PROFESOR DE MÚSICA

Juez Islas cree que pruebas incriminan a Guillermo Freijido

Lo condenaron a tres años de prisión; ya cumplió dos.

El abogado de Freijido, Juan Fagúndez, analizará apelar el fallo. Foto: Archivo El País
El abogado de Freijido, Juan Fagúndez, analizará apelar el fallo. Foto: Archivo El País

La audiencia que puso fin al juicio oral al músico y docente Guillermo Freijido duró más de seis horas. El juez del caso, Fernando Islas, dedicó por lo menos cuatro de estas a leer la sentencia de más de 130 folios.

Freijido fue acusado penalmente el 21 de setiembre de 2018 de reiterados delitos de atentado violento al pudor contra un hijastro y un alumno, ambos menores de edad. Enseñaba música en varios colegios, dirigía un coro de niños y era jurado en el programa de Canal 12 “Masterclass”, por el cual se volvió una figura pública.

Tras la denuncia realizada por su pareja y madre de su hijastro, que tenía 11 años al momento de los hechos, fue desvinculado de las instituciones educativas y también del programa de televisión.

Condena

En su fallo, Islas tomó conceptos de la acusación de la fiscal Silvia Naupp, planteos de la defensa de Freijido realizados por el penalista Juan Fagúndez, testimonios de las dos víctimas de entonces 11 años, y sugerencias de los abogados de las familias de los hoy adolescentes, Gumer Pérez y Julio Lenz.

Durante la lectura de la sentencia, el juez Islas sostuvo que no iba a hacer lugar al pedido de la Fiscalía de condenar a Freijido a siete años de prisión y estableció que la pena sería de tan solo tres años.

El magistrado sí coincidió con la fiscal Naupp sobre que el hoy acusado incurrió en reiterados delitos de atentados violentos al pudor contra los dos entonces menores.

En el fallo, Islas afirmó que hay suficientes pruebas periciales, documentales, científicas y testimoniales como para condenar a Freijido por los delitos que se le imputan. Y citó al reconocido abogado penalista argentino Cafferata Nores, quién dijo una vez que eran las pruebas las que condenaban a un acusado y no el juez, según dijeron a El País participantes de la audiencia.

Las conclusiones de pericias y los testimonios concluyeron que era verdad lo que contaron los dos niños en su momento. Es decir, ayer la Justicia le creyó a las víctimas.

El extenso fallo tiene algunos pasajes muy movilizantes para los damnificados. Por ello, el juez Islas mantuvo la reserva del expediente en general y del fallo en particular.

Apelación

Hasta el momento, Freijido enfrentó 20 meses de prisión efectiva -en Cárcel Central y en la chacra de Campanero (Minas) y ya lleva dos meses de reclusión domiciliaria.

Desde el punto de vista procesal deberá esperar que la sentencia de Islas quede firme. Hoy se trata de una condena que aún no está ejecutoriada porque la defensa tiene plazo de interponer una apelación.

A la salida de la audiencia, el abogado defensor de Freijido, Fagúndez, dijo a El País que analizaba interponer un recurso.

Pérez, en tanto, dijo que no pensaba apelar. No trascendió qué hará el defensor de la otra víctima.

Es posible que Freijido deba reintegrarse a la prisión porque le queda un saldo de pena por cumplir de 12 meses. Es que la condena de Islas es de tres años de penitenciaría.

Freijido se encuentra bajo el régimen de prisión domiciliaria desde el 22 de mayo de 2020 cuando un Tribunal de Apelaciones falló que podía continuar el juicio bajo ese régimen porque no había riesgo de fuga ni entorpecimiento de la investigación por parte del imputado.

Gumer Pérez: el fallo recoge verdad del juicio

El abogado en representación de unas de las víctimas, Gumer Pérez, coincidió con el fallo de la Justicia que condenó al músico Guillermo Freijido. “Estamos de acuerdo con la sentencia porque recoge la verdad del juicio”, sostuvo el penalista.

Dijo que el dictamen es contundente, porque analiza toda la prueba recogida durante la investigación fiscal.

Según Pérez, los dos niños, en diferentes años, relataron los abusos de Freijido, pero en un principio no se les creyó en el centro educativo en el que este era profesor. “Esa institución restó trascendencia a los dichos. Ellos no tenían ningún móvil espurio para mentir e incriminar a un profesor al que le tenían aprecio. Hoy esa institución merece una nota de reproche”, dijo Pérez.

En 2017 se ventiló el segundo caso que involucraba a Freijido. En ese momento, según Pérez, el colegio le pidió disculpas al primer niño abusado. El menor, hoy un adolescente, respondió a esa solicitud: “Si me hubieran creído, a este otro niño no le hubiera pasado lo que le pasó”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados