TESTIMONIO

Martín Quiroga tras agresión del suegro: “El balazo me golpeó el pecho y me ardió la piel”

El cantante Martín Quiroga relató la agresión de su suegro.

El cantante Martín Quiroga hoy vive en Nuevo París y busca casa para alquilar. Foto: Youtube
Martín Quiroga hoy vive en Nuevo París y busca casa para alquilar. Foto: captura Youtube.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"Lo primero que vi fue el caño del revólver apuntándome de frente. Era un Smith & Wesson 3.57. Enseguida sentí un terrible ardor en el pecho. Y caí al suelo. Agarré la herida con mi mano".

El cantante de plena uruguaya Martín Quiroga no perdió el conocimiento tras el disparo realizado por su suegro Máximo M. en la tarde del 9 de noviembre de 2018.

El cantante observó por segunda vez el orificio del caño del revólver apuntándole. Y a su suegro, Máximo M. diciéndole:

-Te dije que te iba a matar si te veía en la casa de mi hija o si se amontonaba gente ahí.

El suegro afinó la puntería para rematarlo. Casi en forma simultánea, Martín escuchó los gritos de su pareja: “Papá, Papá. ¿Qué hiciste?”

El amor de padre pudo más que la ira. Hoy Martín está seguro que la intervención de su esposa fue clave. “Ella me salvó”, relata.

El viernes 22, la Justicia Penal condenó a Máximo M. como autor responsable de un homicidio en grado de tentativa a la pena de 12 meses de prisión domiciliaria.

El abogado del suegro de Quiroga, Marcos Pacheco, dijo a El País que su defendido ya cumplió cuatro meses de prisión domiciliaria, por lo que le restan ocho meses bajo ese régimen. 

Coyuntural

Martín y su suegro residían en el mismo predio. El dueño de la propiedad es el suegro del cantante. En una de las casas, Martín vivía con su pareja y su hija de tres años. En la otra, Máximo M.

La relación entre ambos se fue desgastando por el continuo arribo de personas a la casa de Quiroga que llegaban a contratarlo o a conversar.

La rispidez tuvo su clímax en una discusión fuerte entre el suegro y Quiroga.

En ese momento, el anciano lanzó una amenaza de muerte. El tiempo mostró que era una persona de palabra.

“Mi suegro me avisó que si me veía dentro de la casa me iba a matar. Sacó el arma y me tiró. Yo estuve consciente todo el tiempo. Pensé que me moría porque casi no podía respirar. Me pasó lo que le pasa a las personas que le disparan en el pecho”.

Detenido

Las escenas siguientes parecen sacadas de una película policial clase B. En el lugar se encontraban el agresor, la víctima en el suelo, la hija y algún vecino que corrió a ayudar.

Quiroga no podía levantar la cabeza. El dolor en el pecho se lo impedía. De todas formas, sabía que su suegro se encontraba a poca distancia.

Como a los lejos, alguien hablaba por teléfono. Es evidente que esa persona había llamado al Servicio 911. Los minutos parecieron eternos para Martín. Oyó una sirena. Era la Policía.

Desde el suelo, malherido y sin aflojar un instante la mano encima de la herida, el cantante escuchó la voz de su suegro relatar a las policías que le había disparado y dónde se encontraba el Smith & Wesson, modelo “Magnum”.

Una médica y un enfermero levantaron a Martín y lo colocaron encima de una camilla.

La ambulancia se dirigió a toda velocidad desde Nuevo París hacia el Hospital Maciel. Un poco antes de llegar al hospital, Martín se desmayó.

“Hoy yo estoy en Nuevo París buscando una casa para alquilar con mi mujer y mi hija. No he vuelto a ver a mi suegro. No nos podemos acercar. No siento odio hacia él. Ya fue. Que él haga su vida y yo la mía. Él es el padre de mi mujer. Fueron cosas del momento”.

Suegro de Quiroga cumplirá 8 meses de prisión domiciliaria

A las 15 horas del 9 de noviembre de 2018, el oficial ayudante Sandro S. y la agente Jessica S. realizaban un patrullaje de rutina en la jurisdicción de la Seccional 19ª (Nuevo París y barrios aledaños). Por radio recibieron información de que había un herido de bala en una vivienda. Al llegar allí, Máximo M. les dijo que había sido el autor del disparo contra el cantante Martín Quiroga. Quedó detenido.

La acusación de la fiscal de Homicidios de 2° Turno, Mirta Morales, señala que cuenta con las siguientes pruebas en contra del acusado: declaraciones de testigos, confesión del acusado en sede de Fiscalía en presencia de su defensa (abogado Marcos Pacheco), relevamiento fotográfico de Policía Científica e incautación del arma. Y consideró que Máximo M. deberá responder por un delito de homicidio en grado de tentativa. Como circunstancias atenuantes se computará la confesión y como agravantes el uso de un arma de fuego.

Como se trata de un delito de homicidio en grado de tentativa y teniendo en cuenta la confesión y que el acusado es primario, la Fiscalía solicitó al juez José María Gómez, que se le imponga la pena de tres años de penitenciaría, la que será cumplida de la siguiente forma: un año de prisión domiciliaria y dos años de libertad vigilada. Además no podrá acercarse al cantante. Se le descontarán los cuatro meses de prisión domiciliaria sufrida por Máximo M.

El juez Gómez hizo lugar al pedido fiscal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)