Publicidad

Menor mató a su novia y luego le contó a su madre

Hombre caminando en dirección a Toledo. Foto: Archivo

FEMICIDIO

La mujer dijo que luego de las 00:00 horas su hijo llegó y le contó lo que había hecho, y que entonces decidió alertar al 911 y llevarlo a la seccional.

Dos llamadas casi en simultáneo ingresaron pasada la medianoche del viernes al servicio de Emergencias 911. En una de estas, un hombre decía que había encontrado a su hija sin signos vitales; en la otra, una mujer alertaba que su hijo había llegado con sangre a su casa y al preguntarle al respecto, respondió que había asesinado a su novia. Una llamada era del barrio Maroñas; la otra se había hecho desde Toledo.

A las 01:00 horas de ayer la Policía llegó a la casa ubicada en Capitán Villademoros y Veracierto (Maroñas). La Policía entró al lugar donde el padre había encontrado a su hija de 18 años sin vida. Los investigadores de la Zona Operacional III ingresaron al cuarto de la joven. Vieron que estaba en el suelo y que en el cuarto había una cuchilla de unos 15 centímetros. Enseguida concluyeron que había sido asesinada.

Su hermano dijo que el novio de ella, de 17 años, había estado en la casa. Que él había intentado bañarse de mañana, pero como el baño estaba ocupado había tenido que irse a la casa de un familiar. Cuando volvió, al rato, vio a su hermana ya sin vida. Otros familiares de la adolescente dijeron que ella estaba en el cuarto con su novio. Coincidieron en que no había indicios de que fuera una relación violenta.

A las 2:00 horas ya estaba en el lugar del crimen el subjefe de Policía de Montevideo, acompañado por varios integrantes del equipo de investigaciones y Policía Científica.

En paralelo a lo que ocurría en Maroñas, en Toledo, el novio de la víctima llegaba a su casa con rastros de sangre en su ropa y le confesaba a su madre que había matado a la joven. Más tarde la madre lo llevó a la seccional 20 de Canelones , ubicada en Toledo.

Los investigadores del caso fueron hasta la seccional y hablaron con la madre del menor. La mujer dijo que luego de las 00:00 horas su hijo llegó y le contó lo que había hecho, y que entonces decidió alertar al 911 y llevarlo a la seccional. La Policía se dirigió a la casa de la mujer e incautó un gorro de lana, auriculares, una billetera, boletos de ómnibus y una gasa. Todos los objetos presentaban manchas de sangre.

El menor fue detenido y ahora se encuentra a disposición de la Fiscalía de Adolescentes. Todos los elementos incautados en su casa, así como en la vivienda de la víctima, serán analizados por la Policía Científica.

Temas relacionados

violencia domestica

Publicidad

Publicidad