DESCUBREN PLANTACIÓN DE CANNABIS

Incautan 746 plantas de marihuana en Maldonado

En el marco del operativo, tres personas fueron detenidas por la Policía y posteriormente procesadas por la Justicia; se sospecha que el jefe de la banda estaría fuera de Uruguay.

Las plantas estaban dentro de dos contenedores donde había aire acondicionado y deshumidificadores para su cultivo. Foto: Ministerio del Interior
Las plantas estaban dentro de dos contenedores donde había aire acondicionado y deshumidificadores para su cultivo. Foto: Ministerio del Interior

Hace cinco meses la Policía y la Fiscalía comenzaron a trabajar en conjunto a raíz de distintas denuncias que se presentaron por un presunto cultivo ilegal de cannabis en las sierras de Aiguá (Maldonado). Con avionetas, sobrevolando el lugar, constataron que efectivamente la droga estaba siendo cultivada en una zona de difícil acceso para vehículos, a unos ocho kilómetros de la Ruta 39.

Las denuncias que recibió la Policía en setiembre de 2020 fueron derivadas en primera instancia al Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), ante la posibilidad de que se tratara de un club cannábico. En octubre, según develó una fuente de la investigación a El País, “el Ircca compareció e hizo una denuncia formal diciendo que allí no había ningún club registrado y que no había certificación de actividad alguna”.

Fue por eso que la Policía comenzó a realizar el trabajo de inteligencia con avionetas para ver lo que había en el lugar. A medida que fueron pasando los meses, los investigadores empezaron a recibir información.

“Había comentarios de que personas habían comprado tierra fertilizada de determinadas características para el abono”, de la marihuana, relató la fuente. Además, desde el aire los efectivos visualizaron aproximadamente 10 contenedores dentro de dos padrones de esa zona rural.

Orden de allanamiento.

Luego de los cinco meses de trabajo de inteligencia, la Fiscalía de 2° Turno de San Carlos, cuyo titular es Jorge Vaz, solicitó orden de allanamiento en el sitio detectado. El pasado miércoles la Brigada Antidrogas de Maldonado se dirigió al lugar.

Allí constataron qué eran esos 10 contenedores distribuidos a lo largo del terreno. Algunos de ellos, indicaron las fuentes, funcionaban como casas. Otros estaban siendo confeccionados para cultivar droga y en dos de ellos encontraron plantas de marihuana.

“Había contenedores que tenían aire acondicionado, que estaban preparados para cultivar cannabis. En otros dos se encontraron las plantas cultivadas”. Estos contenedores eran una especie de invernadero con calefacción, deshumidificadores y otros elementos para el adecuado cultivo de la droga.

En total la Policía incautó 746 plantas de marihuana y unos 12 kilos de cogollo.

“Dentro de los invernaderos había plantas en proceso de cultivo con toda esta parafernalia, y después había invernáculos cerrados con plantas más chicas, plantas en tierra, plantas en macetas y también sustancia ya cultivada”, describió la fuente. El cogollo incautado, además, estaba clasificado por especie.

En el marco del operativo para detectar el cultivo ilegal la Policía detuvo a tres personas que fueron conducidas a la Fiscalía de San Carlos. Ayer se llevó a cabo la audiencia de formalización de todas ellas. Fueron imputadas por delitos de producción de sustancia estupefaciente en condiciones no reglamentarias en reiteración real, con un delito de tenencia no para su consumo. Se solicitó la medida cautelar de 90 días de prisión preventiva para los tres imputados.

La Justicia, en tanto, determinó la prisión preventiva para dos de ellos por 60 días y arresto domiciliario total para la otra persona. Fiscalía apeló el arresto domiciliario.

Fuentes allegadas a la investigación comentaron que se sospecha que el jefe de la banda estaría fuera de Uruguay. Esa persona está identificada y ya pesa una requisitoria en su contra. Además, buscan a otra persona implicada en los hechos.

La Fiscalía continúa con la investigación a la espera de dar con todos los involucrados en el cultivo ilegal y tratar de establecer si la droga iba a ser comercializada en Uruguay o en otro país.

La hipótesis principal en la que trabaja la Fiscalía que dirige Vaz apunta a que era demasiada cantidad de droga como para solo abastecer a “pequeñas bocas” en Uruguay. En esto último se enfocará la investigación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados