POLÉMICA

Fiscales cuestionan transparencia de un concurso para ocupar vacantes en Montevideo

Seis profesionales señalaron su malestar porque el tema a estudio en el concurso fue un caso de Maldonado que había sido investigado por una concursante.

Fiscalía de San José. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)
Seis fiscales criticaron que un caso a estudio en concurso para cargos en Montevideo fuera similar al de la “Mansión del Sexo”. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)

Tres cartas elaboradas por seis fiscales cuestionan la transparencia de un reciente concurso para designar cargos en fiscalías de Montevideo.

Las misivas, dirigidas a un tribunal de un concurso ordenado por la Fiscalía General de la Nación, advierten que una fiscal concursante había participado en Maldonado en la investigación y procesamiento de personas del caso que se puso a estudio en el llamado a aspirantes para fiscales capitalinos. Y, por ende, dicen las cartas, esta “corría con ventaja” en relación al resto de sus competidores y colegas.

El caso fue planteado en una prueba escrita realizada el 30 de diciembre del año pasado. Tras conocerlo, los fiscales postulantes debían elaborar una acusación. El martes 2, cuando iban a hacer las pruebas orales, los fiscales se enteraron de que se había utilizado en la prueba escrita un caso verdadero y reciente, y no uno hipotético.

Los fiscales firmantes de las cartas también señalan que, a su vez, una integrante del Tribunal también trabajó en el caso cuando estuvo en Maldonado.

La investigación fue denominada “La Mansión del Sexo”. Tiene todos los ingredientes de una serie negra: una casona ubicada en uno de los mejores barrios de Punta del Este, fiestas swingers, drogas, una princesa gitana, políticos argentinos, sicarios y una muerte.

La trama inspiró un libro escrito por la periodista Fernanda Kosak, titulado La Mansión del Sexo. El caso de Lulukhy, la princesa gitana.

"Poco cristalino".

Una de las cartas firmada el miércoles 3 por una fiscal del interior advierte que la selección del caso de sicariato implicó una actividad del Tribunal que “favoreció” a una concursante en un “serio descuido” de su obligación de garantizar la imparcialidad y equidad de los concursantes.

En la misiva, la fiscal manifiesta su preocupación por la “presunta conducta contraria” a la buena fe y a la ética por parte de una colega y dice que el Reglamento de Concursos determina una exclusión de una fiscal concursante.

Advierte que esa aspirante “corría con ventaja” por conocer el expediente de primera mano, por haberlo investigado tiempo atrás.

Agrega que “este hecho fue posible” porque el Tribunal seleccionó un caso que había sido trabajado en una Fiscalía Departamental.

Sostiene que el Estatuto de Concursos no prevé una consecuencia respecto del Tribunal que actúe en forma “poco cristalina”, aunque sí lo tiene respecto de la concursante que “por una conducta no ética” se vio favorecida.

“Respecto de la concursante, cabe el cuestionamiento si guardó una conducta acorde a la buena fe y ética, por cuanto omitió advertir que habían elegido un caso en que había intervenido en su etapa inicial, y no permitir que el Tribunal resolviera en el momento oportuno”, sostiene la misiva.

Solicita a los miembros del Tribunal que informen a los concursantes el mecanismo de elección y preparación de los casos y que se expida si lo denunciado amerita la exclusión de la concursante de acuerdo a la sanción prevista en el Reglamento General de Concursos.

Una fuente de la Fiscalía afirmó a El País que el fiscal de la Nación, Jorge Díaz, no recibió ninguna nota formal sobre el concurso para nombrar a fiscales de Montevideo.

Fiscal de Corte, Jorge Díaz. Foto: Marcelo Bonjour
Fiscal de Corte, Jorge Díaz. Foto: Marcelo Bonjour

"Malestar generalizado".

Otra nota, que será presentada hoy al Tribunal de Concursos y al gremio de fiscales, fue firmada por tres representantes del Ministerio Público. Advierte que el concurso “no fue ecuánime” para todos los concursantes porque había una fiscal que conocía el caso en detalle.

Y sostiene que esa situación dio lugar a “un malestar generalizado” y a una “gran desazón” en prácticamente todos los concursantes dado que “no nos encontraríamos” en un mismo plano de igualdad con “los compañeros que sí conocían los vericuetos del caso planteado”.

La misiva dice que pretende informar a la gremial de lo ocurrido en el concurso para fiscales de Montevideo, ya que en el mismo “se violó” el principio de equidad en un llamado para ocupar cargos en una institución que integra el sistema de Justicia y que promueve la transparencia.

En la tarde de ayer, otros dos fiscales firmaron una carta dirigida al Tribunal de Concursos en la misma línea que las anteriores, solicitando a la Fiscalía de la Nación que “no se repitan situaciones similares” y agregaron que “no desean perjudicar a la compañera concursante” que trabajó en Maldonado.

Juan Raúl Williman: “El concurso de fiscales fue cristalino y objetivo”

El presidente del Tribunal de Concursos de la Fiscalía, Juan Raúl Williman, dijo que “es imposible” favorecer a uno de los funcionarios en el concurso dispuesto por la Fiscalía General de la Nación para ocupar cargos en Montevideo.

Williman, abogado penalista y docente universitario, destacó que el caso se sortea ante escribano público tras la utilización de tres sobres.

Consultado sobre los cuestionamientos de fiscales que el caso es muy similar al de la “Mansión del Sexo” de Maldonado, investigado previamente por una concursante, Williman respondió que “todos los casos se parecen dependiendo de la modalidad. Los femicidios, sicariatos y retribuciones a menores de edad a cambio de sexo se parecen”.

El profesional recordó que no es funcionario de la Fiscalía de la Nación. “Fui designado por un tema académico. El concurso fue absolutamente transparente y objetivo”, aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados