Empresa láctea

La Justicia aceptó el concurso de Pili

Se designó un síndico; buscan exportar a México.

Pili: la empresa le debe a tamberos y trabajadores y alrededor de US$ 40 millones a varios bancos. Foto: El Telégrafo / Paysandú
 Foto: El Telégrafo / Paysandú

La Justicia aceptó ayer el pedido de concurso de la empresa láctea sanducera Pili y designó un síndico que ahora deberá resolver si acepta el nombramiento y verificar los créditos, dijeron a El País fuentes cercanas a la empresa. En Pili, que tiene deudas por más de US$ 40 millones con bancos y proveedores, la noticia fue recibida con satisfacción porque da claridad jurídica a la situación. El síndico, si acepta su designación, deberá llamar a una junta de acreedores.

Ayer la empresa se reunió con sus remitentes y les anunció que en setiembre estará en condiciones de saldar los pagos por leche enviada en julio El pago de las obligaciones previas fue posible por la aprobación de una iniciativa legislativa del gobierno que permitió destinar recursos tanto a los tamberos como a los 130 trabajadores de la empresa. La iniciativa del gobierno fue aprobada por amplia mayoría en el Parlamento ante la posibilidad de que la empresa cerrara por la falta de capital de giro.

Ahora Pili está buscando concretar un embarque de quesos a México para ganar oxígeno financiero. Por ahora, no tiene posibilidades de realizar colocaciones en Argentina y Brasil ni de trabajar más que cuatro días por semana.

Actualmente está recibiendo 70.000 litros de leche diarios de unos 75 tamberos, pero posiblemente en primavera se pueda llegar a 120.000 o 130.000 litros diarios aunque seguirá estando por debajo de su capacidad que es de 400.000, explicó a El País el productor Gerardo de Souza. De todas formas, eso dependerá de que la remisión se pague, dijo de Souza. El productor señaló que la empresa sigue recibiendo visitas de inversionistas que podrían interesarse en su compra.

Esta industria láctea, fundada en 1962, invirtió en una planta, ubicada en los suburbios de Paysandú, por la que se endeudó en momentos en que perdía el crucial mercado venezolano, en el que llegó a concentrar la gran mayoría de sus exportaciones. Pili, al igual que Calcar, de Carmelo, y Claldy, de Young, pidió el "descuelgue" del convenio salarial del sector lácteo para poder negociar con su sindicato de forma bilateral algunos aspectos de la futura relación laboral. Venezuela pagaba muy buenos precios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º