ATRAPADOS POR AIRE Y REDES SOCIALES

Helicóptero policial y Facebook fueron clave para atrapar a una peligrosa banda de rapiñeros

Los criminales tenían en vilo al barrio Jardines del Hipódromo. Están acusados de cometer al menos tres rapiñas en la zona, se filmaban armados y subían los videos a Facebook.

La Policía incautó armas, municiones, droga, dinero y ropa en los allanamientos.
La Policía incautó armas, municiones, droga, dinero y ropa en los allanamientos.

Los vecinos de Jardines del Hipódromo estaban atormentados. Se quejaban de que había una banda de delincuentes armados, que disparaba al aire, y tenían en vilo a gran parte del barrio. Los delincuentes subían videos a la red social Facebook, donde se jactaban de las armas y hacían disparos intimatorios provocando el miedo.

Investigadores policiales de la Zona Operacional III (Jardines del Hipódromo y barrios aledaños) trabajaron sobre el grupo criminal que, según indicaron fuentes del caso a El País, está conformado básicamente por personas jóvenes y “algún menor”.

Un trabajo de inteligencia por parte de los investigadores policías, que incluyó tecnología y tareas de campo, permitió identificar a algunos de los integrantes del grupo que ya habían cometido varias rapiñas a comercios de la zona. La primera de ellas, según la información que lograron recabar, había sido el 15 de abril de 2020. Pero había más.

El 20 de abril de este año un local de cobranzas próximo al Antel Arena, jurisdicción de la Zona Operacional II, fue asaltado por cuatro delincuentes. Cerca de las 19:00 horas se aparecieron en dos motos en el local. En ese momento el dueño llegaba en su auto. Dos de los delincuentes lo abordaron y amenazaron con armas de fuego, mientras los otros dos se quedaban esperando con la moto encendida y prontos para huir. Apuntando al hombre los rapiñeros entraron al local, amenazaron y redujeron al personal, y robaron la recaudación: $ 1.300.000. Además le robaron la cartera a una clienta. Luego, corrieron hacia las dos motos y se fugaron.

Enseguida de esta rapiña, la Policía se dio cuenta de que estas personas eran integrantes de la banda que tenía en vilo al barrio Jardines del Hipódromo. Investigadores de Zona II y III, bajo las indicaciones de los fiscales Rodrigo Morosoli y Angelita Romano, comenzaron a intercambiar información.

El trabajo de inteligencia policial permitió determinar que el grupo criminal había participado de al menos otras dos rapiñas. Una fue el 28 de marzo de este año a un almacén del barrio; la otra, a un supermercado el 2 de abril. En este atraco los delincuentes también robaron el arma de un guardia policial.

Uso de la tecnología.

El análisis de las cámaras de videovigilancia en las zonas donde se dieron las rapiñas, además del trabajo de campo de los investigadores policiales sumado a la tecnología disponible, fueron claves para ubicar a los delincuentes.

El hecho de que el grupo subiera filmaciones a Facebook permitió a la Policía dos cosas: ver que tenían la misma ropa que habían usado en la rapiña, y saber la zona por la que se movían. Esto último no alcanzaba para solicitar una orden de allanamiento. En abril un video comenzó a circular en redes sociales: un delincuente disparaba contra una columna de UTE del barrio.

Un helicóptero de la Dirección Nacional de la Aviación Policial comenzó a trabajar para dar con los domicilios de los delincuentes. “El helicóptero cartografió la zona con cámaras de alta precisión para poder compatibilizar con lo que se veía en video y en redes sociales sobre el espacio geográfico”, confió a El País una fuente de la investigación.

Estas imágenes captadas por el equipo aéreo de la Policía coincidieron con la columna de UTE atacada por los delincuentes y permitieron dar con la casas donde se refugiaban. El pasado lunes se realizaron varios allanamientos, tanto en Zona II como en la III, y se detuvo a tres integrantes del grupo.

Además se incautó gran cantidad de dinero, municiones, armas (una de ellas rapiñada a un policía y otra hurtada de la casa de un efectivo), varios objetos recién comprados con dinero robado y droga.

El fiscal Morosoli solicitó a la Justicia el inicio de una investigación penal contra estas personas por varios delitos: rapiña especialmente agravada, tenencia de estupefacientes no para su consumo, tráfico interno de municiones y armas de fuego y hurto. Fueron enviadas a prisión preventiva por 180 días mientras continúa la investigación fiscal.

Televisores y varios calzados

La Policía incautó dentro de una vivienda televisores de 50 pulgadas recién comprados, una heladera también recientemente adquirida y varias prendas: calzados nuevos y varios gorros. Estos bienes decomisados, explicaron a El País fuentes de la investigación, fueron adquiridos por los delincuentes con dinero que obtuvieron en las rapiñas.

Sospechan que hay más criminales.

Los procedimientos policiales realizados en las viviendas de los delincuentes arrojaron elementos para continuar la investigación. Varios celulares fueron incautados y ahora las pericias que se realicen sobre los mimos serán claves para establecer qué otros delincuentes formaban parte de este grupo que operaba en el barrio Jardines del Hipódromo. Según narraron a El País fuentes del caso, se sospecha que hay más integrantes en la banda.

Por otra parte, un revólver incautado en los allanamientos permitió, luego de un análisis de la Policía Científica, determinar que estuvo involucrado en otra rapiña de la zona. A su vez, el arma coincide también con municiones que fueron encontradas en el barrio. Estas, agregaron las fuentes, provenían de disparos que se habían hechos hacia el aire en la vía pública para generar temor a los vecinos. Los investigadores policiales de la Zona Operacional III están ahora trabajando para identificar al resto de los integrantes de la banda y lograr vincularlos con hechos delictivos ocurridos en el barrio y zonas aledañas, para luego derivarlos a la Justicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados