FALLO

La mató de 19 puñaladas y era su pareja: ¿por qué para la Justicia no fue un femicidio?

La Fiscalía solicitó que se tomara en cuenta el agravante del femicidio para la condena, pero la jueza Blanca Rieiro entendió en su fallo que el crimen no se ubica dentro de la figura de femicidio.

Violencia: la pareja era bien estimada en el complejo de viviendas. Foto: Marcelo Bonjour
Ocurrió el 25 de diciembre en un complejo de viviendas ubicado cerca del Parque Rivera. Foto: MArcelo Bonjour

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

A Carolina la mató su pareja el 25 de diciembre de 2018. Fueron 19 puñaladas. El caso ocupó las portadas de los diarios y los espacios televisivos de los informativos. “Femicidio de Parque Rivera”, se decía en ese entonces al presentar la noticia de que un hombre de 25 años había matado a su novia de 24, dentro de la habitación de la casa que compartían, y que luego se había ido caminando por Avenida Bolivia ensangrentado y en calzoncillos.

El pasado lunes, luego de un juicio oral, se conoció la sentencia de la Justicia en primera instancia. El hombre fue condenado a 24 años de prisión por el crimen de Carolina. La Fiscalía había solicitado la pena de 28 años y que se tomara en cuenta el agravante de femicidio, pero finalmente la Justicia consideró que no calificó como tal y bajó levemente la pena. ¿Por qué?

El crimen.

A las 5:00 horas del 25 de diciembre la madre de Carolina se despertó con los gritos. “Mamá, mamá”, decía Carolina mientras su pareja la atacaba. La madre corrió a la habitación e intentó abrir la puerta para ayudarla, pero el asesino había trancado la puerta. La madre trató, sin éxito, de derribarla a como diera lugar. Buscó un destornillador pero todos sus esfuerzos fueron en vano. Del otro lado de esa puerta trancada Carolina había recibido “al menos 19 puñaladas”, según la sentencia judicial a la que accedió El País.

La madre de la víctima salió corriendo a pedir ayuda. No encontró a nadie pero vio que en la ventana de la habitación estaba la pareja de su hija con el cuchillo que “utilizaba frecuentemente para los asados”. Entonces volvió a la habitación y el asesino, luego de lesionarse él mismo con el arma, abrió la puerta. “Salvala”, le dijo a la mujer, y se fue caminando en dirección a la casa de sus padres, que vivían a pocas cuadras de distancia.

Fallo judicial.

Carolina vivía desde hacía al menos tres años con su asesino en una casa ubicada en Alberto Zum Felde y Murgiondo. Con ellos también convivía el hijo de Carolina, que en ese entonces tenía nueve años. Según declaró la madre de la víctima durante el juicio, su hija quería separarse de su pareja y ese día se lo había comunicado.

Ella no había resuelto dejarlo antes debido a que él tenía una buena relación con su hijo. De hecho, el hombre tiene un tatuaje con el nombre del niño. A su vez, le pesaban las consecuencias económicas de hacerlo. Pero ese día tomó la decisión.

La defensa del hombre argumentó que luego del hecho, él sufrió amnesia. La Justicia, en el fallo, argumentó: “El serio e intenso esfuerzo de la defensa para acreditar que el imputado al momento de los hechos presentaba una amnesia lacunar no pudo contrarrestar la pericia realizada por la psiquiatra forense, la cual determinó que el acusado fue capaz de comprender el carácter ilícito de su conducta”.

La Fiscalía solicitó que se tomara en cuenta el agravante del femicidio para la condena, pero la jueza Blanca Rieiro no lo hizo. Según argumenta la magistrada en el fallo, para que se compute el femicidio tiene que haber un móvil de “odio, desprecio o menosprecio”, y eso se da cuando preceden incidentes de violencia física, psicológica o económica.

“El femicidio se trata de la privación arbitraria de la vida de una mujer por parte de un hombre, en un contexto de violencia de género”, explica y profundiza: “No todos los homicidios de mujeres deben ser calificados como femicidios, debe estar vinculado a los móviles referidos”. Que no hayan existido hechos de violencia antes del crimen y que varios testigos declararan que ambos “se llevaban bien” influyó en la decisión de no imputar ese agravante.

Se pudo determinar que el hombre le pedía a Carolina que no lo abandonara, le hacía regalos para evitar la ruptura y le prometía que iba a cambiar. Sin embargo, según el fallo no se logra acreditar “el odio” del hombre hacia la mujer.

“El acusado dio muerte a Carolina con gran violencia, con bronca, en una situación que la colocó sin posibilidades de defensa, cerrando el dormitorio por dentro para que no recibiera ayuda, dejando a un pequeño niño huérfano. Demostrando crueldad e indiferencia, pero ello no lo ubica” en la figura de femicidio, agrega.

De esa forma, la Justicia decidió la pena del hombre por matar a su pareja aquella madrugada fatídica de Navidad. Para la condena se tomaron en cuenta las agravantes de que el crimen fue a su concubina, que se cometió con alevosía y que sucedió en la noche.

El hombre fue condenado en primera instancia a 24 años de penitenciaría, cuatro menos de lo solicitado por la Fiscalía.

Las pruebas que se dieron válidas en el juicio oral

La Justicia dio por probado que a Carolina la mató su pareja de 19 puñaladas. Se tomaron en cuenta decenas de testimonios para validar el relato de cómo sucedieron los hechos.

El agresor, luego de matar a su pareja, le pidió las llaves de la casa a la madre de la víctima para poder escapar. “Andate porque te mato”, le dijo la mujer mientras entraba al cuarto de su hija para ayudarla. El hombre, entonces, decidió trepar el portón de la entrada de la casa, en calzoncillos y ensangrentado, para correr a lo de sus padres. El padre del agresor le dijo a un policía que vio a su hijo de camino a su casa “en ropa interior”. “El padre del acusado me expresó que cruzó al hijo en el camino en calzoncillos… y que el mismo había quedado en su casa con su señora”, declaró uno de los policías. La justicia también tuvo en cuenta los informes psicológicos que se le hicieron al agresor, los exámenes forenses y las pruebas de Policía Científica y cámaras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados