Incidentes

Familia de un joven fallecido destroza el CTI del Pasteur

Fiscalía pedirá hoy la formalización de los dos detenidos por los ataques

Salud Pública: entrada ala Emergencia del Hospital Pasteur. Foto: D. Borrelli
Salud Pública: entrada ala Emergencia del Hospital Pasteur. Foto: D. Borrelli

Dos hombres están detenidos por los incidentes ocurridos en la emergencia del Hospital Pasteur al final de la tarde del lunes. Al mediodía de hoy, el fiscal Fernando Romano anunciará su formalización al juez Marcelo Souto. Ayer tuvo lugar la audiencia de control de detención y hoy será la formalización, según anunció el fiscal en la sala. Se trata de dos personas que tienen relación familiar con el joven de 17 años que sufrió graves heridas tras chocar cuando pilotaba una moto robada, recibió asistencia en el lugar y fue trasladado al Hospital Pasteur, en donde murió.

El choque fue terrible. La moto venía a gran velocidad cuando golpeó con dos automóviles y luego con otra moto, en la rambla Euskalerria y Mataojo. El adolescente sufrió heridas en todo su cuerpo.

El fiscal de homicidios, Juan Gómez, observó la filmación del impacto. Se estima que los policías que lo perseguían iban a unos 70 metros del adolescente en el momento del choque. En principio, no habría elementos para investigar la acción de los policías.

Una vez en el centro asistencial, el joven fue trasladado al área de tomografía computada. Mientras se le hacía el estudio se descompensó. Hizo un paro cardiorespiratorio y fue trasladado al Centro de Tratamiento Intensivo (CTI) en donde dejó de existir. Al tiempo que se hacían las maniobras de reanimación, entre 20 y 30 personas se concentraban en la puerta de emergencia. El grupo hizo manifestaciones hostiles hacia los funcionarios y el ambiente comenzó a "caldearse", según expresó a El País un funcionario.

De inmediato, todos los efectivos policiales ubicados en el centro médico se presentaron en la emergencia para controlar a la turba. Minutos después se desplegó un grupo de choque de la Guardia Republicana que logró controlar la situación en la emergencia.

Sin embargo, un grupo de cuatro o cinco personas irrumpió en el CTI minutos después que se les informara que el adolescente había fallecido. Entraron por la puerta principal, porque en ese momento la guardia policial, que ya estaba integrada por decenas de efectivos, estaba apostada en la emergencia que queda cruzando la calle José Antonio Cabrera.

El médico Martín Fraschini, vicepresidente del Sindicato Médico, estaba llegando al Pasteur cuando comenzaban los incidentes. "El viejo hospital no tiene la estructura de seguridad que el edificio nuevo de la emergencia, por eso pudieron entrar. Por suerte no estaban armados, de lo contrario teníamos 15 o 20 muertos", afirmó.

Fraschini estaba detrás de una puerta del CTI cuando llegaron los atacantes. Pudo ver cuando abrían la puerta de una patada, tipo "karateca", y comenzaban a romper todo. Con el violento impulso, el médico terminó en el piso y gateando, se resguardó en el interior de un box, contó a El País.

Los sujetos enfurecidos rompieron vidrios y una parte de los equipos del CTI, que cayeron al suelo. Una nurse cruzó corriendo el puente que une las dependencias del hospital por la calle Cabrera. De esa manera se enteró la Policía que había un hecho violento en el CTI. Fue así que se produjeron las corridas de efectivos policiales en el interior del hospital que más tarde se viralizaron en las redes sociales. La Policía logró detener a dos de las personas que provocaron los destrozos en el CTI.

El fiscal Romano tomó ayer declaraciones a diversos testigos que observaron los hechos y autoridades, funcionarios y profesionales del Hospital Pasteur. Está previsto que a la hora 12:30 de hoy se produzca la formalización de los dos detenidos, según dijeron fuentes judiciales. Mientras tanto, autoridades del Sindicato Médico y de la Federación de Funcionarios de la Salud Pública se entrevistarán a la hora 14:00 con las máximas autoridades del Ministerio del Interior.

En esa instancia también participarán representantes de ASSE, según confirmó ayer el equipo de comunicación del organismo sanitario estatal.

Las gremiales médicas tienen previsto solicitar un reforzamiento de las medidas de seguridad en los centros asistenciales. Además, pedirán que se evalúen los distintos protocolos de seguridad en los que participa la Policía.

Denuncias de agresión a médicos se duplicaron

La violencia que padecen los médicos y enfermeros sigue en aumento. El número de denuncias de agresiones físicas a médicos y personal técnico médico se duplicó entre los años 2017 y 2018, según datos de la Consepae, una comisión de trabajo compuesta por representantes de los distintos protagonistas de la salud pública y privada. En la actualidad se registra un promedio de seis denuncias por mes. "¿Qué estamos esperando para tomar medidas en serio? ¿Esperan que se muera un médico?", se preguntó Martín Fraschini, vice presidente del Sindicato Médico del Uruguay.

Mientras tanto, la Federación de Salud Pública y la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) tienen previsto revitalizar un proyecto para dar a los trabajadores de la salud la misma protección legal que gozan los policías, según confirmaron fuentes sindicales. El plan es que el proyecto se transforme en una ley que permita que la agresión a profesionales y técnicos de la salud se configure en un agravante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)