GUICHÓN

Jugaban al truco, tuvieron una discusión y uno de ellos murió tras ser apuñalado

El jueves la Fiscalía Departamental de Paysandú de 3° turno imputó al agresor por un delito de homicidio.

Los hombres jugaban al truco en una cantina. Foto: Archivo El País
Los hombres jugaban al truco en una cantina. Foto: Archivo El País

En Guichón (Paysandú) un hombre murió a raíz de una puñalada luego de ser agredido por una persona con la que había estado jugando al truco en una cantina de esa localidad. El jueves la Fiscalía Departamental de Paysandú de 3° turno imputó al agresor por un delito de homicidio. El fiscal Carlos Motta pidió como medida cautelar la prisión preventiva de este hombre por 120 días, mientras sigue la investigación.

En la tarde del miércoles de esta semana la Policía de Guichón fue alertada acerca de una persona herida en las calles Orden y Avenida Artigas.

Cuando los efectivos llegaron al lugar, varios testigos comentaron que la víctima –un hombre de 61 años, empleado de Antel- había entrado con una lesión en su abdomen al baño del lugar donde trabajaba. Los funcionarios llamaron a la Policía, y más tarde una ambulancia de ASSE lo llevó hasta el hospital local, donde falleció.

El victimario resultó ser otro hombre de 73 años, que fue hasta la seccional de manera voluntaria y dijo que lo había agredido con un arma blanca luego de una discusión en una cantina, según un comunicado del Ministerio del Interior. Todo comenzó con un partido de truco.

El pedido de formalización detalla qué pasó. Sobre las 14:30 del miércoles el ahora imputado salió de la cantina y caminó hasta su camioneta. El ahora fallecido lo alcanzó, se produjo un altercado entre los dos, y el imputado apuñaló al otro hombre. Unas horas antes, sobre las 11 de la mañana, ambos hombres estaban “tomando y jugando al truco” en esa cantina. Según contaron los testigos del hecho, era común que jugaran “por la copa”, es decir, “por lo que suelen estar tomando, que puede ser vino o cerveza, o por una quiniela, la mayoría de las veces, lo que queda anotado en la cantina, y van consumiendo en los encuentros subsiguientes”, indica el pedido.

El imputado tomaba cerveza en botella de tres cuartos litro y la víctima bebía vino. En el truco resultó ganadora la pareja que integraba el imputado, por lo que la víctima –que lo enfrentaba- tuvo que pagar la bebida. El agredido manifestó su disconformidad con tener que abonar una cerveza de un litro, porque dijo que el otro hombre estaba tomando una más pequeña en realidad. Más allá de la queja, el agresor consiguió una botella de un litro. Con ella se retiró de la cantina rumbo a su camioneta.

Cuando fue a abrir la puerta del vehículo, fue alcanzado por la víctima, quien le quitó las botellas –también tenía un refresco- y se las arrojó.

Esto, según testigos del hecho, hizo que se tomaran a golpes de puño. “El imputado declara que temía que su oponente lo matara, ya que se había peleado con otros en bares de la zona y que por eso, cuando se le viene de vuelta para defenderse le dio una puñalada con un cuchillo que tenía en el bolsillo de puerta de la camioneta, que resultó ser un cuchillo de uno 12 cm de hoja, con cabo de madera marrón”, señala el pedido de formalización. El agresor se fue en su camioneta, mientras que la víctima llegó caminando hasta el local de Antel donde trabajaba.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados