POR PRESUNTAS IRREGULARIDADES

Presidenta del Inisa presentó una denuncia penal contra la gestión anterior

Encuentran cajas con información de celulares requisados a adolescentes privados de libertad que no se derivaron a Fiscalía.

Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa). Foto: Presidencia
Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa). Foto: archivo

La presidenta del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa), Rosanna de Olivera presentó en la noche del viernes pasado una denuncia penal en la Dirección de Crimen Organizado e Interpol por supuestas irregularidades encontradas en la gestión anterior. Así lo trasmitió la propia jerarca denunciante a El País.

De Olivera fue asesorada por la abogada del organismo para que se dirigiera al Departamento de Investigaciones Complejas de dicha unidad policial luego que se encontró en un centro información extraída de celulares incautados a adolescentes internados que no fue trasladada a la Fiscalía.

La jerarca, licenciada en Sociología e integrante de Cabildo Abierto, enseguida sospechó que podía tratarse de un ilícito la supuesta omisión de entregar a operadores judiciales los contenidos de la información recabada.

“En el cambio de autoridades de seguridad en el Inisa, mi asesora legal me preguntó qué se debía hacer con información extraída de los celulares requisados de los adolescentes. Esa información se guardaba en cajas”, relató la jerarca.

El procedimiento es el siguiente: los funcionarios del Inisa incautan los celulares de menores infractores detenidos en los centros y luego esa información es extraída y almacenada en CD.

En el Centro Belloni, ubicado en la avenida José Belloni y avenida Aparicio Saravia, las nuevas autoridades encontraron varias cajas dentro de un mueble que contenían los CD con información proveniente de los celulares de los menores. “Esa información no fue trasladada posteriormente” a la Fiscalía, dijo De Olivera.

Tras detectar la existencia de esos CD, la presidenta del Inisa resolvió el mismo viernes que ese mueble fuera lacrado hasta mañana y dio ordenes para que nadie lo abriera.

Posteriormente, el mueble fue trasladado a la sede del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente, ubicado en la Ciudad Vieja.

“Se decidió también que un guardia custodie el mueble mediante el sistema 222 con cuaderno de parte. El Servicio 222 quedará allí durante todo el fin de semana”, dijo De Olivera.

El País trató de ubicar ayer a la expresidenta Gabriela Fulco, sin éxito.

Ese no es el único problema que enfrenta la novel jerarca del Inisa. Hay centros con fallas edilicias graves, que se llueven. Se trata de una cuestión que se arrastra desde la administración dirigida por Fulco. Apenas asumió en 2015, Fulco ordenó una auditoría en todos los centros construidos durante la gestión del también frenteamplista Rubén Villaverde. El Ministerio de Transporte hizo un estudio similar. Los relevamientos concluyeron que los hogares construidos en 2014 tenían fallas edilicias estructurales.

En 2015, la auditoría del Inisa fue presentada en la Justicia de Crimen Organizado para que investigara irregularidades en construcciones de centros e incumplimientos de normas de contratación de empresas.

Durante su gestión, Fulco cerró los centros Hornero, Ariel, Cufré y CMC por problemas edilicios estructurales y creó un presupuesto para construir este año un centro que permitirá cerrar otros hogares con fallas desde el punto de vista estructural. La denuncia de Fulco también apuntaba a anomalías en la contratación de personal.

Villaverde dijo en 2015 que durante su administración se duplicó el número de menores internados, a raíz del aumento de las penas y fue por eso que se realizó un concurso para contratar talleristas, asistentes sociales y abogados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados