“Operación Morgan”

Fiscal pidió procesar a tres militares por represión en los 70

Acusa a Ramas, Gavazzo y Silveira por secuestros y abusos en la dictadura

José Gavazzo. Foto: El País
Gavazzo: Una detenida en 1973 contó que les anunciaba a las presas que las iba a torturar. Foto: Archivo

El Fiscal Letrado Penal Especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicitó el procesamiento de tres militares, por la denominada “Operación Morgan”, desarrollada desde octubre de 1975, que implicó la persecución por parte de la dictadura de militantes de la Unión de Juventudes Comunistas (UJC).

Los pedidos involucran a Jorge Silveira, Ernesto Ramas y José Nino Gavazzo.

En el caso de Silveira el fiscal entiende que se encuentra incurso en un delito continuado de abuso de autoridad contra los detenidos y otro de privación de libertad. Además, entiende que sometió a los detenidos a diversos apremios físicos no permitidos por las leyes, la constitución y los reglamentos. Además, Silveira en por lo menos tres oportunidad habría abusado de las detenidas.

Gavazzo habría incurrido en un delito continuado de abuso de autoridad y un delito continuado de privación de libertad. A Ramas se le imputan los mismos delitos pero realizados en tres oportunidades.

La investigación comenzó en 2011 y se centró en la represión a militantes comunistas aunque también se indagaron casos en los que fueron perseguidos integrantes del Movimiento de Liberación Nacional, escribió el fiscal. Perciballe basó su indagatoria en lo que les ocurrió a quienes fueron trasladados a los lugares de reclusión conocidos como “Infierno Grande”, la “Casa de Punta Gorda”, el cuartel del Grupo de Artillería Número 1, y la Prefectura Nacional Naval.

S.R.S. manifestó, por ejemplo, que fue detenida por fuerzas militares en su domicilio en horas de la noche del 21 de abril de 1974. Fue golpeada, lo que le provocó la rotura del tabique nasal. También fue atada, encapuchada y llevada al Batallón de Artillería Nº 1 donde fue sometida a diversos apremios físicos, como el denominado “submarino”, la aplicación de picana eléctrica en todo su cuerpo y en especial en sus genitales. Además, se la sometió a “plantón” por largas horas y a diversas golpizas.

A.R.S.B fue detenida el 22 de agosto de 1973 y trasladada al Batallón de Artillería Número 1. Allí fue sometida a “plantón”, simulacro de fusilamiento, “submarino” y picana. También su novio fue conducido al lugar y fue torturado frente a ella. A.R.S.B contó que “en los dos casos G. (Gavazzo) antes de torturarme me levantó la capucha y se presentó con nombre y apellido y me dijo “yo soy el que te va a torturar” y después, ya le conocía la voz”.

M.A.S.J. fue detenida el 15 de junio de 1973 y trasladada al Cuartel de Artillería Nº 1 La Paloma. Fue despojada de su ropa y sometida a “continuos manoseos en los senos, en la entrepierna y glúteos”, a “submarino”, picana, golpizas, depósito de ratas en su calabozo que recorrían su cuerpo y plantones, y se le hacía escuchar alarmas acompañadas con ráfagas de tiro desde las torres de vigilancia. Identificó como responsables de los apremios recibidos al capitán Gavazzo.

M.S.B. fue detenida el 17 de enero de 1976 y llevada al “300 Carlos”. “Yo lo vi ( a Silveira). No puedo precisar si él directamente me realizó la tortura, pero estaba en el lugar cuando lo hacían...Después identifico a Ramas que estaba en el equipo de torturadores del “300 Carlos”, yo lo vi durante un interrogatorio que me estaban haciendo a cara descubierta y él entró por detrás mío, yo me di vuelta y me grita “no me gusta que me miren” y me golpeó en la cara”, contó la mujer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)