 50 años como presunto autor penalmente responsable de un delito de homicidio muy especialmente agravado por femicidio, ocurrido el 19 de enero de este año. El imputado, quien ya se encontraba cumpliendo una condena por otros delitos, deberá cumplir una pena de 150 días de prisión preventiva, mientras continua la investigación.

De acuerdo a la investigación primaria, el hombre mantuvo una discusión con la víctima, una mujer de 55 años, en la Rambla Costanera de Mercedes (Soriano). En una zona próxima al Río Negro, donde dejaban un carrito de moto con sus pertenencias, el imputado le "propinó un golpe con la mano en el rostro a la víctima, quien cayó al agua, en una zona de la costa que es un barranco, ahogándose", sostiene el documento fiscal.

Este episodio fue registrado por un testigo, quien se encontraba previamente con el victimario en la Plaza del Encuentro, próxima a la escena del crímen. El imputado le dijo que "se le había pasado la mano, y que había matado" a la mujer. De acuerdo a la investigación, el testigo le dijo de hacer la denuncia, pero el hombre le dijo que "había que esperar para ver qué pasaba y que nadie iba a saber de lo sucedido".

En la mañana del 20 de enero, el imputado denunció a la víctima como "desaparecida" desde la noche anterior. Había declarado que la mujer "tomaba mucho alcohol y a veces aparecía tirada en la calle y la llevaban a asistirla" a un hospital, lugar en el que los efectivos consultaron para ver si ahí se encontraba.

No obstante, esa misma tarde, efectivos de la embarcación “Enfoque II”, (abocada al dragado del Río Negro) encontraron el cuerpo de una mujer, que resultó ser la víctima tras la identificación de sus huellas y la realización de una autopsia al otro día que determinó que la causa de fallecimiento fue por "asfixia por sumersión (ahogamiento)”.

De acuerdo a la investigación, víctima e imputado se encontraban en pareja desde hacía meses. Durante ese tiempo, testigos "presenciaron el maltrato que ejercía" el hombre. Incluso en 2019, la hija de la mujer vio que ella tenía el labio lastimado y el ojo marcado, observando incluso que el imputado la obligó a vender un terreno.

Además, señaló que el hombre la "golpeaba" y le "gastaba el dinero" que recibía de una pensión. Ella "tenía miedo" del hombre y "hacía todo lo que este le decía, manifestando que la víctima no sabía ni leer ni escribir y había comenzado el trámite para una pensión del BPS", de acuerdo al documento de Fiscalía.

Los testigos indicaron que el hombre "destrataba continuamente a la víctima, la degradaba como persona y como mujer, la obligaba a mantener relaciones sexuales con hombres a cambio de dinero para poder comprar vino a pesar de la negativa de la víctima, quien terminaba accediendo para que él no la dejara. Asimismo la insultaba o maltrataba frente a otras personas, la golpeaba y la mandaba a pedir comida a sus vecinos", agrega el texto.

El imputado, quien luego se instaló en la localidad de Palmitas, se encontraba recluido desde el 30 de julio por un delito de atentado en reiteración real con un delito de actos de odio, desprecio o violencia contra determinadas personas, con una pena de seis meses de prisión.

Privado de libertad, el imputado le pidió a su hija que dijera que él y la víctima no eran pareja y que aportara un video de cumpleaños de la mujer "diciendo que lo había filmado ella".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados