El fútbol bajo la lupa

Denuncian a Valdez y AUF por difamación y fallas en controles

El País accedió a cartas de Valdez a Alcántara que hoy serán anexadas a la denuncia penal.

Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

A 24 horas de iniciada la intervención de la FIFA en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), el escándalo en el fútbol parece no tener fin. La abogada del lobista Walter Alcántara, Silvia Etchebarne, anunció ayer que contrademandará al expresidente de la AUF, Wilmar Valdez, por considerar que este incurrió en un delito de difamación e injurias. "Valdez denunció ante la Fiscalía a mi cliente sabiendo que no había cometido ningún delito", dijo la profesional a El País.

En la mañana de ayer, el expresidente de la AUF, Edgar Welker, dijo en el programa 100% Deportes de Sport, que el periodista Julio Ríos era el autor de la presunta extorsión contra Valdez. En el mismo programa radial, Ríos replicó que tenía la conciencia tranquila. "No solo no fui el autor intelectual, sino que siento que me cayó un felpudo arriba. Actué de la mejor manera que podía actuar", expresó, y agregó que Welker deberá responder ante la Justicia Penal por sus dichos.

Etchebarne solicitará, en el escrito que presentará a la fiscal de Flagrancia de 3er Turno, Silvia Pérez, que cite a declarar a Welker y a Valdez para realizar un careo entre ellos. "De esa forma se sabrá quién miente", advirtió.

La abogada de Alcántara expresó que el próximo jueves denunciará penalmente a la Asociación Uruguaya de Fútbol ante la Fiscalía Especializada en Crimen Organizado, por entender que se le otorgaron credenciales y se firmó un Memorándum de Entendimiento con su cliente sin que fueran aprobados por el Consejo Ejecutivo de la Asociación.

Destacó que Alcántara, representante de la empresa coreana Hyundai, participó como intermediario en tres negocios: la instalación de las luces del Estadio Luis Franzini de Defensor-Sporting; la remodelación del Estadio Centenario y la instalación del software de reconocimiento facial en dicho escenario deportivo.

fachada de la AUF
Foto: Fernando Ponzetto

"Las autorizaciones que Valdez le daba a Alcántara lo indujo a error porque no eran oficiales", dijo Etchebarne. Y agregó: "El Ejecutivo de la AUF no controlaba nada y eso que se trataba de un negocio de US$ 250 millones".

Según el Estatuto de la AUF, las funciones del presidente son: representar a la Asociación Uruguaya de Fútbol, conjuntamente con el Secretario General; presidir las sesiones de la Asamblea General y del Consejo Ejecutivo; hacer cumplir las resoluciones acordadas; firmar, conjuntamente con el Secretario General, las actas, la correspondencia, etc".

A juicio de Etchebarne, en las cartas enviadas a Hyundai y a Alcántara faltó la firma del Secretario General de la AUF.

De los tres negocios impulsados durante la administración Valdez, se colocaron las luces del Estadio Luis Franzini y se instaló el sistema de reconocimiento facial de los hinchas.

Copa del Mundo.

En diciembre de 2015, la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO), organismo que gestiona el Centenario, presentó un concurso nacional e internacional para lograr la refacción del estadio. Esa idea nunca llegó a formalizarse.

El secretario de Deportes, Fernando Cáceres dijo a El País que el estadio "no cumple con ninguna de las condiciones que establece FIFA para un mundial". Por este motivo, "debe ser reestructurado y reformulado en su totalidad", dijo Cáceres.

En realidad, Uruguay no cuenta con ningún otro estadio que cumpla con las exigencias que demanda la FIFA, agregó. El único que "se le acerca" es el del Club Atlético Peñarol.

Hyundai se presentó en la AUF como interesada en la remodelación del Estadio Centenario y sus alrededores. En Uruguay, los representantes de la compañía coreana eran los lobistas Walter Alcántara y el griego Dimitrios Kaggioglou.

