JUSTICIA

Jueza define hoy la extradición de tres paraguayos fugados

Ministro del Interior y senadores guaraníes irán a la audiencia judicial.

Ministro del Interior paraguayo, Ernesto Villamayor en Uruguay. Foto: Archivo El País
Ministro del Interior paraguayo, Ernesto Villamayor en Uruguay. Foto: Archivo El País

En un hecho inédito en la historia judicial del país, el ministro del interior de Paraguay, Juan Ernesto Villamayor, dos senadores de ese país -uno oficialista y otro de la oposición- vinculados con las víctimas y jerarcas de la Fiscalía guaraní, participarán hoy de una audiencia de extradición de tres paraguayos.

Los acusados, Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán eran buscados por la justicia paraguaya por delitos de secuestro y de enterrar viva a una de sus víctimas hace 20 años. Fueron detenidos el viernes 23 en Montevideo.

Largo periplo.

En 2004, Arrom, Martí y Colmán fueron procesados, pero no terminaron en la cárcel. Es decir, enfrentaron el juicio en libertad.

“A mi criterio hubo una situación algo descuidada de parte de la Justicia paraguaya. Pero ello es una muestra a favor de que no existió persecución contra esas personas”, dijo el ministro Villamayor.

Los acusados huyeron a Brasil donde solicitaron el estatus de refugiados políticos. Posteriormente, la Corte Interamericana de Derechos Humanos inició una investigación y concluyó que en Paraguay no existió ninguna persecución política a esos tres procesados, dijo el ministro Villamayor a El País. “También determinó que en el proceso (contra los acusados) iniciado por la Justicia paraguaya no hubo violaciones a los derechos humanos”, agregó.

Luego de perder su estatus de refugiados en Brasil tras la decisión de la Corte, los tres paraguayos ingresaron a territorio uruguayo.

El viernes 23, se presentaron ante la Justicia uruguaya para solicitar que se retire la orden de extradición. Sin embargo, quedaron detenidos. Días antes, a través de Interpol, Paraguay había pedido su captura internacional.

Según Villamayor, se está ante la presencia de tres delincuentes comunes que iniciaron en Paraguay la industria del secuestro hace 20 años.

El primer secuestro ocurrió en 2001. La víctima fue María Edith Bordón de Debernardi, esposa de un empresario y nuera del exministro de Hacienda Enzo Debernardi.

En ese momento, el grupo de secuestradores pidió a la familia un rescate de US$ 2 millones. El cautiverio de Bordón de Debernardi duró unos 60 días y fue devuelta con vida.

En 2004, el grupo secuestró a la joven Cecilia Cubas, hija del expresidente de Paraguay, Raúl Cubas. Su madre, Mirta Gusinky, hoy es senadora. Cecilia fue retenida por sus captores y luego enterrada viva, dijo Villamayor.

La Policía encontró el lugar donde los delincuentes habían enterrado a la joven. Cuando se realiza la autopsia, los médicos informaron que la víctima fue enterrada con vida y falleció ahogada dentro de una fosa, agregó el jerarca paraguayo.

Varios cómplices de los hoy detenidos en Uruguay fueron encarcelados por orden de la Justicia guaraní. En la sentencia de sus condenas, se nombra a Arrom 57 veces. En Paraguay se considera que Arrom es el cabecilla del grupo de secuestradores, dijo Villamayor.

Pedido.

Los tres paraguayos habían iniciado un trámite ante la Comisión de Refugiados de Uruguay. El gobierno paraguayo no tiene datos sobre ese expediente.

Villamayor dijo que el motivo de su viaje a Uruguay es generar memoria y hacer conocer a los paraguayos. “Que la gente sepa qué se está discutiendo en la Justicia de este país”, dijo.

De lo contrario, agregó, la opinión pública uruguaya tendrá la impresión de que se trata de un pedido más de extradición de los tantos que pueden haber en la Justicia.

Para Paraguay, dijo Villamayor, se trata de un asunto de Estado y sin tinte político porque hoy dos senadores de distintos partidos participarán en la audiencia en su carácter de víctimas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados