EL ESCÁNDALO EN LA AUF Y SUS CONSECUENCIAS

Denuncian a Alcántara a raíz de un incidente en estudio de prestamista

El martes 11, víctima relató el hecho en audiencia en juzgado de concurso

Caso. La abogada Silvia Etchebarne y su cliente Walter Alcántara. Afirma que no hubo agresión. Foto: Francisco Flores.
La abogada y su cliente afirman que no hubo agresión. Foto: Francisco Flores.

El intermediario Walter Alcántara fue denunciado penalmente por supuestas agresiones a la exsecretaria del escribano y prestamista Alberto Zoulamian, cuando concurrió a dicho estudio a buscar dinero acompañado por su hermano.

El incidente trascendió en una audiencia complementaria realizada el martes 11 en el juzgado de Concurso de 2° Turno, cuyo titular es el juez Álvaro González, en el expediente “Tovagliare José y otros contra Pix. Verificación de créditos”. Pix era una financiera vinculada al estudio de Zoulamian.

Alcántara es un hombre vinculado al mundo del fútbol. Enfrenta una denuncia penal chantaje y extorsión realizada por el expresidente de la AUF, Wilmar Valdez.

En la audiencia, la exsecretaria Patricia C. relató que trabajó durante 10 años en el estudio de Zoulamian y renunció al empleo en agosto de 2017.

Tras advertir que no conocía la actividad de intermediación que se realizaba en el estudio, Patricia C. testificó que un cliente y su hermano fueron un día a la empresa a buscar dinero y “yo no lo tenía”.

Y agregó que esas personas “me agredieron, me pegaron, me insultaron. No sé qué dinero tenía que entregar. A mí no me habían dado nada”, señaló.

Patricia C. expresó que le dijo a uno de los recién llegados que en el estudio no había ningún titular.

“Una de las personas recién llegadas no me entendía. Esa persona era Walter Alcántara. En realidad me agredió el hermano que no recuerdo el nombre. Yo hice la denuncia policial y vino la emergencia”, declaró la exsecretaria de Zoulamian. Y agregó que no sabía quien tenía que haber dejado el dinero para Alcántara y su hermano y no hablaban de suma alguna.

“Alcántara era cliente habitual del estudio. No sé qué negocios tenían. En algún momento creo que habían dejado algún sobre para él y yo se lo entregué. No sabía qué había dentro del sobre”, sostuvo Patricia C.

En otro tramo de su declaración, la exsecretaria dijo que en el momento de la agresión no había ningún negocio ni expediente relacionado con Alcántara. “En el estudio me dijeron que no iba a pasar más, que ahora para ingresar al estudio iban a pedir cédula. Nadie se preocupó de cómo estaba yo cuando vino la Policía”, agregó ante el juez González.

La abogada de Alcántara, Silvia Etchebarne dijo a El País que la denuncia de la exsecretaria de Zoulamian por supuestas agresiones fue derivada al Juzgado Penal de 23° Turno, cuyo titular es Tabaré Erramuspe.

“Ocurrió el año pasado. Estamos esperando si lo citan o no a mi cliente. Pero él no agredió a la denunciante”, dijo la penalista.

Alcántara recibió un préstamo de Zoulamian por US$ 250.000. A cambio, Alcántara le entregó varios cheques.

“Mi cliente fue pagando ese préstamo”, agregó Etchebarne.

Posteriormente, Alcántara necesitaba mostrar solvencia y cambió en el estudio seis cheques por uno de un monto elevado. “La versión de mi cliente es que fueron a buscar cheques al estudio de Zoulamian”, explicó Etchebarne.

Poco después del incidente con la secretaria, Alcántara, Zoulamian, su secretaria, Claudia Seijas y Etchevarne se reunieron en un bar céntrico.

“Zoulamian y Alcántara tienen una buena relación. Nos trasmitió en esa reunión que no había problemas, que su secretaria era muy nerviosa”, explicó la abogada.

Alcántara y Etchebarne aguardan citaciones.

Según la profesional, su cliente “no tiene problemas en concurrir a declarar; no agredió a la exsecretaria de Zoulamian”.

Los audios, un lobista y la intervención de FIFA.

Walter Alcántara era un empresario que vendía servicios de alquileres de camionetas para la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

Cuando asume Wilmar Valdez como presidente de la Asociación, Alcántara era un hombre conocido en el ambiente del fútbol. En febrero de este año cerró su arrendadora.

En julio de este año, trascendió que Alcántara había grabado por lo menos cuatro conversaciones sobre proyectos que impulsaba la AUF: la remodelación del estadio Centenario y la instalación del sistema de reconocimiento facial para dicho escenario.

En una entrevista concedida a El País, Alcántara dijo que Valdez cobraba comisiones. Valdez negó. El caso es investigado por la Justicia. Los audios grabados por Alcántara fueron claves para que la FIFA interviniera la AUF.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º