PASADO RECIENTE

Justicia desestimó prescripción del caso por la desaparición de Elena Quinteros

La maestra fue detenida en el año 1976 dentro de la Embajada de Venezuela en Montevideo y sus restos nunca fueron encontrados.

Marcha del Silencio 2020. Foto: Marcelo Bonjour
Marcha del Silencio 2020. Foto: Marcelo Bonjour

La Justicia desestimó la prescripción del caso por la desaparición de la maestra Elena Quinteros, quien fue detenida en el año 1976 dentro de la Embajada de Venezuela en Montevideo y cuyos restos nunca fueron encontrados.

El juez Nelson dos Santos desestimó el pedido de clausura del expediente por prescripción en la causa, realizado por parte de la defensa de militares retirados que son investigados por el caso, informó Montevideo Portal y confirmó El País.

"Al investigarse en esta causa eventuales responsabilidades penales con relación a los hechos que culminaron en la desaparición de la maestra Elena Quinteros Almeida, situación que se mantiene al presente y por tratarse –presuntamente- dicha conducta de un delito de lesa humanidad al haberse producido la misma en el marco de una práctica metódica y planificada de persecución y tormento a opositores políticos, ejerciendo su cometido
en forma abusiva y criminal propio del período caracterizado como terrorismo de Estado, no cabe sino concluir que no ha operado la prescripción extintiva de la eventual responsabilidad de los partícipes en los hechos", señala el escrito con fecha 3 de setiembre, al que tuvo acceso El País.

Para el magistrado, la desaparición de Quinteros refiere a un crimen de lesa humanidad. Esto quiere decir que no corren plazos de prescripción, como señala la Ley 17.347 y ratifica la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad de Naciones Unidas aprobada en noviembre de 1968.

El pedido de prescripción estuvo dirigido a la investigación de 26 indagados: Guido Michelin Salomón, Rubely Pereyra Seguesa, Juan Carlos Larcebeau y Jorge Silveira, Ernesto Ramas y Antranig Ohannessian, Ramón Rodríguez de Armas, Omar Lacasa Antelo y Rudyard Scioscia, Mario Cola, Eduardo Vaccaro y Fredy de Castro, Mario Aguerrond, Walter Mesa, Raúl Blanco, Gustavo Cadarso, Juan Manuel Pagola y Sergio Caubarrere, Walter Hugo Villanueva, José Gavazzo, Mario Frachelle, Juan José Pioli, Pablo Nelson Ulrich, Tomás Martín Medina, Washington Estevez y Pablo Zamarripa.

Los 26 son todos militares retirados, con excepción de Guido Michelin Salomón, quien se desempañaba como subsecretario del Ministerio de Relaciones Exteriores al momento de la desaparición de Quinteros.

INFORMACIÓN

Los hechos

Con la excusa de establecer contacto con un miembro del Partido Por la Victoria del Pueblo (PVP), al que entregaría a los militares, el 28 de junio de 1976 Quinteros fue llevada hasta las inmediaciones de Bulevar Artigas y Canelones, donde logró introducirse en el predio que entonces ocupaba la Embajada de Venezuela.

Se identificó a gritos y pidió asilo, pero varios hombres vestidos de particular, integrantes de las fuerzas de seguridad, corrieron tras ella, la golpearon y la sacaron de la sede diplomática.

Debido a este hecho el gobierno de Venezuela exigió la entrega de Quinteros y, al no obtener resultados, rompió relaciones diplomáticas con Uruguay, que se reanudaron recién en 1985.

Julio Ramos, embajador de Venezuela en Uruguay por ese entonces, se comunicó con Cancillería y denunció el hecho ante Michelin Salomón, porque el ministro Juan Carlos Blanco no se encontraba en la cartera. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados