SAN JOSÉ 

Fiscalía pidió 45 años de prisión para femicida de Micaela Onrrubio, la pena máxima en Uruguay

Onrrubio fue asesinada el pasado 27 de marzo por su expareja en el departamento de San José.

Micaela Onrrubio. Foto: Darwin Borrelli.
Sepelio de Micaela Onrrubio el 13 de junio pasado. Foto: Darwin Borrelli - archivo El País

La Fiscalía de San José de 2° turno pidió 30 años de penitenciaría más otros 15 años de medidas eliminativas para un hombre por el femicidio de Micaela Onrrubio, la mujer que el pasado 27 de marzo fue asesinada por su expareja en el departamento de San José.

Las medidas eliminativas se aplican, entre otros, “a los violadores u homicidas que por la excepcional gravedad del hecho, derivada de la naturaleza de los móviles, de la forma de ejecución, de los antecedentes y demás circunstancias afines, denuncien una gran peligrosidad”, de acuerdo a lo que establece el artículo 92 Código Penal.

“La Fiscalía Departamental de San José de 2º turno, a cargo de la fiscal Reneé Primiceri y representada por el fiscal adscripto Hugo Pereira, presentó la acusación contra un hombre por el femicidio de Micaela Onrrubio, ocurrido en marzo”, comunicó la Fiscalía este lunes. El caso se resolverá en un juicio oral, añadió.

A principios de junio la Policía Científica confirmó que los restos óseos que se habían hallado una semana antes muy cerca de una cañada y a 10 kilómetros del puente Carreta Quemada pertenecían a Onrrubio.

Los restos óseos habían sido encontrados el 30 de mayo, luego de 63 días de búsqueda, por un peón rural que desde su tractor observó una bolsa con algo que le llamó la atención y de inmediato se comunicó con la seccional octava de Ciudad Rodríguez.

Los huesos estaban a pocos centímetros del camino y a un metro de una pequeña cañada donde la Policía supone que fue escondido el cuerpo. Con los restos también apareció ropa, un remera blanca y calzado, que los familiares de Onrrubio confirmaron que era de ella.

En la acusación presentada por la Fiscalía se explica que el asesinato fue “mediante disparos con un arma de fuego, para luego huir de la escena cargando el cuerpo de la víctima en su automóvil y posteriormente tratar de esconderlo a varios kilómetros del lugar, dentro de bolsas de residuos y plastillera, sumergiéndolo en un curso de agua de no más de un metro y medio de profundidad, mediante la utilización de piedras de gran porte".

Onrrubio desapareció el 27 de marzo en el paraje “El Tropezón”, situado a unos 15 kilómetros de la ciudad de San José de Mayo y a pocos metros de Ciudad Rodríguez. Era madre de dos niñas de 8 y 9 años de edad.

Gabriel Pistón, expareja de Micaela fue imputado por la Justicia por homicidio especialmente agravado con 180 días de prisión preventiva. Ahora la Fiscalía solicita que se le aplique la pena máxima prevista por la normativa uruguaya.

La víctima y Pistón se conocían “desde larga data por ser habitantes de una ciudad con muy pocos habitantes”, marca la acusación de la Fiscalía. Además, según se explica allí, “mantuvieron una relación de índole afectiva y sexual desde el mes de noviembre del año 2018” hasta febrero del 2019. La relación la finalizó la víctima “por las situaciones de violencia psicológica sufridas de parte del imputado, por la diferencia etaria entre uno y otro, y porque sentía que no congeniaba sexualmente con el imputado”.

Desde que Micaela terminó la relación, “el imputado comenzó una secuencia de hostigamiento y persecución”. Uno de los casos que relatan los allegados de la víctima es que a principios de marzo una noche ella lo encontró “escondido dentro del predio de su casa, encapuchado, detrás de un árbol de parra”. A su vez, en la acusación también se cuenta que días previos al homicidio en “una oportunidad al llegar a su casa (la cual dejaba debidamente trancada) luego del trabajo, encontró la pantalla de su TV plasma astillada sin explicación alguna y la falta de monedas de $50 que ahorraba para sus hijas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error