JUSTICIA

Justifican prisión de 15 meses para un abusador

La pena está dentro de parámetros del CPP, dijo la Fiscalía.

El abuso sexual conmocionó a los pobladores sanduceros. Foto: archivo El País
El abuso sexual conmocionó a los pobladores sanduceros. Foto: archivo El País

El caso generó conmoción en Paysandú. Un hombre y su novia abusaron de una adolescente de 16 años, hija de aquél. También llamó la atención la pena de prisión dispuesta: 15 meses sin posibilidad de salir con libertad transitoria. Cuando salga en libertad, el padre abusador será vigilado durante nueve meses.

El acusado no volverá a vivir con la joven abusada. Perderá la patria potestad de sus cinco hijos, los que pasarán a vivir con otros familiares directos.

La fiscal de Paysandú, Estela Long, dijo a El País que las penas dispuestas al padre abusador y su pareja están dentro de los parámetros establecidos por el nuevo Código del Proceso Penal (CPP).

La Ley 19.580 creó el delito de abuso sexual. Prevé para este ilícito una pena mínima de dos años de penitenciaría.

Según la fiscal Long, al haber un acuerdo entre la Fiscalía y el acusado de ir a un proceso abreviado, el nuevo Código del Proceso Penal establece la posibilidad de otorgar un descuento de un tercio de la pena dispuesta por la ley.

La fiscal y el acusado arribaron a un acuerdo de fijar la pena en 15 meses de prisión efectiva. "Esa sanción es más que la mitad mayor de la pena que cumpliría el padre al tener posibilidad de salir con libertad anticipada", dijo Long.

Aludió que el acusado podría pedir a los 12 meses de prisión que se le conceda el beneficio de la libertad anticipada.

Long agregó que el acuerdo que logró con el padre de la menor es aceptable, porque el abuso sexual es un delito muy difícil de probar al ocurrir dentro de un ámbito de intimidad.

La coordinadora del Sistema de Protección Contra Violencia Infantil, María Elena Mizrahi, no quiso comentar el dictamen judicial. "Ahora lo importante es la atención y contención de esa joven y su entorno", dijo.

Mensajes de texto.

Todo comenzó como un caso de violencia doméstica. El 7 de marzo de este año, un hombre de 19 años se presentó en la Unidad Especializada de Violencia Doméstica de la Jefatura de Paysandú, en representación de su hermana de 16 años. El denunciante señaló que su padre y la actual pareja habrían incurrido en violencia doméstica contra una de sus hermanas.

El caso fue atendido por la jueza subrogante de Familia de Paysandú, Sofía Mañez. A la audiencia concurrió el denunciante acompañado de la abuela paterna de la víctima. Allí el joven declaró que la pareja de su padre ingresó en el dormitorio de la víctima y habría abusado de ella. La mujer, agregó, tomó el celular de la menor y le envió un mensaje de texto al padre diciéndole que lo estaban esperando.

El denunciante insistió que en ningún momento su hermana adolescente consintió el abuso, dijo a El País una fuente que participó de la audiencia.

La fiscal Long resolvió, en primera instancia, que un familiar directo de los cinco hijos del acusado se hiciera cargo de ellos y luego dispuso medidas preventivas para los dos denunciados. El jueves 26, el hermano de la víctima volvió a denunciar que el padre incumplió con las medidas de no acercamiento al seguir a la adolescente en el ómnibus que la trasladaba desde un centro de estudios, consignó el diario El Telégrafo.

La jueza de Familia de Pay-sandú dispuso el viernes 27 la prisión del hombre por el desacato. En ese entorno, la fiscal Long tuvo acceso a unos mensajes de texto que involucra-ban al padre. Ello derivó en la confesión del acusado en la audiencia. Long dispuso la formalización de la investigación penal en contra del padre de la menor. En esa audiencia, la Fiscalía alcanzó un acuerdo con el imputado y se llegó a un juicio abreviado donde el hombre se hizo cargo del abuso sexual a su hija. En tanto, la pareja alegó que estaba borracha y no participó porque se durmió.

Al final del juicio, Long pidió a la Justicia que se le impute al padre la pena de prisión por el lapso de dos años de penitenciaría que se cumpliría de la siguiente manera: 15 meses de prisión efectiva; nueve meses de libertad vigilada y la prohibición de acercamiento o comunicación con respecto a sus hijas menores por un plazo de dos años.

A la pareja del padre se le imputó un delito de abuso sexual especialmente agravado en calidad de cómplice. Deberá cumplir una pena de 16 meses de prisión mediante un arresto domiciliario nocturno, en el horario de 20 a 7 horas.

Un caso similar ocurrió en Cerro Largo

En enero de este año, se hizo público un caso de un padre que abusaba sexualmente de su hija en Cerro Largo. La víctima venía siendo violada desde que tenía nueve años y el abuso se prolongó hasta los 15, pese a que la menor habría advertido a la madrastra de lo que venía sucediendo. Así lo dijo a El País el abogado Gustavo Silveira, que patrocina a la joven que hoy tiene 18 años y estudia Derecho en Montevideo. El abogado agregó que "a la joven nadie le creyó". Y criticó que muchas veces "los niños tienen ese problema y no les creen, pero hay que creerles". Silveira se enteró de esta situación a través de los profesores del liceo de la joven, quienes le solicitaron que le prestara ayuda. En ese momento, la joven era asistida por la Defensoría de Oficio.

"El abusador, que ahora está procesado con prisión por reiterados delitos de violación y atentado violento al pudor, fue docente en una escuela rural y eso me preocupa todavía más", dijo el profesional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos