REDES SOCIALES

Lo detuvieron tras confesar un asalto en varios videos de Tik Tok

Lo echaron de un complejo turístico, lo atraparon, pero no había pruebas.

Punta del Este: el individuo y su familia fueron sorprendidos por la Policía en la ruta Interbalnearia. Foto: Ricardo Figueredo - Archivo El País
Punta del Este: el individuo y su familia fueron sorprendidos por la Policía en la ruta Interbalnearia. Foto: Ricardo Figueredo - Archivo El País

Se cree un duro. Un gánster de Chicago. Alguien que logra lo que quiere y cuando quiere. En sus filmaciones colgadas en una red social, habla en forma parca, con un leve tono irónico. Y se atreve, incluso, a confesar un delito. No parece tener el menor temor a las represalias.

Se cree un triunfador. En uno de los videos que subió a las redes sociales sostiene que llevó a su familia a veranear en un conocido complejo turístico de Punta del Este luego de asaltar un local de cobranzas.

Antes se lo puede ver viajar en el asiento del acompañante de un auto moderno que circula por la Interbalnearia. Conduce un amigo o un familiar. “Acá vamos de vacaciones con los pibes para un complejo”, dice. Luego lanza la frase que cierra todos sus videos y que es una especie de regla de vida: “Permiso no. Correte”.

Las filmaciones de ese individuo fueron realizadas a mediados del mes pasado y colgadas en Tik Tok, la red social del momento. Enseguida las imágenes se viralizaron.

Poco después de que él y varios familiares suyos se hospedaran, la administración del complejo en Punta del Este las vio y lo “invitó” a él y a su familia a retirarse del lugar.

Los giles

En los primeros momentos de su estancia dentro del complejo turístico, el individuo filma a su familia, mientras él, continuando con la pose de “pesado”, cuenta a sus seguidores que está pasando “tranqui” en la lujosa casa que alquiló por unos días.

Los miembros de la familia eran trece personas. El precio de un apartamento triple en el complejo supera los US$ 200 diarios. Es posible que hayan alquilado dos apartamentos.

En la filmación, todos los integrantes de la familia llevan una pulserita de color verde en la muñeca. Son los pases que otorga el lugar para identificar a sus huéspedes.

En otro video, se ve al protagonista caminando por el parque del complejo. Luce una gorra negra con el escudo de Peñarol, campera amarilla y negra y vaqueros. Pasea por el césped recién cortado del parque y observa las hermosas casas de dos pisos del complejo. Y como si se sintiera interrogado por sus 1.746 seguidores de la red social, dice a la cámara: “Ya sabes. Me robé un local de cobranzas. Manga de giles. Puedo darles de comer y hasta trabajo”.

En otra filmación, se ve a la familia instalada en varias reposeras sobre la arena cerca de un lago. Un hombre dice a uno de los adolescentes: “Amigo, amigo, ¿vos pensás que estás en la playa Malvín acá?”.

En otras filmaciones el hombre se ve molesto con los comentarios críticos en la red social sobre sus dichos de que robó para salir a veranear en el Este. “Ustedes son una manga de envidiosos”, dice.

Luego filma el interior de la lujosa casa donde se hospeda con su familia.

“La gente descansa. No se puede veranear en familia porque se piensa que, como uno es negro, anda robando o haciendo cosas raras”, explica. Luego filma el cofre fort abierto y muestra varios billetes de US$ 100. “No tengo necesidad de hacer eso”, dice enojado.

Poco después de publicado este video fue que la familia fue conminada a dejar el complejo.

En otra filmación, que también se hizo viral, se ve al auto de la familia rodeado de policías y al individuo y a su aparente pareja parados al costado.

Ella se tapa la cara con un buzo blanco. Dos policías revisan el vehículo.

Poco después, la Policía de Maldonado informa a la Fiscalía sobre la confesión del hombre de que robó a un local de cobras en una filmación; sus antecedentes penales y la detención del auto.

La Fiscalía investiga y luego ordena su liberación por falta de pruebas para procesarlo. De todas formas, la Policía decide indagar cuál fue el origen del dinero que utilizó para veranear .

En la ruta, el hombre guarda su equipaje en la valija del auto para seguir viaje. En su muñeca izquierda lleva la pulsera de identificación del complejo que es de color verde.

Borró todas las filmaciones

Tras ser detenido por la Policía el hombre borró todos los videos de la red social TikTok donde menciona que protagonizó un robo a un local de cobranzas. Ahora hay fotos y filmaciones de una obra donde trabaja como albañil. Los videos lo muestran cargando materiales o dentro de un galpón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error