JUSTICIA

La Fiscalía acusó a Freijido por otro abuso

Jueza hizo lugar a la imputación y extendió la prisión preventiva por peligro de fuga y cuidar pruebas.

Guillermo Freijido trabajaba en MasterClass y en varias instituciones privadas. Foto: Archivo El País
Guillermo Freijido trabajaba en MasterClass y en varias instituciones privadas. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La audiencia duró dos horas y 20 minutos. Por momentos fue muy tensa. El abogado Juan Fagúndez, defensor del docente de música Guillermo Freijido acusado de abuso sexual a alumnos menores de edad, dejó entrever que podía dejar la representación y presentar una denuncia por fuera del proceso contra operadores judiciales por falta de garantías hacia su representado.

“La Sede (jueza Patricia Rodríguez) no cumple con su decreto con las garantías del imputado. Y mandando que la autoridad administrativa (la Policía en Cárcel Central) me coloque una mesita y una sillita tampoco las cumple. No voy a preparar este juicio tan serio en la cárcel”, advirtió Fagúndez con voz elevada.

La fiscal especializada en Delitos Sexuales, Alba Corral, replicó: “La Fiscalía solicita la ampliación de la formalización de la investigación (a Freijido) porque obviamente hay evidencias. Este es un caso grave. Y resulta que todos los presos que están en la cárcel ahora sus abogados no pueden ejercer su defensa y deben estar libres. No corresponde”.

En otro tramo de la audiencia, Fagúndez pidió a la jueza que otorgara a Freijido una medida sustitutiva a la prisión. Sin embargo, la magistrada siguió la línea de la Fiscalía: hizo lugar a la ampliación de la acusación y de la medida preventiva por 30 días. Es decir, Freijido ahora será investigado por un segundo caso de abuso sexual cometido a uno de sus alumnos de entonces 11 años.

La jueza Rodríguez también le extendió al músico la prisión preventiva por 30 días. Es decir que estará encarcelado hasta el 17 de abril de este año.
La fiscal Corral anunció, durante la audiencia, que ya cuenta con todos los elementos para acusar a Freijido por reiterados delitos de abuso sexual de uno de los niños. Y agregó que continuará recolectando pruebas para el segundo caso presentado ayer, según dijo en la audiencia.

Además de ser acusado de abusar de su hijastro por parte de su expareja, Freijido enfrenta ahora otra imputación proveniente de los padres de uno de sus alumnos de música que tenía 11 años cuando ocurrieron los hechos. La causa es de 2014. Había sido archivada por el viejo Código del Proceso Penal (CPP). Ahora fue reabierta a instancias del penalista Gumer Pérez, hoy abogado de los dos menores. La abogada Gabriela Gómez representó ayer a los niños en la audiencia porque Pérez está en el exterior.

Juan Fagúndez: el abogado  cree que deben caer todas las causas y que tiene que liberarse a los encarcelados. Foto: Francisco Flores
Juan Fagúndez es el abogado de Freijido. Foto: Francisco Flores

El fallo

En su decreto, Rodríguez recordó que la fiscal Corral pidió una prórroga de la medida cautelar contra el docente de música en virtud del “peligro de fuga” por “la naturaleza del hecho”, “la gravedad de los delitos” y “la necesidad de asegurar la prueba”.

Gómez y el abogado de la madre de uno de los niños, Julio Lenz, coincidieron con la posición de la Fiscalía.

Fagúndez alegó que Freijido se encuentra hace seis meses en prisión sin acusación y que no puede realizar un correcto desempeño de su defensa vulnerando así el derecho del acusado en virtud de que en Cárcel Central no encuentra condiciones para trabajar con su defendido.

Sostuvo, además, que deben primar para su defendido los principios de inocencia e in dubio pro reo (en caso de dudas por falta de pruebas se favorecerá al acusado). Y agregó que no debe aceptarse el fundamento de la fuga esgrimido por la Fiscalía, ya que uno de los niños supuestamente abusado y su familia convivieron con Freijido en libertad. El docente tuvo una relación laboral con los padres de ese niño durante casi cuatro años y, en ese ínterin, daba clases de coro a la hermana del menor supuestamente abusado, dijo Fagúndez.

Otro argumento esgrimido por Fagúndez fue que Freijido viajó durante siete días a Buenos Aires cuando arreciaban las críticas en la prensa y en las redes sociales contra él y luego regresó.

Dijo que su cliente tenía pasajes para viajar a Miami y no lo hizo cuando ya existía una segunda denuncia en su contra.

En la audiencia, Fagúndez insistió en varias oportunidades sobre que no existía peligro de fuga de Freijido porque éste carecía de trabajo para afrontar una salida del país, se vulneraría con la extensión de la prisión preventiva el principio de igualdad y que su defendido es primario. En su resolución, la jueza Rodríguez estima que si bien deben considerarse los argumentos de la defensa de Freijido sobre la ampliación de la acusación por un segundo caso y el anuncio de la Fiscalía de la acusación sobre la primera denuncia de abuso, “corresponde” hacer lugar a la prórroga de la prisión preventiva pedida por la fiscal Corral.

La magistrada coincidió con la Fiscalía sobre que “existe” y “se mantiene” el peligro de fuga de Freijido. “Si bien como dice la defensa, el imputado (Freijido) se encontraba en libertad cuando se realiza la segunda denuncia, la situación actual es diferente. La gravedad de los hechos imputados hace diferente la situación a considerar”, argumenta la jueza.

Fagúndez anunció que iba a presentar un recurso de revocación y apelación del fallo de la jueza Rodríguez. “Acá solo hay evidencias. Y usted (la jueza) funda la medida (de acusar y extender la prisión preventiva) en la gravedad de los hechos cuando no hay pruebas”, dijo.

La fiscal Corral replicó que no hay dudas de que son casos graves. “Hay dos víctimas. Tenían en su momento 11 años”.

Lenz y Gómez coincidieron con Corral.

MÁS

“Hay nuevos hechos y una nueva víctima”

Al comenzar la audiencia de ayer, la fiscal especializada en Delitos Sexuales, Alba Corral, dijo a la jueza Patricia Rodríguez que iba a solicitar la ampliación de la acusación contra el docente de música, Guillermo Freijido porque han surgido “hechos nuevos” y “una víctima nueva”.

Corral señaló que el segundo niño supuestamente abusado tenía entonces diez años, cursaba 5° año de escuela y un vínculo estrecho con la música y el piano cuando sus padres le preguntaron a Freijido si conocía a alguien que pudiese enseñarle música. Freijido respondió según la fiscal: “Su hijo tiene tantas condiciones y un talento de tal magnitud que para mí sería un gusto enseñarle en mi domicilio. Las clases serían gratuitas”.

Freijido “también dijo que para él sería un placer desarrollar el talento del niño. Y que, pese a su extensa agenda, no tendría culpa de cancelar alguna clase para enseñarle”.

Ya con 11 años, el niño comenzó a tomar lecciones de órgano en un apartamento de Freijido ubicado en Pocitos. Dos meses más tarde, al retornar de las vacaciones de julio, el niño le dijo a los padres que no quería ir a clases de música. Luego les relató los supuestos abusos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados