JUSTICIA

No hubo conciliación: colono inicia demanda al gobierno y exige US$ 50.000

Esta mañana Gabriel Arrieta se presentó ante la Justicia para una audiencia de conciliación con Presidencia de la República pero no hubo acuerdo y en los próximos días el colono iniciará la demanda.

Gabriel Arrieta. Foto: El País
Gabriel Arrieta. Foto: El País

En la mañana de hoy lunes el colono Gabriel Arrieta se presentó ante la Justicia a una audiencia de conciliación con Presidencia de la República a quien acusa de haber difundido en la web oficial datos sobre sus deudas con el Insituto Nacional de Colonización (INC). Pero no hubo acuerdo.

El colono iniciará así en los próximos días una demanda civil por daños y perjuicios. Reclamará al Estado US$50.000.

Todo comenzó cuando en febrero de este año el colono discutió con el presidente Tabaré Vázquez en la puerta del Ministerio de Ganadería.  Arrieta y el presidente se acusaron mutuamente de mentirosos en un diálogo tenso que quedó registrado por las cámaras.

Luego del episodio, Presidencia difundió en su página web datos sobre las deudas del colono con el Insituto Nacional de Colonización (INC). Ante esto, Arrieta y sus abogados Gustavo Salle y Enrique Viana, demandaron al gobierno. 

Salle explicó hoy a la salida de la audiencia de conciliación que al no haberse llegado a un acuerdo en los próximos días se iniciará la demanda al gobierno. Dijo que los abogados que se presentaron esta mañana en representación del gobierno "traían orden de no transar". "Desde el punto de vista formal negaron los hechos y negaron el monto que se reclama", dijo.

"Sabíamos que el Poder Ejecutivo no iba a transar, por lo tanto estamos en condiciones de comenzar el juicio pro daños y perjuicios", explicó el abogado.

"Estamos presentando la demanda antes de la feria de julio", agregó Salle.

Arrieta integra la Mesa Nacional de Colonos como protesorero y desde 2008 se encuentra en un litigio con Colonización por el terreno ocupado.

El colono, que vive dentro de un ómnibus de Cutcsa instalado en el predio, explicó que fue en mayo de 2008 cuando armó una carpa en ese terreno, en la que vivió ocho meses, a la manera habitual de los ocupantes ilegales. Luego construyó un rancho y más tarde se trasladó al viejo ómnibus donde vive.

Ese campo era parte del fondo de recuperación de activos tras el cierre del Banco de Crédito y por ley debía pasar al INC, pero como esto no se concretaba, él decidió instalarse en el terreno.

En 2011 Arrieta formó una cooperativa junto a otras cinco personas y el Instituto de Colonización le otorgó un campo de 32 hectáreas, pero en octubre de 2013 el organismo resolvió que esa fracción le fuera devuelta.

Arrieta explicó que el origen de su endeudamiento responde a que, al año de que comenzaran a funcionar como cooperativa, tres de los seis integrantes de la misma la habían abandonado, posteriormente quedaron solo dos y él terminó siendo la única persona trabajando y viviendo dentro del predio, según informó El País.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º