CONFIRMAN SENTENCIA 

La historia de la millonaria brasileña, las joyas de U$S 182.000 y la condena de Uruguay

Las joyas son propiedad de una millonaria empresaria brasileña vinculada al rubro de los alimentos, que nunca se presentó en juicio, de acuerdo a la información divulgada por Fiscalía.

Sistema: permitirá enviar mensajes para saber el lugar donde está la valija. Foto: Shutterstock
Las joyas estaban ocultas en el fondo de una valija. Foto: Archivo El País 

Era setiembre de 2018 y llegó a Uruguay desde Brasil una mujer con una valija que contenía joyas. ¿El valor de las piezas? US$182.000, según una tasación posterior.

Esta mujer “viajó desde Porto Alegre a Uruguay portando consigo joyas por un valor superior a los U$S 100.000 ocultas en el fondo de su valija, sin documentación alguna de su propiedad, sin haber prestado declaración a su egreso en el aeropuerto de Porto Alegre ni declaración de las mismas ante la aduana de Uruguay en el Aeropuerto Internacional de Carrasco, las que fueron detectadas por scanner y que exigió búsqueda física en equipaje”, detalla una sentencia del 2 de julio del Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 2º turno, que confirmó una sentencia de primera instancia contra esta persona por contrabando de joyas.

Es que en esa primera instancia la mujer había sido condenada como autora de una infracción aduanera de contrabando, lo que fue apelado por su defensa. Esto motivó la participación en el caso de este Tribunal de Apelaciones, que ahora confirmó esa resolución de primer grado.

Las joyas incautadas en Uruguay son propiedad de una millonaria empresaria brasileña vinculada al rubro de los alimentos, que nunca se presentó en juicio, de acuerdo a la información divulgada por Fiscalía General de la Nación. Fuentes al tanto de la investigación indicaron a El País que se estima que la mujer que ingresó a Uruguay con las joyas se las robó a esta empresaria.

“No fue probado el argüido como destino final de las joyas (Ginebra, Suiza), ya para ser depositadas en cofre fort de un banco no identificado, ya para ser entregadas a persona física conocedora en joyas, según las versiones sucesivas aportadas por los involucrados”, indica la sentencia.

Ahora, las joyas serán rematadas a beneficio del fisco uruguayo.

La condena también fijó el pago de tributos y multas, que suman alrededor de US$ 160.000, más lo que se recaude con el remate de las joyas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error