INVESTIGACIÓN

Matías Sosa, el narco que habría amenazado a policías y era buscado por comandar en San José

Fue enviado a prisión preventiva por 180 días. La Fiscalía intentará demostrar lo que en el departamento es un secreto a voces: que Sosa es un criminal peligroso y “dueño” de San José.

Policía incautó marihuana, cocaína, una camioneta y armas en allanamiento a Matías Sosa. Foto: Ministerio del Interior.
Policía incautó marihuana, cocaína, una camioneta y armas en allanamiento a Matías Sosa. Foto: Ministerio del Interior.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Dicen que en San José le tienen miedo, que amenazó a dos policías en plena calle para que no lo investigaran y que es el máximo líder del narcotráfico.

En el departamento se lo conoce con nombre y apellido: Matías Sosa. En el resto del país, en cambio, tomó estado público como el hombre que apareció en un video arrastrando a una mujer en plena carretera. El domingo 8 de diciembre de 2019, las imágenes comenzaron a circular en redes sociales y provocaron una investigación de oficio de Fiscalía.

En el video, una voz femenina, relataba lo que se veía: un hombre pegándole a una mujer y arrastrándola del pelo en una calle de balastro. Ese hombre era Matías Sosa.

Pero para San José su nombre es sinónimo de temor, poder y -hasta el mes de mayo de este año- también de impunidad. Son muchos los vecinos que dicen que se ha dedicado toda su vida a enriquecerse con el dinero obtenido por el narcotráfico. Pero, el pasado 5 de mayo fue detenido tras una investigación liderada por la fiscal de estupefacientes de 1º Turno, Mónica Ferrero, en conjunto con investigadores de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Droga.

Los investigadores tuvieron a Sosa durante mucho tiempo en la mira. Según indicaron a El País fuentes del caso, el narcotraficante era señalado como el líder principal de un grupo criminal. El 22 de abril de este año se emitió una orden de detención para llevarlo ante la Justicia y probar, entre otras cosas, el modus operandi de la banda. Así fue como se realizaron varios allanamientos en la ciudad de San José. Se desplegó un operativo importante: con el helicóptero de la policía y varios funcionarios de diferentes dependencias.

Sosa logró escabullirse, con ayuda de un hombre que lo refugió. Pero su suerte duraría apenas unos días. Finalmente cayó el 5 de mayo. La Justicia lo formalizó por un delito de tráfico de “sustancias estupefacientes prohibidas”, en la modalidad de tenencia y transporte.

Fue enviado a prisión preventiva por 180 días. La Fiscalía intentará demostrar lo que en el departamento es un secreto a voces: que Sosa es un criminal peligroso y “dueño” de San José.

En la mira

Fuentes de la investigación narraron a El País que Sosa había sido indagado en varias ocasiones. Una de ellas en 2009. Ese año la Policía logró detener a siete personas, incluido él, en una investigación sobre una organización criminal que poseía nexos con delincuentes internacionales y se dedicaban a ingresar droga a Uruguay. En esa oportunidad, Sosa cayó por transportar los estupefacientes. En ese operativo la Policía había incautado unos 40 kilos de cocaína.

Años más tarde, en 2012, el nombre de Matías Sosa volvería a aparecer en otra investigación para desarticular criminales. Los policías lo señalaron, ese año, como el principal líder de una banda compuesta por delincuentes paraguayos y uruguayos, que ingresaba gran cantidad de droga a Uruguay. Sin embargo no se recabaron las pruebas necesarias para que lo condenaran y lo dejaron en libertad. Sin embargo, ahora el destino de Sosa está tras las rejas ya que, fue enviado a prisión preventiva a la espera de un juicio oral.

Según supo El País, se recibieron diversas denuncias que señalan al peligroso delincuente como el dueño de un supermercado y un almacén en San José, producto del dinero obtenido por le narcotráfico. “Acá le tienen miedo porque amenaza”, confió una fuente a El País y agregó que algunos magistrados del departamento se les recomendó cambiar los recorridos habituales para prevenir “alguna situación peligrosa”.

Fuentes que lo investigaron dijeron que Sosa podría estar a cargo de unas 40 bocas de venta de droga en el departamento. Además de tener comercios y poseer autos lujosos.

Se cree que el hombre, además de ser el “dueño” de la gran mayoría de bocas en San José, podría haber enviado droga a otros departamentos. Matías Sosa, para los de San José, y el hombre que golpeó a una pareja, para el resto, tendrá que esperar a ser juzgado y conocer su condena.

MÁS

Historial delictivo de Matías sosa

Matías Sosa fue creciendo en el negocio ilícito de venta de drogas de a poco, dicen quienes lo investigaron. Tiene seis antecedentes penales pero, hasta ahora, había sido difícil demostrar su enriquecimiento por el dinero obtenido del narcotráfico. Homicidio, receptación, hurto, violencia doméstica y transporte de estupefacientes son algunos de los delitos que lo han llevado a estar entre rejas. Por el video viral en el que se lo vio pegándole a una mujer, que sería su pareja, Sosa fue condenado a un año y 14 días de prisión por “lesiones personales” y violencia doméstica.

Según indicaron fuentes de la investigación a El País Sosa tenía un “socio”: Jonathan Guerra. Con este hombre, creen los investigadores que montó el negocio y creció económicamente. Fuentes policiales, dicen que Guerra era “más inteligente” y “más reservado” que Sosa, que tenía un perfil más violento y amenazador. El “socio” del líder narco, tiene dos antecedentes penales. Uno en el año 2009 (por receptación) y otro en 2020, por posesión de droga y tráfico interno de armas de fuego. Guerra también fue formalizado por la Justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados