EXPLOTACIÓN SEXUAL

Denuncian filtración de datos en caso de trata de personas

La fiscal de Delitos Sexuales, Silvia Lovesio, denunció que uno de los abogados defensores de un caso de trata de personas había tenido acceso a información reservada del caso.

La defensa de la prostituta rechaza la decisión del juez. Foto: AFP
Seis personas fueron procesadas por delitos de trata de personas por explotar sexualmente a 10 mujeres centroamericanas. Foto: AFP

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El mensaje de la madame de dos whiskerías fue claro. “No digas que fui yo que te contraté, decí que no tengo nada que ver en este asunto. Sabés lo que puede pasar”.

Los dichos de la madame de dos burdeles, uno ubicado en Montevideo y otro en Guichón (Paysandú), fueron revelados por la Fiscalía en una reciente audiencia realizada en el Juzgado Penal de 36° Turno, cuya titular es la jueza Marcela Vargas.

Durante su exposición, la fiscal de Delitos Sexuales, Silvia Lovesio, dijo que había 10 víctimas de supuestos casos de trata de personas de nacionalidad centroamericana ubicadas por investigadores de la Dirección de Lucha contra el Crimen Organizado e Interpol.

Entre los procesados en esta causa se encuentran la madame, su hija, una pareja de cubanos y dos policías de Paysandú.

Lovesio explicó en la audiencia que las voces de los audios con las declaraciones de las 10 víctimas fueron distorsionadas para que no pudieran ser identificadas. Sin embargo, los abogados defensores se quejaron de que los audios no se escuchaban bien.

La fiscal replicó que se procedió a la transcripción de los mismos y que, en breve, estos serán entregados a las defensas.

Por su parte, el fiscal adscripto, Franco López, relató que mientras declaraba en la Fiscalía la madame logró que las meretrices hicieran una manifestación afuera para protestar con carteles por su detención.

Según el fiscal, los operadores judiciales fueron obligados a salir del juzgado escoltados por la Policía.

Hasta ahí se trataba de una audiencia “sui generis” al decir de la jueza Vargas. El propósito de la misma era analizar entre todas las partes si las defensas habían tenido o no acceso a todas las actuaciones como corresponde.

Sin embargo, en la mitad de la audiencia, el abogado de uno de los policías sanduceros, Roberto Suárez, señaló que su defendido era inocente y dejó entrever que basaba su opinión en un testimonio de una audiencia pasada.

Lovesio dijo a la jueza Vargas que iba a informar a la Fiscalía General de la Nación que uno de los defensores había señalado que conocía el trabajo de Inteligencia y que había obtenido la copia de una audiencia reservada por tratarse de un caso de trata de personas. Y agregó: “Lo que queda en evidencia es algo que nosotros (los tres integrantes de la Fiscalía de Delitos Sexuales) ya veníamos observando en esta investigación. Uno de los señores defensores está manejando información reservada (de la) que únicamente podrían tener conocimiento la Fiscalía y el oficial del caso de Interpol y todo su equipo”.

Lovesio dijo a la jueza Vargas que quería que sus palabras quedaran registradas en actas. “Por lo tanto, acá hubo una filtración de información (de la investigación fiscal)”, expresó.

La fiscal dijo a la jueza Vargas que pretendía denunciar el hecho en el propio juzgado para que se pueda realizar una investigación.

Jueza Vargas: ¿Usted está solicitando que se ponga en conocimiento a esas instituciones a través de la Justicia?

Fiscal Lovesio: Sí. Esto (los dichos del abogado Roberto Suárez) es una prueba de algo (de lo) que nosotros teníamos la sospecha y lo estábamos investigando. Que obviamente alguien está filtrando información. Por las manifestaciones del doctor Suárez surge que está manejando información absolutamente reservada y me parece un hecho muy grave.

Un acta.

Consultado por El País, Suárez dijo que la denuncia de Lovesio “no tiene fundamento alguno” y agregó que la fiscal no entendió sus dichos o él se expresó mal cuando manifestó que poseía una copia de una audiencia reservada.

Insistió en que no tiene copia de ninguna audiencia reservada sino que lo que posee es un acta que una abogada de oficio le entregó a su cliente.

Suárez ironizó sobre las acusaciones de que realiza tareas de Inteligencia.

“Vivo en Paysandú y esa fue la primera vez que fui a una audiencia judicial en Montevideo”, concluyó.

Defensores acusaron a la Fiscalía de ocultar pruebas; la fiscal lo negó

El abogado particular Raúl Estomba y la defensora pública Paola Vitale cuestionaron en el juzgado la demora de la Fiscalía de Delitos Sexuales en entregar audios de las declaraciones de las víctimas que fueron pruebas claves para procesar a sus defendidos.

Estomba dijo a El País que una de sus defendidas hace cinco meses que está presa pese a que en los audios nadie la menciona en actividades de reclutamiento de meretrices.

Y agregó que los audios no le fueron entregados por una decisión interna de la Fiscalía.

Vitale, por su parte, dijo que “se alteró” en forma desequilibrada el esquema de igualdad del acceso a la información entre la Fiscalía y la defensa. Por su parte, la fiscal Silvia Lovesio rechazó los dichos de los defensores y advirtió que las identidades de víctimas de un delito de trata de personas tienen protección especial por ley.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados