PROTESTA CON IRA EN EL JUZGADO

Femicidio en Florida: "Ella es mía o de nadie", repitió el asesino de Adriana Fontes

Alfredo H. asesinó a macetazos y puñaladas a su expareja; la Justicia le tomó declaración anoche en medio de incidentes en la puerta manifestando el repudio. 

Incidentes en Florida por un nuevo caso de femicidio. Foto: Marcelo Bonjour
Varios cientos de personas, mayoritariamente mujeres, debieron ser contenidas mientras se realizaba la audiencia por el asesinato. Foto: Marcelo Bonjour

"Yo ya no existo; que me tiren para las manifestantes así me voy con ella”. Esas fueron las primeras palabras de Alfredo H. (53), tras ser acusado ayer del femicidio de su pareja, Adriana Fontes (49) por la Justicia de Florida.

Con las esposas puestas escuchaba el reclamo de centenas de mujeres que gritaban “asesino, asesino” desde la calle. Apenas una puerta de madera lo separaba de las manifestantes encolerizadas.

Media hora más tarde, fue sacado del juzgado en un furgón celular en el medio de una gran tensión. En un hecho inédito para Florida, medio centenar de policías con escudos debieron contener a unas 200 manifestantes enardecidas. Horas antes, la protesta había alcanzado el doble de personas.

Con la calma de saber que su vida dio un giro irreversible, Alfredo H. dijo a El País que luego de matar a su pareja en el paraje “La Macana”, ubicado a nueve kilómetros al este de la ciudad de Florida, pensó suicidarse.

“Yo iba a ahorcarme con una cuerda en un árbol, pero no me dio el tiempo”, señaló mirando distraídamente a la jueza Victoria Abraham que pedía a funcionarios que llamaran a la Jefatura solicitando más refuerzos policiales. Desde el exterior del juzgado se escucharon varios estruendos.

Incidentes en Florida por un nuevo caso de femicidio. Foto: Marcelo Bonjour
Incidentes en Florida por un nuevo caso de femicidio. Foto: Marcelo Bonjour

El País: Han pasado varias horas de lo sucedido en su casa. ¿Está arrepentido?

Alfredo H.: Estoy arrepentido ahora porque me mandé una macana. Dejé solos a mis padres. Tienen 79 y 80 años. Mi hermano no los cuida y mi padre tiene la pierna cortada. Ahora quedaron con una empleada. Antes de entregarme, le dejé $ 30.000. Metí la pata.

EP: ¿Siente remordimiento de haber matado a su pareja con quien convivió 30 años?

AH: (Mira al suelo) Y…

EP: ¿Por qué la mató?

AH: (Observa fijamente al cronista) Ella andaba con otro.

EP: ¿Cómo lo sabe?

AH: Se sabe, se sabe. Por culpa de la hermana, ella se metió en una religión. Armaron un living de la casa de la hermana. Yo le pedía que me mostrara el living y me decía que no.

EP: ¿No pensó en sus tres hijas?

AH: Ahora es tarde. (Se encoge de hombros)

Incidentes en Florida por un nuevo caso de femicidio. Foto: Marcelo Bonjour
El asesino es transportado a un movil policial. Foto: Marcelo Bonjour

Horas antes, en su declaración ante la fiscal penal Gabriela Rusiñol, no mostró arrepentimiento alguno de haber matado a su pareja. “Ella es mía o de nadie”, repitió en varias ocasiones este hombre paticorto, de pocas palabras.

Durante muchos años, Alfredo H., conocido como “El Canario”, se ganó la vida organizando carreras de caballos. Luego siguió los pasos de su padre: ladrillero y vendedor de alfalfa.

El crimen.

La audiencia demoró en comenzar. Desde el interior del juzgado se escuchaban golpes en la puerta. Era obvio que los manifestantes habían logrado superar la línea de cuatro policías colocados como custodias afuera del juzgado.

Alfredo H. entró a la audiencia con una mirada de quien ya no tiene nada que perder. Lucía una gorra artesanal de lana, chaqueta azul con manchas blancas de pintura en la espalda, y championes.

Movilización frente al juzgado de Florida por un nuevo caso de femicidio. Foto: Marcelo Bonjour
Movilización frente al juzgado de Florida por un nuevo caso de femicidio. Foto: Marcelo Bonjour

En un principio no comprendía lo que le decía la jueza Abraham o una de sus defensoras, Victoria Muraña, sobre si había podido entrevistarse a solas con las abogadas. “Es que estoy medio mal”, dijo y se tocó la cabeza con una mano. “Sí, estuve con ellas”, afirmó luego.

A las 8.45 de ayer, había dado muerte a su excónjuge quien había concurrido a su casa a dar de comer a sus perros y a llevarse algunas ropas.

La víctima había denunciado a Alfredo H. por violencia doméstica y poco después levantó la denuncia porque “habían hablado y él se tranquilizó”. Hacía diez días que estaban separados.

El imputado actuó con premeditación, según la Fiscalía.

Le transmitió a su expareja que se encontraba haciendo una changa en Paso Severino desde hacía unos días y que ella podía ir tranquila a la casa en La Macana.

Cientos de personas se concentran en Florida tras el femicidio ocurrido este martes
Cientos de personas se concentran en Florida tras el femicidio ocurrido ayer martes. Foto: Marcelo Bonjour

Sin embargo, Alfredo H. se encontraba escondido debajo de la cama de una de sus hijas. La esperaba a Adriana Fontes con una maceta, un martillo y un cuchillo. La víctima se subió a una silla a buscar una olla y fue sorprendida por el ladrillero. Este se le acercó por la espalda y le aplicó cuatro macetazos en el cráneo y tres puñaladas, una de ellas en el tórax.

Posteriormente, Alfredo H. se lavó las manos y tapó el cuerpo de su expareja con una frazada. Se cambió de ropa y se presentó en la Seccional 1ª de Florida, donde confesó el crimen.

En la audiencia, la fiscal Rusiñol señaló que había evidencias concretas sobre que la autoría del crimen le correspondía al acusado y advirtió a la magistrada que, dada la gravedad del delito que había cometido, podía haber riesgo de fuga. Rusiñol solicitó a la jueza una prisión preventiva de 180 días para el acusado.

La abogada defensora del imputado, argumentó que no había riesgo de fuga porque Alfredo H. se había entregado a la Policía y señaló que todo acusado tiene derecho a esperar el juicio en libertad.

La jueza Abraham hizo lugar al pedido fiscal y otorgó la medida cautelar de prisión.

Su defensora recordó que el acusado declaró que si fuera por él, se hubiera quitado la vida. “Es indispensable una pericia para resguardar su integridad física. Él puede atentar contra su vida”, insistió la defensora. La jueza hizo lugar al planteo. (Producción: Guillermo Lorenzo)

Denuncian “falencias de todo tipo” en protección a mujeres
Movilización frente al juzgado de Florida por un nuevo caso de femicidio. Foto: Marcelo Bonjour

La Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual emitió ayer un comunicado en el que plantea las dificultades que enfrentan las mujeres que denuncian violencia basada en género, y las “falencias de todo tipo detectadas en el sistema de protección y las «propuestas de mejora»”.

El colectivo insiste que los femicidios son “prevenibles” a través de la implementación de la Ley de Violencia hacia las Mujeres basada en Género. El documento puntualiza que “la falta de presupuesto no es excusa para no aplicarla”. En tanto, pide “terminar de una vez por todas con los discursos políticamente correctos e implementar los compromisos” que “el Estado ha firmado a nivel internacional”.

También plantea que “los ofensores incumplen las medidas cautelares, con o sin tobilleras y no se los procesa por desacato como indica la ley”. El colectivo indica que la violencia contra las mujeres “no es un problema de las mujeres, es un problema de toda la sociedad”.

Información útil

Línea para asistencia a víctimas de violencia doméstica:

Desde una línea fija 08004141
Desde celulares *4141

El servicio es gratuito, confidencial y anónimo y la llamada no queda registrada en la factura. En función de la situación y la demanda planteada se deriva a la persona a servicios y recursos públicos o privados especializados.
Horarios: Lunes a viernes de 8:00 a 24:00hs , sábados y domingos de 8:00 a 20:00hs.

¿Qué hacer ante una situación de violencia? (Red Uruguaya de violencia doméstica)

• Hablalo con personas de tu confianza: familiares, amigas/os, vecinas/os.
• Si decidís hacer una denuncia policial buscá antes el asesoramiento y apoyo de los servicios especializados en violencia doméstica que te dan el Estado y las organizaciones civiles.
• Irte de tu casa porque te maltratan no es abandono de hogar. Si decidís hacerlo dejá una constancia en la Seccional Policial.
• Si estás lastimado, recurrí a cualquier centro asistencial, policlínica o emergencia móvil y pedí un certificado por las lesiones constatadas.
• Evitá estar solo cuando percibas que pueden agredirte.
• Alertá a alguna vecina/o para que pueda ayudarte. Dejá alguna ventana abierta y la puerta sin llave.
• Si el agresor ya no vive en tu casa, no le abras la puerta y si insiste llamá al 911.
• Cuando visite a tus hijos/as evitar estar solo
• Cambiar las rutinas si te persiguen.
• Pedí que te acompañen al salir del trabajo, fijate si el agresor se encuentra en las cercanías para evitarlo y/o llamar a la policía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)