Lavado de activos

Lava Jato: Uruguay y Brasil coordinan investigación penal

Fiscales de ambos países se reunieron con detenidos.

Morabito aguardaba la extradición a Italia desde el 14 de febrero. Foto: archivo El País
Cárcel Central. Foto: archivo El País

Dos fiscales de Río Janeiro que investigan el caso Lava Jato, se reunieron con el fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez, y con cuatro acusados de integrar una organización de cambistas que movieron unos US$ 100 millones de "coimas" cobradas por el exgobernador carioca, Sergio Cabral, a cambio de concesiones de obra pública. Los detenidos se encuentran alojados en Cárcel Central a la espera de una extradición a Brasil.

El jueves 21, Rodríguez y sus pares brasileños se reunieron para coordinar la investigación a la organización liderada por Cabral y sus operadores financieros. En la práctica, el sistema de lavado de dinero funcionaba como un banco clandestino. Políticos y empresarios podían entregar reales a los cambistas en Brasil y recibir dólares en una cuenta en un paraíso fiscal. También se podía hacer al revés: los políticos depositaban dólares en el extranjero y recibían reales en el Brasil.

Los investigadores de la megacausa creen que los cambistas cobraban entre 3% y 5% de comisión para lavar las millonarias coimas que cobraba Cabral para otorgar obras como refacciones en la favela "Rocinha", una de las más peligrosas de Río de Janeiro, y el estadio Maracaná en meses previos a la Copa del Mundo de 2014, entre otras.

El fiscal Rodríguez y sus pares brasileños concurrieron a Cárcel Central donde se reunieron con cuatro cambistas detenidos. En esa reunión participaron los abogados uruguayos de los detenidos, Pablo Donnangelo y Paul Pereira Schurman. También asistieron abogados defensores brasileños.

Fuentes que participaron del encuentro señalaron a El País que los fiscales brasileños pretendían información sobre las "coimas" cobradas por Cabral, hoy preso en Brasil, y detalles de los movimientos de dinero de Brasil a Uruguay y a paraísos fiscales. Mientras que la Fiscalía pretende facilitar la extradición de los cambistas a Brasil, los abogados defensores uruguayos tratan de neutralizarla por considerar que sus defendidos no tendrían las garantías de un proceso justo en su país.

Las investigaciones contra los detenidos en Uruguay y otros 34 acusados en Brasil comenzaron a partir de la colaboración premiada de los cambistas Vinicius Claret, alias "Juca Bala", y Cláudio Barboza, conocido como "Tony" o "Peter". Ambos fueron detenidos el 3 de marzo de 2017 en Uruguay y participaban en operaciones de lavado de dinero para los hermanos Chebar, acusados en Brasil de ser cambistas del exgobernador Cabral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)