Lavado de activos

Lava Jato: Uruguay y Brasil coordinan investigación penal

Fiscales de ambos países se reunieron con detenidos.

Morabito aguardaba la extradición a Italia desde el 14 de febrero. Foto: archivo El País
Cárcel Central. Foto: archivo El País

Dos fiscales de Río Janeiro que investigan el caso Lava Jato, se reunieron con el fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez, y con cuatro acusados de integrar una organización de cambistas que movieron unos US$ 100 millones de "coimas" cobradas por el exgobernador carioca, Sergio Cabral, a cambio de concesiones de obra pública. Los detenidos se encuentran alojados en Cárcel Central a la espera de una extradición a Brasil.

El jueves 21, Rodríguez y sus pares brasileños se reunieron para coordinar la investigación a la organización liderada por Cabral y sus operadores financieros. En la práctica, el sistema de lavado de dinero funcionaba como un banco clandestino. Políticos y empresarios podían entregar reales a los cambistas en Brasil y recibir dólares en una cuenta en un paraíso fiscal. También se podía hacer al revés: los políticos depositaban dólares en el extranjero y recibían reales en el Brasil.

Los investigadores de la megacausa creen que los cambistas cobraban entre 3% y 5% de comisión para lavar las millonarias coimas que cobraba Cabral para otorgar obras como refacciones en la favela "Rocinha", una de las más peligrosas de Río de Janeiro, y el estadio Maracaná en meses previos a la Copa del Mundo de 2014, entre otras.

El fiscal Rodríguez y sus pares brasileños concurrieron a Cárcel Central donde se reunieron con cuatro cambistas detenidos. En esa reunión participaron los abogados uruguayos de los detenidos, Pablo Donnangelo y Paul Pereira Schurman. También asistieron abogados defensores brasileños.

Fuentes que participaron del encuentro señalaron a El País que los fiscales brasileños pretendían información sobre las "coimas" cobradas por Cabral, hoy preso en Brasil, y detalles de los movimientos de dinero de Brasil a Uruguay y a paraísos fiscales. Mientras que la Fiscalía pretende facilitar la extradición de los cambistas a Brasil, los abogados defensores uruguayos tratan de neutralizarla por considerar que sus defendidos no tendrían las garantías de un proceso justo en su país.

Las investigaciones contra los detenidos en Uruguay y otros 34 acusados en Brasil comenzaron a partir de la colaboración premiada de los cambistas Vinicius Claret, alias "Juca Bala", y Cláudio Barboza, conocido como "Tony" o "Peter". Ambos fueron detenidos el 3 de marzo de 2017 en Uruguay y participaban en operaciones de lavado de dinero para los hermanos Chebar, acusados en Brasil de ser cambistas del exgobernador Cabral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º