En una carta, fechada el 30 de mayo de 2016, Valdez señala a Hyundai Corporation que Alcántara y Kaggioglou eran "los intermediarios exclusivos" de la multinacional ante la Asociación Uruguay de Fútbol para el proyecto de remodelación del Estadio Centenario. "Y si fuera necesario, ambas personas (Alcántara y Kaggioglou) también podrían participar en algún otro proyecto subsidiario" de la AUF, agrega la misiva.

Según los audios enviados por Alcántara al dirigente de fútbol Arturo del Campo, Valdez habría pedido "una puntita" de la remodelación del Estadio Centenario.

El 9 de mayo de 2016, en otra carta enviada al empresario asiático Jacob Lee y con el membrete de la AUF, Valdez señaló que informó a "su representante en Uruguay, Walter Alcántara" que había finalizado el trabajo de una comisión sobre la refacción del Centenario. Agregó que, en caso de que le interesara el negocio, "nos gustaría recibirlo en la comisión entre el 20 y el 28 de mayo de 2016". Al finalizar la misiva, Valdez aprovechó la oportunidad para invitar al empresario a asistir al partido amistoso de Uruguay con Trinidad y Tobago.

Para Valdez, Julio Ríos es el autor intelectual

Edgard Welker, presidente de la AUF. Foto: Gerardo Pérez
Edgard Welker.  Foto: Gerardo Pérez

El expresidente de la Asociación Uruguay de Fútbol (AUF) reveló ayer que su predecesor, Wilmar Valdez, está convencido que el periodista Julio Ríos fue el "autor intelectual" de los hechos que terminaron originando su renuncia a las elecciones de la AUF y a la propia presidencia del organismo.

En diálogo con 100% Deporte (Sport 890), Welker confirmó que los audios que generaron la dimisión de Valdez terminaron siendo fundamentales para motivar una acción firme de la Conmebol contra la AUF.

Welker recordó que Valdez "era un hombre derrotado anímicamente", mientras que ahora lo observó "con ganas de dar batalla, enojado (...) Él entiende —así me lo dijo— que fue sujeto a una extorsión para que el resultado fuera justamente este, el de bajarse de la candidatura. Algo que fue premeditado, claramente".

Welker siguió adelante en su narración del diálogo mantenido con Valdez: "Me recordaba lo que fue esa semana y que hay un periodista involucrado, claramente, que le hizo reportajes anteriores a mostrar los audios. Reportajes que él mismo en su momento valoró, me dijo: qué bien me trató en ambos reportajes. Valdez cree que en realidad le estaban haciendo una cama, y así fue. El día que lo citaron a la casa del periodista le dijeron: mirá, acá tengo una bomba atómica. ¿Qué hacemos con esto?. Escuchó parte de algunos audios, pidió que no le hicieran escuchar más y le dijeron que tenían unos 20 audios más. Valdez me dijo: "ahí mismo, shoqueado, empecé a tomar decisiones que no fueron las mejores".

Cuando se lo consultó a Welker si los hechos narrados sobre la participación de Julio Ríos eran todas palabras de Valdez, Welker indicó: "Son palabras de Valdez, no mías".

Ríos, le respondió en el mismo programa unos minutos más tarde. "Es falso lo que dice. No soy el autor intelectual de esto", aseguró.

Protagonistas

Wilmar Valdez
Wilmar Valdez
Expresidente de la AUF

Dijo que fue obligado a dejar su cargo en la AUF y a renunciar a su candidatura a la presidencia. Presentó una denuncia por extorsión contra el intermediario Walter Alcántara, el que grabó cinco horas de conversaciones entre ambos durante 2015 y 2016.

Arturo del Campo
Arturo del Campo - Candidato a presidente de AUF
Excandidato a la presidencia de AUF

Ante la insistencia de Alcántara, Del Campo pidió que le mandara audios editados de las conversaciones con Valdez. Alcántara envió 21 audios. En el entorno de Del Campo se cree que este fue víctima de una jugada política para desacreditarlo.

Silvia Pérez
Fiscal Silvia Perez
Fiscal de flagrancia de 3er turno

En una primera etapa, la fiscal se concentrará en la investigación de un eventual delito de extorsión contra Valdez. Luego indagará si de los audios surge algún caso de corrupción pública. Pidió a Policía Científica que pericie el celular de Alcántara.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º