DELITOS DE LESA HUMANIDAD

Fiscal pide prisión para dos militares por homicidio de dirigente del Sunca en dictadura

Horacio Gelós Bonilla desapareció en 1976, luego de haber sido detenido en la Plaza San Fernando.

Marcha del Silencio. Foto: Nicolás González
Marcha del Silencio. Foto: Nicolás González

El fiscal especializado en delitos de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicitó el procesamiento con prisión de dos militares retirados por el homicidio de Horacio Gelós Bonilla, dirigente del Sindicato Único de la Construcción y Afines (Sunca) detenido y desaparecido durante la dictadura en 1976.

Según Perciballe "existen elementos de convicción suficientes para sostener prima facie" que los militares Aquiles Ulises Moraes y Jorge Raúl Premoli cometieron un delito de Homicidio muy especialmente agravado por la grave sevicia (crueldad excesiva) y por cometerse en el marco de otro delito, en reiteración real, con cuatro delitos de privación de libertad y cuatro de abuso de autoridad contra los detenidos.

Gelós Bonilla tenía 32 años y además de sindicalista era edil suplente del Frente Amplio por la lista 1001, en ese entonces perteneciente al Frente Izquierda de Liberación (Fidel). Según el pedido de procesamiento, la víctima se encontraba, alrededor de las 20 horas del 2 de enero de 1976, en la plaza San Fernando de Maldonado junto a su tío. En ese momento fue detenido y subido hacia una camioneta por dos personas vestidas de particular, que se dirigieron al Batallón de Ingenieros N° 4 de Laguna del Sauce.

El sindicalista fue enviado a una zona de ranchos del cuartel conocida como "El chiquero" o "El Tambito", donde fue "sometido a diversos tormentos, fundamentalmente golpizas, plantones, colgamientos, estaqueamiento y submarino". Asimismo, fue interrogado sobre su actividad en el Sunca y sobre la compra de un predio en San Gregorio de Polanco que iba a ser destinado a la construcción de una colonia de vacaciones del sindicato.

El fiscal señala que que el operativo de detención estuvo a cargo del Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA) IV, liderado entonces por Pemoli. Perciballe también indica que "ha quedado constatado" que la muerte de Gelós Bonilla sucedió en los ranchos del cuartel, del que Moraes era comandante.

Según otras personas que fueron detenidas en el marco de ese operativo, la muerte del sindicalista se produjo el 6 de enero, cuatro días después de la detención. Otros seis integrantes del Sunca habían sido detenidos y torturados, quedando en libertad tras el fallecimiento de Gelós Bonilla.

Horacio Gelós Bonilla. Foto: Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos.
Horacio Gelós Bonilla. Foto: Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos.

La Fiscalía Especializada en Delitos de Lesa Humanidad comenzó a funcionar a fines de febrero y está a cargo de investigar unas 200 causas vinculadas a las torturas, desaparición y muerte de personas durante la dictadura cívico-militar (1973-1985).

Desde que se puso en funcionamiento, Perciballe ha solicitado varios procesamientos de personas vinculadas a las desapariciones forzadas durante el gobierno de facto y solicitado excavaciones en un predio de Neptunia y en el Batallón N° 14 de Toledo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos