FALTANTE EN EL BANCO REPÚBLICA

Indagan desfasaje en monedas de oro por US$ 1,5 millones en el BROU

El directorio ordenó ayer una investigación administrativa para que establezca si el desfasaje de US$ 1,5 millones en monedas de oro se debe a un error contable o a un faltante.

Lingotes de oro. Foto: AFP
Una auditoría afirmó que pudo haber un “error contable” sobre existencias de oro en BROU. Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El directorio del Banco República resolvió ayer solicitar una investigación administrativa sobre una “diferencia contable” que se registró en las tenencias de oro de 2019, respecto de la cual recibió un informe de auditoria interna.

Una fuente vinculada al Banco República dijo a El País que el informe de auditoría convalidó lo actuado por el directorio anterior y concluyó que “resulta razonable” considerar como un error en un ajuste contable la pérdida que se registró en el balance de 2019, que asciende a US$ 1.500.000.

Según los técnicos auditores, el error contable se habría originado en un inventario de monedas perteneciente al Museo del Gaucho y la Moneda, que en 2011 se habría contabilizado como ganancia sin haber sido dadas de baja de los inventarios del Departamento Pignoraticio. Es decir, habría ocurrido una duplicación contable en las cuentas del Banco República relacionada con monedas de oro.

El informe destacó que es la explicación “más razonable” del desfasaje de la cantidad de monedas registradas, aunque advirtió que “no fue posible” corroborar de manera fehaciente dicha posibilidad.

Por ello, dijo la fuente cercana a la institución, el directorio actual resolvió en la víspera que se realizará una investigación administrativa que permita confirmar o no esa explicación.

Este ajuste contable fue llevado a pérdida en el Balance 2019, a propuesta de la gerencia y validado por el directorio del Banco República anterior, en enero de 2020.

En esa oportunidad, se solicitó entonces un informe de auditoría complementario sobre las existencias de monedas de oro en el Banco República.

El origen.

Otra fuente con vínculos con el Banco República dijo a El País que la constatación del desfasaje en los valores de las monedas de oro ocurrió, en realidad, en 2006.

En esa ocasión, el informe contable registró que había una pérdida y comunicó sobre ello al directorio de la institución bancaria oficial de la época.

En ese momento, según el informante, autoridades del banco señalaron que “no había recursos” para hacerlo.

En esa ocasión el desfasaje refería a nueve cajones con monedas de oro.

“Esas monedas fueron mal inventariadas con idas y vueltas en los últimos 14 años”, explicó la fuente.

Préstamos como garantía de pago.

Las monedas de oro habían sido entregadas al Departamento Pignoraticio del Banco República por usuarios de préstamos como garantía de pago.

Los montos de los préstamos pignoraticios que brinda el Banco República promedian los $ 10.000. Cuando los deudores no pagaban, el banco se cobraba la garantía. En ocasiones, esta superaba largamente el valor del préstamo.

Con el pasar del tiempo se fueron acumulando en los cajones monedas antiguas de origen español, francos, etc., que tenían más valor por su historia que por su peso en oro.

En el lugar también se guardaban cadenitas de oro y otras joyas, recuerda la fuente.

Con el correr del tiempo, la importancia del banco como tomador de oro bajó y creció el número de locales comerciales privados que compran ese metal frente a la sede del Departamento de Préstamos Pignoraticios, ubicada en la calle Uruguay y Julio Herrera y Obes.

Un negocio que no tiene el empuje de antaño
Monedas de oro. Foto: Shutterstock

Una nota de Qué Pasa, de El País, señalaba en 2015 que empeñar o vender “las joyas de la abuela” para salir de un apuro económico ya no era algo tan habitual como a comienzos del siglo XX, pero que aún había uruguayos que recurrían al mecanismo.

En 1899 fueron las primeras operaciones del Monte de Piedad Nacional que derivó en el Departamento de Préstamos Pignoraticios del Banco República del Uruguay (BROU).

En 2015, la tasa de interés que cobraba el Banco República por el crédito era de 29% anual. Ya en ese año, autoridades del banco señalaban que era cada vez más complicado mantener la operativa de los préstamos pignoraticios.

En los últimos cinco años los movimientos del banco en ese rubro disminuyeron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados