JUSTICIA

Ducsa reclama US$ 5 millones a navieras por venta de combustible

Su socio, OW Bunker, cayó en bancarrota en 2014 y le provocó pérdidas.

La quiebra de una gigante danesa puso en aprietos a la distribuidora de Ancap. Foto: OW Bunke
La quiebra de una gigante danesa puso en aprietos a la distribuidora de Ancap. Foto: OW Bunke

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En 2012, la empresa uruguaya Ducsa, propiedad de Ancap, firmó un acuerdo con la compañía danesa OW Bunker, entonces el líder mundial de fueloil marino con una participación en el mercado del 7%.

El acuerdo se promocionó como un éxito comercial porque abría las puertas a Ducsa y a Ancap en esta área del mercado denominada “bunkering” (suministro de combustible de barco a barco).

Un gerente de Ducsa señaló en ese momento: “La empresa ha ampliado y consolidado su participación en otros sectores en el negocio de venta a buques de bandera extranjera, en donde hemos consolidado nuestro pilar logístico con la firma de un acuerdo comercial con la empresa OW Bunker, y a partir del mismo hemos crecido más que duplicando nuestra participación de mercado”.

Dos años más tarde, la compañía europea cayó en bancarrota. La debacle de OW Bunker sacudió a la industria del transporte marítimo mundial. Y dejó a los inversores y socios comerciales luchando por cubrir sus pérdidas. En Uruguay, OW Bunker habría quedando debiendo a Ducsa una suma superior a los US$ 5 millones, según fuentes judiciales.

A partir de 2014, Ducsa inició varias demandas en las que reclama el pago del combustible, tanto a OW Bunker -la liquidación de esta empresa se lleva adelante en Dinamarca- a quien vendió y facturó, como a los propietarios de los buques de diversas partes del mundo. Las demandas fueron realizadas en base a una interpretación muy resistida del Código de Comercio, según fuentes jurídicas.

En el Juzgado Civil de 12° Turno, donde se acumularon los reclamos de Ducsa, las empresas propietarias de los buques, que han sido demandadas, han manifestado:

1) El combustible para los barcos no fue comprado a Ducsa y sí a OW Bunker.

2) En algunos casos, ese combustible ya fue pagado a la empresa que lo vendió.

3) Ducsa debería cobrar a quien le facturó y no intentar cobrarle a otros, simplemente porque su deudor OW Bunker se encuentre en liquidación.

4) En algunos casos podría haber demandas y en diferentes expedientes podría estar reclamándose lo mismo.

5) Que el diferendo podría impactar en el área y en el desarrollo de la venta de combustible en puertos uruguayos.

Consultado por El País el abogado de una de las empresas demandadas, Aker Biomarine, Bernardo Porras (estudio Hughes & Hughes), desistió de hacer comentarios sobre el juicio iniciado por Ducsa.

En la memoria 2015 del Banco Central del Uruguay referida a Ducsa, señala que la empresa adoptó una serie de acciones tras la bancarrota de OW Bunker. Estas son: embargo del buque (de dicha compañía) con la prohibición de salir de aguas territoriales; se cobró por cesión de créditos US$ 1.050.355 de Repsol (en febrero) y US$ 254.722 de Ponant (en junio). Total: US$ 1.305.077.

Destaca que Ducsa inició acciones legales buscando que acepten la cesión del crédito con Rhode Nielsen por US$ 1.213,415 y con Scandinavian por US$ 703.947. Total: US$ 1.917.362. También se iniciaron negociaciones con Dan Bunkering para ceder o vender créditos de OW Bunker.

La memoria advierte que, al 31 de diciembre de 2015, fueron calificados como incobrables deudas por venta de combustible por US$ 4 millones.

ADEMÁS

Fraude millonario causó quiebra de OW Bunker

El 6 de noviembre de 2014, portavoces oficiales de la compañía OW Bunker anunciaron que la empresa está en riesgo de bancarrota por culpa de un fraude en su sucursal de Singapur, Dinamic Oil Trading. Ejecutivos de esta última empresa han informado que no se trata de un caso de estafa ni de apropiación indebida de fondos, sino de un crédito de gran volumen con un cliente, que ha resultado fallido. Se desconoce el nombre del cliente que ha puesto en gravísimo riesgo a la compañía madre, aunque se rumorea de una naviera de grandes dimensiones, según consignó la revista marítima Naucher. El 23 de mayo de 2018, un tribunal danés condenó al gerente de la filial de OW Bunker en Singapur a 18 meses de prisión por otorgar un crédito fuera de su mandato, señaló Marine Link.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)